Paracaidismo, uno de los deportes extremos más divertidos

Fernando Clementin 20 junio, 2018
Desde luego que hacer paracaidismo es una experiencia fuera de lo normal y que nos ayudará a disfrutar y olvidar la rutina y el estrés diario, quienes lo prueban caban repitiendo, por algo será

Muchas personas incluyen el paracaidismo en la lista de actividades a realizar al menos una vez a lo largo de sus vidas. Otros, por su parte, están enamorados de este deporte extremo, que reporta grandes ventajas y pone a prueba todo aquel que se atreva a experimentarlo.

¿Te has preguntado qué se siente lanzarse desde miles de metros de altura, tal y como si estuvieras volando? El paracaidismo te permite sentir esta sensación.

Para muchos, quizás suene como algo impensado, una de esas cosas que se hacen —si es que se hacen— en un momento determinado de la vida y solo para cumplir con el anhelo de adrenalina. Pero también están quienes se volvieron habitués de este deporte.

A continuación, profundizaremos sobre los encantos y los posibles riesgos de esta actividad. ¿Qué se necesita para probarla? ¿Está contraindicada para ciertos individuos? Descubre más a continuación.

Consejos para hacer paracaidismo.

Beneficios del paracaidismo

Más allá de los riesgos que conlleva toda actividad extrema, el paracaidismo también ofrece grandes virtudes para quienes lo practican. Algunos de ellos son:

1. Generación de adrenalina

Las situaciones de peligro —controladas y tomando medidas de seguridad, por supuesto— producen que el cuerpo libere adrenalina. Se trata de una hormona que sirve para poner nuestro cuerpo en alerta, listo para reaccionar ante cualquier amenaza.

El efecto biológico que se da es la contracción de los vasos sanguíneos —salvo en los músculos esqueléticos— , la dilatación de las vías respiratorias y el aumento de la frecuencia cardíaca; todo con el fin de potenciar una respuesta inmediata.

Asimismo, nuestro cerebro se vuelve mucho más activo y los sentidos se agudizan. El cuerpo se pone en un estado de atención total a los estímulos externos causantes de esa sensación de peligro.

Todo esto hace que el cuerpo conozca sus límites y explore nuevas facetas, a las que quizás nunca haya tenido acceso. Este cambio en el metabolismo habitual es sumamente productivo; tras una actividad extrema, te sentirás enérgico y sumamente distendido.

2. Mejora el rendimiento físico

Por las acciones metabólicas antes mencionadas, el cuerpo adquiere capacidades que pueden ser nuevas, o que son, por lo menos, poco habituales. En estos momentos, tus reacciones y reflejos son mucho más veloces, así como tu fuerza también alcanzará niveles poco frecuentes.

Del mismo modo, la resistencia y la velocidad se multiplican. ¿Has notado como, en situaciones de peligro, logras correr más rápido que nunca? Ese es el efecto de la adrenalina en el cuerpo: despierta todo nuestro potencial.

Precauciones para hacer paracaidismo.

3. Fortalece la musculatura

Al igual que muchas otras actividades físicas, el paracaidismo requiere de esfuerzo físico para practicarlo. Durante la caída, necesitaremos contraer los músculos del core para obtener estabilidad y control; asimismo, los brazos deben estar firmes para sujetar el paracaídas.

En el momento del aterrizaje, será necesaria una buena fuerza de piernas para controlar la caída. Por supuesto, todo este desgaste genera los mismos beneficios que los deportes convencionales: se queman calorías, se liberan endorfinas y se mejora la resistencia general de la musculatura.

4. Superación

Son pocas las personas a las que les apetece lanzarse desde más de tres mil metros de altura solo por placer. Pero de eso se trata el paracaidismo: hay que abrir la mente, conocer nuestros límites y mirar la vida desde otra perspectiva. ¿Existe una forma más radical de salir de la zona de confort? Luego de hacerlo, te sentirás confiado, casi invencible.

Medidas de seguridad necesarias para hacer paracaidismo

Lógicamente, el paracaidismo no se trata solo de subir a un avión, colocarse el paracaídas y lanzarse. Se necesitan y exigen ciertas condiciones para poder vivir esta experiencia y no correr riesgos al hacerlo.

Por lo general, las instituciones que ofrecen este entretenimiento —tanto para principiantes como para avanzados— ofrecen los equipos adecuados para hacerlo. Estos deben estar en buenas condiciones y contar con las medidas preventivas obligatorias.

Asimismo, instructores capacitados acostumbran a acompañar a las personas o los grupos en cada caída. Su función es verificar que todo esté bien colocado antes del salto, así como dar coordenadas sobre cuando abrir el paracaídas y en qué momento preparar el aterrizaje, entre otras cosas. En las caídas en tándem, además, son ellos los encargados de manipular el paracaídas.

Contraindicaciones

Por ser una actividad que lleva al organismo a su límite, el paracaidismo no se recomienda para quienes sufren problemas cardíacos o respiratorios. En general, todos aquellos que padecen alguna afección crónica tienen prohibida la realización de este deporte.

Además, y con toda lógica, las personas que se encuentren bajo los efectos de alguna medicación o que hayan ingerido sustancias tóxicas —alcohol o drogas— no tendrán permitido hacer paracaidismo.

Antes del inicio de la sesión, todas estas informaciones deberán ser suministradas al instructor, quien será el encargado de evaluar quién está apto y quién no para el lanzamiento.

Si quieres experimentar sensaciones nuevas y extremas, no lo pienses más: el paracaidismo es tu opción. Muchos de los que lo han probado afirman sentirse como nuevos luego del salto, y de hecho vuelven a repetirlo muchas veces. Sin dudas, una alternativa que debería estar en nuestra lista de cosas por hacer antes de morir.

Te puede gustar