Qué es el rugby 7

Este artículo fue redactado y avalado por por el periodista deportivo Fernando Clementin
· 10 junio, 2019
Menos jugadores, más espacios y jugadas espectaculares. El rugby 7 tiene mucho que ofrecer y es por eso que reúne tantos fanáticos en todo el mundo.

El famoso rugby 7 podría calificarse como un ‘hermano menor’ del deporte tradicional; la principal diferencia entre ambos es la cantidad de jugadores. Más allá de esto, existen ciertas particularidades sobre este deporte que es conveniente saber. Te las contamos en el siguiente artículo.

Probablemente hayas visto en los Juegos Olímpicos o en otras competencias de índole internacional o nacional un rugby diferente al que solemos ver en las grandes ligas. Se trata del rugby 7, también denominado rugby a siete, seven a side (‘siete por lado’) o simplemente seven. ¿Qué debemos saber sobre esta disciplina?

Siete datos importantes sobre el rugby 7

1. Historia y evolución

Esta modalidad del deporte inglés tiene su origen en el año 1883; fue inventado por un escocés llamado Ned Haig para conseguir fondos para el club que integraba. No obstante, no fue hasta 1973 que se disputó el primer duelo entre selecciones, también en Escocia.

En 1993 se jugó la primera Copa del Mundo de Rugby 7, mientras que desde 1999 se lleva a cabo la Serie Mundial de Rugby 7. Esta competencia consiste en una serie de eventos (suelen ir de 7 a 10 certámenes) en los que se miden selecciones nacionales.

Con respecto a la rama femenina, la primera competencia fue en 1997, en Hong Kong. El campeonato mundial, en tanto, se realiza desde el año 2009 en el mismo escenario que la masculina. También se juega la Serie Mundial desde 2011.

2. Cuestiones reglamentarias

En este sentido, el rugby 7 es en verdad muy parecido al de quince jugadores. Se juega con reglas casi idénticas, mientras que el campo de juego es exactamente el mismo —100 m de largo por 70 m de ancho—, así como también la meta —denominada ‘H’— y el sistema de puntuación.

El tiempo de juego es algo verdaderamente llamativo. Se juegan 14 minutos netos —es decir que se detiene el reloj cuando el balón no está en juego— en dos mitades con un descanso de solo 2 minutos. En caso de empate, se juegan dos tiempos suplementarios de 5 minutos cada uno. Por este particular detalle, es común que se disputen varios encuentros y hasta torneos en un solo día.

En cuanto a la técnica y las destrezas, se juega igual al rugby tradicional. Es decir que el pase debe ser siempre hacia atrás —salvo la patada, que puede ir hacia adelante— y se puede realizar placajes para derribar al rival y recuperar el balón.

El rugby es uno de los deportes que se inventaron en Inglaterra.

3. Características del juego

Por supuesto, este deporte se distingue por ser particularmente dinámico. Para entender esto, solo hace falta pensar que se usa una cancha en la que habitualmente compiten 30 jugadores para un juego entre solo 14 hombres o mujeres.

Debido a ello, se trata de una disciplina que resulta espectacular para ver; incluso suele ser más apasionante para muchos que el rugby tradicional. Los jugadores no solo necesitan ser fuertes para el contacto físico, sino también ágiles y técnicos, para aprovechar los grandes espacios que suelen generarse.

4. Posiciones del rugby 7

Para jugar al rugby 7, se puede optar por diversos puestos en el campo, tal y como ocurre en tantos otros deportes. Esta elección tendrá mucho que ver con las características físicas y los recursos técnicos del jugador, además de sus preferencias, claro.

Por lo tanto, podemos distinguir entre tres funciones, que son iguales a las del rugby tradicional:

  • Delanteros: los forwards son los más corpulentos, se dedican a ‘romper’ la defensa rival y a generar espacios para los backs.
  • Medio scrum: es el encargado de comandar las jugadas de ataque y de ‘unir’ a los delanteros.
  • Backs: los zagueros son los jugadores más veloces, quienes suelen aprovechar los huecos en la defensa para marcar anotaciones.

5. Diferencias con el rugby tradicional

Así como el número de jugadores difiere, lo mismo ocurre con las sustituciones. No se cuenta con 8 suplentes por equipo, sino con 5; de igual modo, los cambios pasan de 8 a 5 por lado. 

Por otro lado, el intermedio es solo de 2 minutos —en vez de 10—, el scrum se hace con 3 hombres en lugar de 8 y las conversiones —el tiro a meta tras un try— debe hacerse con un puntapié de sobrepique.

Las tarjetas amarillas conllevan para el jugador infractor una suspensión de 2 minutos en lugar de 10 minutos. No obstante, esta pena es bastante más estricta, ya que el porcentaje de juego que el jugador se pierde es mayor; además, perder un hombre entre siete es peor que no contar con uno de quince.

6. Equipos destacados

Al igual que en el rugby tradicional, Nueva Zelanda es uno de los grandes destacados en el rugby 7, incluso en la rama femenina; ha ganado 11 de las 14 Series Mundiales masculina. Fiji, Sudáfrica y Samoa son otras selecciones fuertes.

El rugby, ya sea amateur o profesional, ofrece grandes beneficios para el cuerpo y la mente.

Australia, Argentina y Gales también son reconocidas; no así Francia o Escocia, que no se destacan en esta disciplina tanto como en el deporte clásico.

7. El rugby 7 en los JJOO

En las ediciones del principio del siglo XX, el rugby fue un deporte olímpico. No obstante, esto se interrumpió desde 1924 y solo se revirtió en 2016, cuando el rugby de a siete se incluyó en los Juegos de Río.

Fiji, Reino Unido y Sudáfrica ganaron las primeras medallas de oro, plata y bronce respectivamente luego de la vuelta de este deporte al evento máximo del deporte mundial. En la competencia de mujeres, Australia, Nueva Zelanda y Canadá fueron los conjuntos que se subieron al podio.

  • Manual para empezar a jugar al rugby. Training Passport. Disponible en: https://passport.worldrugby.org/?page=beginners&p=3
  • Rugby 7. Wikipedia. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Rugby_7#Variaciones_de_las_reglas_de_juego
  • Enciclopedia visual JJOO Rio 2016: Rugby a 7. Marca. https://www.marca.com/juegos-olimpicos/rugby/todo-sobre.html