Todo lo que debes saber del waterpolo

Óscar Dorado · 28 marzo, 2019
Si te atraen los deportes considerados 'menos populares', el waterpolo es una alternativa que necesitas considerar. Es una disciplina muy demandante, pero con enormes beneficios físicos para sus practicantes.

El waterpolo es un deporte acuático que se juega en una piscina y en el que compiten dos equipos entre sí con una pelota. El objetivo es simple: colocar el balón en la portería del equipo contrario, como en el fútbol.

Sin dudas, se trata de un deporte extremadamente divertido. El waterpolo es un deporte parecido al balonmano: los equipos están formados por un portero, un defensa, dos jugadores que forman una línea externa, dos aleros y un pívot.

En lo que respecta al partido, se juega durante cuatro períodos de 8 minutos, con 2 minutos de descanso entre cada cuarto. Entre otras cosas, se trata de un deporte en el que se necesita mucha energía y que requiere técnica, resistencia y fuerza física.

Una de las características principales de esta disciplina deportiva es que los jugadores deben mantenerse a flote durante el juego, hecho que añade algo más de dificultad y que requiere que los jugadores dispongan de una buena forma física.

Para ser un buen jugador de waterpolo, tienes que desarrollar fuerza muscular, mejorar tu rapidez, aumentar la resistencia y perfeccionar la técnica. ¡Es una actividad sumamente completa y exigente!

Beneficios del waterpolo

El waterpolo es un deporte que trae consigo muchos beneficios. A continuación, te contamos cuáles son las ventajas de practicarlo:

1. Pérdida de peso

No es una sorpresa que el waterpolo permita quemar un montón de calorías. Debes tener en cuenta que el hecho de mantenerse a flote durante todo el partido consume mucha energía. Por si fuera poco, los jugadores también realizan los desplazamientos de un lado al otro de la piscina.

El waterpolo es un deporte que perfectamente pueden practicar los niños.

2. Deporte de bajo impacto para las articulaciones

El waterpolo es un juego intenso y físico, pero el hecho de que se juegue en el agua significa que es mejor para las articulaciones y los músculos que cualquier otro deporte que se practique en otra superficie más dura.

En comparación con otros deportes, el waterpolo es un deporte de bajo impacto para las articulaciones, lo cual es ideal para evitar lesiones. Desde luego, esto no quiere decir que no puedan ocurrir, ya que esa posibilidad siempre nos acompaña en casi todas las disciplinas.

3. Deporte de resistencia

El waterpolo pone a prueba el sistema cardiovascular, y también la capacidad pulmonar. Por ello, para ser un buen jugador, es necesario trabajar la respiración, lo que significa que se debe aprender a dominar y gestionar los esfuerzos.

No olvides que se trata de un juego de alto ritmo en el que, esencialmente, estás entrenando a intervalos y desplazándote de un extremo a otro de la piscina.

Las reglas del waterpolo

El waterpolo combina velocidad y fuerza, así como trabajo en equipo y un alto nivel de condición física. El ganador del partido es el equipo que marca más goles. Los jugadores no pueden tocar el fondo de la piscina y tienen que sostener su cuerpo en el agua durante todo el tiempo reglamentario.

Equipos en el waterpolo

A cada equipo se le permite tener siete jugadores en el agua al mismo tiempo: seis de campo y un portero. Los jugadores pueden mover la pelota lanzándola a un compañero de equipo o nadando mientras empujan la pelota frente a ellos. Solo pueden sostener la pelota con una mano, con la excepción del portero, que puede usar ambas manos.

Una de las características es que los jugadores pueden ser sustituidos en cualquier momento. Dado que es un juego tan rápido y bastante agotador, a cada equipo también se le permite un máximo de seis sustitutos, con un portero y cinco jugadores de campo.

Desarrollo del juego

Los partidos comienzan con el lanzamiento de una pelota en el medio del campo, con los jugadores alineados a lo largo de sus propias líneas de meta. El primer equipo en alcanzar la pelota es el que tendrá la primera posesión del juego.

El waterpolo es un deporte de equipos, en el que la comunicación entre los jugadores es muy importante.

A cada equipo solo se le permite sostener la pelota por un máximo de 30 segundos antes de tirar para convertir un gol. Si no lo han hecho, la posesión pasa al otro equipo.

Después de cada gol, el equipo que ha recibido el tanto reanudará el partido con el balón. En ese momento, todos los jugadores de cada equipo deben estar en su propia mitad cuando se reanude el juego. Los partidos de waterpolo tienen dos árbitros, uno a cada lado de la piscina.

Como has podido observar, el waterpolo es uno de los deportes que trae consigo mayores beneficios para la mente y el cuerpo. Si todavía no lo has probado, ¿a qué estás esperando para practicarlo? ¡Te sorprenderá lo mucho que contribuirá para la mejora de tu forma física!

  • Uljević, O., & Spasić, M. (2009). Anthropometric Characteristics and Somatotypes of Young Water Polo Players. Nase More, 56(1/2), 77–84. https://doi.org/Article
  • Pallarés, S., Azócar, F., Torregrosa, M., Selva, C., & Ramis, Y. (2011). Modelos de trayectoria deportiva en waterpolo y su implicación en la transición hacia una carrera profesional alternativa. Cultura, Ciencia y Deporte, 6(17), 93–103. https://doi.org/10.12800/ccd.v6i17.36
  • Alcaraz, P. E., Rodríguez, N., Abraldes, J. A., Argudo, F. M., Ferragut, C., & Vila, H. (2012). Relationship between characteristics of water polo players and efficacy indices. Journal of Strength and Conditioning Research, 26(7), 1852–1857. https://doi.org/10.1519/JSC.0b013e318237ea4f