Sedes de Juegos Olímpicos abandonadas

Este artículo fue redactado y avalado por por el periodista deportivo Fernando Clementin
· 15 junio, 2019
Muchas personas se oponen a la organización de los Juegos Olímpicos alegando que las inversiones en infraestructura acaban siendo un desperdicio a largo plazo. Presentamos algunos ejemplos que avalan esta afirmación.

Cada cuatro años, las ciudades que tienen el honor de ser sedes de los Juegos Olímpicos reciben la atención de todo el mundo y millones de visitantes llegan a disfrutar de este espectáculo único. No obstante, cuando las luces se apagan y los telones se cierran, la realidad de estos lugares cambia radicalmente.

Tanto los gobiernos de las ciudades y los países anfitriones como el propio Comité Olímpico Internacional realizan importantes inversiones para que los estadios y las villas olímpicas luzcan magníficas durante estos eventos.

No obstante, esto conlleva a la larga unos costes de mantenimiento que a menudo escapan a las posibilidades de cada Estado. Además, más allá de los propios Juegos, muchas veces no se justifica tamaño desembolso de dinero para mantener estructuras que se usan escasamente.

4 sedes de Juegos Olímpicos abandonadas

Por los motivos que antes mencionamos, muchas ciudades cuentan con instalaciones de primer nivel que han quedado abandonadas y se deterioran con el paso del tiempo. A continuación, mencionaremos algunas que llaman poderosamente la atención:

1. Instalaciones de Pekín 2008

Sitios espléndidos como el estadio Nido de Pájaros —el principal de esta edición de los Juegos—, el microestadio de beach volley y hasta las mascotas son retratos que ilustran perfectamente la situación que aquí comentamos. Lo que agrava el hecho es que estos JJOO fueron los más caros de la historia.

En China, las ruinas olímpicas llaman mucho la atención de los visitantes.
Imagen: Libre Mercado.

Estos lugares han quedado semidestruidos por el desuso y la falta de mantenimiento. Incluso la vegetación ha comenzado a crecer en varios de ellos, lo que produce la sensación amarga de pensar en todos los recursos invertidos que se han echado a perder en tan poco tiempo.

2. El abandono de las sedes de Juegos Olímpicos Rio 2016

Nuevamente, el poco tiempo transcurrido desde esta cita olímpica no es impedimento para que los estadios brasileños se vean afectados por el abandono. Las imágenes son elocuentes: se ven butacas desechadas en un depósito, agua estancada y pistas y campos destruidos.

Las sedes de los Juegos Olímpicos muchas veces quedan abandonadas.
Imagen: elconfidencial.com

Ni siquiera el mítico estadio Maracaná, símbolo del fútbol —deporte más popular en Brasil— ha podido salvarse. Su campo está deshecho, las butacas rotas, ¡y hasta han cortado el suministro eléctrico por falta de pago!

3. Las nuevas ruinas de Atenas

Para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, se gastaron más de doce mil millones de dólares en infraestructura. Además, como el gobierno griego decidió no recurrir a patrocinadores privados —algo habitual en eventos de este calibre— el dinero salió en gran parte de las arcas públicas, más los aportes del COI.

Es cierto también que gran parte de las obras se realizaron en la ciudad misma, con la mejora de las autopistas, nuevos medios de transporte públicos y otras mejores de esta índole.

No obstante, en lo que respecta a los campos deportivos, la situación de abandono hoy es notable. Incluso ha pasado algo similar con el aeropuerto Hellinikó, construido unos años antes del gran evento, pero hoy totalmente en desuso. Apenas algunas piscinas del complejo acuático y ciertos campos de fútbol y baloncesto han sido mantenidos y se siguen utilizando.

Atenas es otra de las sedes de Juegos Olímpicos abandonados.
Imagen: BBC.

4.  Sarajevo 1984 y Atlanta 1996, otros dos casos emblemáticos

La capital de Bosnia Herzegovina fue la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1984. En la actualidad, la mayor parte de las instalaciones se encuentran desoladas, producto de la guerra civil que vivió Sarajevo hace poco tiempo.

Lo de Atlanta, en cambio, es algo más peculiar: un año después de los Juegos, el Estado decidió demoler estructuras como el estadio principal —Centennial Olympic Stadium— para reemplazarlo por el campo de béisbol del equipo local, los Atlanta Braves.

También se construyeron plazas de aparcamiento, y el pebetero quedó como un monumento más a un lado de una autopista.

La demolición del estadio de Atlanta 1996.
Imagen: lavozdelmuro.net

Finalmente, vale la pena aclarar que no todas las sedes de Juegos Olímpicos acaban abandonadas. De igual modo, no siempre este evento arroja pérdidas económicas.

Por ejemplo, Los Angeles 1984 y Barcelona 1992 son dos muestras del buen uso de estructuras ya existentes, lo que dio lugar a un ahorro de dinero muy importante. Además, muchos de estos lugares continúan en uso hasta hoy.

En definitiva, todo acaba siendo un negocio de costes que se multiplican, expectativas que superan la realidad y escasas ventajas a corto y largo plazo. Es por eso que la organización de los JJOO es resistida por mucha gente, más allá de ser un espectáculo que pone a una ciudad en la cima del mundo por un par de semanas.

  • El deplorable aspecto de los estadios de Beijing 2008, los Juegos Olímpicos "más caros de la historia". 2018. Infobae. https://www.infobae.com/america/fotos/2018/08/06/la-deplorable-aspecto-de-los-estadios-de-beijing-2008-los-juegos-olimpicos-mas-caros-de-la-historia/
  • El impactante deterioro de las sedes olímpicas de Brasil a seis meses de los Juegos. 2017. Infobae. https://www.infobae.com/fotos/2017/02/10/el-impactante-deterioro-de-las-sedes-olimpicas-de-brasil-a-seis-meses-de-los-juegos/
  • Óscar Valero. 2014. Las otras ruinas de Atenas, a 10 años de los Juegos Olímpicos. BBC. https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/08/140813_deportes_atenas_aniversario_olimpiadas_ruinas_sedes_jmp
  • Ander Ordoño. 2014. Esquiando las ruinas de una Ciudad Olímpica. Red Bull. https://www.redbull.com/es-es/esquiando-las-ruinas-de-la-ciudad-ol%C3%ADmpica-de-sarajevo