Analizamos a Novak Djokovic

Jorge Camon · 22 diciembre, 2017
El tenista serbio ostenta el número 1 mundial en el ránking de la ATP tras superar un periodo crítico en su juego y actitud en pista; en medio de una época con dos colosos de la historia del tenis, Nole ha sabido abrir su hueco

Novak Djokovic es un tenista serbio, nacido el 22 de mayo de 1987, y líder del actual de la ATP por méritos propios. Tras unos últimos tiempos un tanto convulsos, el jugador ha sabido sacar su mejor tenis para volver a lo más alto.

Títulos de Novak Djokovic

El serbio es considerado uno de los mejores tenistas de la historia, ya que es el cuarto jugador con más títulos por detrás de Roger Federer, Rafael Nadal y Pete Sampras.

Además de estos Grand Slam, Novak Djokovic ha conseguido 30 títulos ATP, para ser junto con Nadal, el tenista que más ha conseguido a lo largo de la historia.

Djokovic ha finalizado cuatro temporadas como número uno del ránking ATP y además, ha terminado diez temporadas entre los tres primeros de este ránking, convirtiéndose en el cuarto tenista en conseguirlo.

golpe de drive en el tenis, técnica y uso.

El 2015 fue el gran año del serbio, ya que consiguió un 93% de victorias; una cifra increíble. Fue capaz de alcanzar las 82 victorias por sólo 6 derrotas.

Como dato a destacar, 31 victorias de los 82 triunfos fueron contra integrantes del top 10; lo que significa un récord con mayor valor.

Estilo de juego

Su estilo de juego se caracteriza por la consistencia en el fondo de la pista, desde donde domina todas las facetas y se desenvuelve con soltura en todas las superficies.

Novak Djokovic es un tenista al que le gusta el juego agresivo y, por ello, sus golpes de fondo son consistentes, profundos y logran hacer daño a sus rivales.

También maneja a la perfección los cambios constantes en el ritmo de juego, para llevar al oponente de un lado a otro de la pista, lo que le permite asestar una gran cantidad de golpes ganadores.

Su mejor golpe es el revés paralelo, por su potencia y precisión. Además, resulta muy difícil hacerle aces y puntos directos, ya que es conocido por su agilidad y capacidad defensiva, algo que le permite llegar a bolas a priori imposibles.

El saque del serbio suele ser plano, con gran potencia y colocación. Se trata de una técnica que ha mejorado mucho desde 2009 y por ello la ha convertido en otra de sus principales armas.

Debido a su preferencia por el juego de fondo, Novak Djokovic no suele subir con asiduidad a la red, por lo que su golpe de volea podría ser su principal debilidad, de ahí que sus rivales hagan lo posible para que tenga que recurrir a él durante el punto.

El balcánico también ha mejorado mucho en su gestión psicológica para dejar de lado al jugador expresivo de antes y llegando a contener las emociones y aprendiendo a normalizar sus triunfos. Un tema sobre el que recientemente se pronunció Xavier Budó, técnico de Carla Suárez:

“En la actualidad la clave del éxito de Djokovic es que ha conseguido un equilibrio y un balance extraordinarios en las distintas áreas: técnico, táctico, físico y mental/emocional”.

– Xavier Budó –

Es considerado por muchos especialistas, ex jugadores, periodistas y aficionados como uno de los mejores jugadores de tenis de todos los tiempos. Y sus números lo avalan.

Últimos tiempos

El 2017 no fue un año demasiado bueno para el serbio, en gran parte por culpa de las lesiones. Empezó ganando el torneo de Doha frente al número uno del mundo, que ostentaba por aquel entonces Andy Murray.

Anécdotas deportivas del tenis.
Anécdotas y curiosidades del tenis.

Todo pintaba que iba a ser otra de las grandes temporadas de Djokovic, sin embargo, en el primer Grand Slam del año -el Abierto de Estados Unidos– cayó sorprendentemente en segunda ronda frente a Denis Istomin, puesto número 117 de la clasificación ATP.

En el ATP de Roma llega a la final, pero no fue capaz de derrotar a Alexander Zverev y, en el segundo Grand Slam de la temporada –Roland Garrós-, cae en cuartos de final frente a Dominic Thiem; con un 6-0 de por medio.

Llega Wimbledon, torneo en el que el serbio siempre se encuentra entre los favoritos. Su juego había mejorado y todo parecía irle de cara hasta que, en cuartos de final frente a Tomas Berdych, el serbio se lesiona y tiene que abandonar.

Tras esta fatalidad, Novak decide poner fin a la temporada por la lesión en el codo derecho. Como consecuencia, cae al número 12 de la clasificación ATP, lo que pone fin a la racha de más de diez años en el Top Ten. Pero su mala no iba a ser eterna, y en 2018 ha firmado un año impresionante para volver a reinar, con el asombro y cierto desconcierto del público por su cambio de actitud, que se ha traducido y de qué manera en buenos resultados.