Analizamos a Serena Williams

Jorge Camon · 29 octubre, 2018
Serena Williams ha sido por derecho propio la referencia femenina en el tenis mundial durante muchos años, con ciertas polémicas y lesiones a lo largo de su carrera, ha sabido aunar capacidad física y calidad como nadie para mantenerse en la cima

Serena Williams es una jugadora de tenis profesional procedente de Estados Unidos, que ha tenido en su poder la primera posición del Ranking ATP durante más de 300 semanas.

Se podría decir que lleva el tenis en los genes, ya que su hermana menor es otra de las mejores tenistas profesionales, Venus Williams. Entre las dos, han conseguido ocho medallas olímpicas.

Estilo de juego y títulos de Serena Williams

Su estilo de juego, marcado por su gran fortaleza tanto mental como física y sus poderosos golpes, han hecho que sea considerada como una de las mejores jugadoras de tenis de la historia.

“Creo que con mi hermana cambiamos el tenis femenino en base a potencia y estilo”.

-Serena Williams-

Esta superioridad a nivel físico y a nivel de juego ha quedado reflejada durante toda su carrera en la consecución de 39 títulos de Grand Slam, 23 de ellos han sido individuales, 14 en dobles femeninos (todos ellos ganados junto a su hermana Venus) y los dos últimos en dobles mixtos junto con Max Mirnyi.

Biografía deportiva de la tenista Simona Halep.
La tenista estadounidense, Serena Williams.

No es de extrañar que sea considerada como una de las mejores tenistas de la historia, incluso la mejor, debido a que tiene el récord de títulos Grand Slam en la era actual, tanto de mujeres como entre hombres.

Además de todos estos títulos de suma importancia, también cuenta en su palmarés con 23 títulos WTA. Pese a su indiscutible carrera deportiva y a todos los campeonatos conseguidos, Serena ha declarado recientemente:

“Nunca me aburro dentro de una cancha, siento placer por jugar al tenis y no me fijo en los títulos que conseguí, siempre quiero ganar y ganar, y ya planeo el próximo año con otros cuatro Grand Slam por delante como mis máximos objetivos”.

–  Serena Williams –

Carrera brillante a pesar de las lesiones

En 1999 tuvo problemas por la acumulación de partidos. Se retiró de un torneo con una tendinitis en sus dos rodillas y lo mismo se vio obligada a hacer en el Abierto de Alemania por una torcedura en el codo derecho. En ese mismo año tuvo que dejar de jugar Wimbledon por gripe.

En el año 2000 fue peor, en el segundo torneo en el que participaba en París se lesionó en la final. La peor lesión de la temporada fue en Amelia Island cuando en la segunda ronda tuvo que retirarse por una rotura de menisco del pie izquierdo, después de esta lesión se tomó tres meses de recuperación.

En agosto se volvió a lesionar, esta vez para un mes y fue en la final del Abierto de Canadá. Cuando estaba dominando el partido, uno de los huesos de la base del pie izquierdo se inflamó, perdiendo el segundo set y teniendo que retirarse en el tercero.

En 2001 tuvo que renunciar al torneo de París por fatiga y al torneo de Scottsdale por tener gripe. Después de casi dos meses retornó para ganar en Indian Wells y llegar a los cuartos de Miami pero tuvo que renunciar a Charleston, a Roma y a Madrid por lesiones en la rodilla.

Victoria de Serena Williams.

En 2002 no pudo disputar el Abierto de Australia debido a una lesión de tobillo producida jugando el torneo de Sídney en el cual tuvo que retirarse en semifinales.

En el 2003 desafortunadamente, se volvió a lesionar en la rodilla durante el partido de dobles de Wimbledon y se vio obligada a renunciar al resto de la temporada.

En agosto de 2004 disputando el torneo de San Diego, se lesionó la rodilla izquierda provocando su retirada del torneo y las posteriores renuncias a Canadá y Juegos Olímpicos; aunque pudo disputar el resto de Grand Slams.

Al final de la temporada, unos problemas en el estómago le provocaron el perder cualquier posibilidad de ganar el WTA Tour Championships.

En 2005 disputó Wimbledon con molestias y con una fractura por estrés en el tobillo, lesión que se volvería a repetir a final de año; sumado a problemas en la rodilla forzándola a dejar de jugar durante el fin de la temporada.

En 2006 volvería a renunciar a disputar varios de los más importantes torneos del año entre ellos Roland Garros y Wimbledon por una lesión crónica en la rodilla por la cual participaría solo en unos pocos torneos.

En octubre del 2007 disputó el torneo de Zúrich y en la primera ronda se retiró como consecuencia de una lesión en el muslo derecho.

Por último, cabe añadir que además, Serena Williams es la única tenista que ha completado el “Golden Slam” en singles y dobles, tal como se denomina a la jugadora que conquista los cuatro títulos de Grand Slam y el oro olímpico en las dos disciplinas.