¿Por qué se juega la Copa Davis?

Jorge Camon · 10 noviembre, 2018
La Copa Davis vive momentos de incertidumbre tras su cambio de formato, pero su historia ha tenido ya varias evoluciones para adaptarse a la realidad del tenis de cada época

Como todos sabemos, la Copa Davis no es un torneo normal en el mundo del tenis debido a su sistema de juego. A diferencia de la mayoría de torneos internacionales, en la Copa Davis participan equipos nacionales formados por diferentes jugadores designados por su federación nacional, no es una competición individual.

El nombre del torneo se debe a su creador Dwight Filley Davis, quien tras ganar el campeonato nacional de los Estados Unidos en la modalidad de dobles durante tres años consecutivos, tuvo la idea de crear esta competición.

Su idea era formar un torneo en el que se enfrentaran un grupo de tenistas estadounidenses contra otro grupo de tenistas de las islas británicas. Dwight Davis diseñó el formato del torneo y ordenó la compra de un trofeo para el ganador, el cual pagó con su propio dinero.

Evolución de la Copa Davis

La primera Copa Davis tuvo lugar en el año 1900, en el Longwood Cricket Club de Boston, con un resultado de 3-0 favorable a los estadounidenses, dando la sorpresa ante los británicos.

La Copa Davis.

En 1905 la Copa Davis incluyó a otros países como Austria, Bélgica, Francia y Australasia (equipo formado por jugadores de Australia y de Nueva Zelanda). Una década más tarde, el torneo ya contaba con más de 20 equipos de diferentes países que jugaban regularmente la competición.

Los primeros años fueron dominados claramente por Estados Unidos, Gran Bretaña  y Australia-Asia, hasta que en 1927 llegó una racha victoriosa de Francia durante 6 años.

Posteriormente, volvió el dominio de Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia-Asia, ya que no hubo otra nación que lograra el triunfo hasta los años setenta.

En este periodo de tiempo, destacaron sobre todo los australianos Hopman y Emerson, quienes cosecharon uno 16 triunfos como capitán y otro 8 títulos como jugador, respectivamente.

Ya en 1969, equipos de 50 naciones diferentes participaron en la Copa Davis, y tres años más tarde hubo un cambio de formato. Este cambio consistía en que el campeón del año anterior ya no tenía acceso directo a la final, sino que tenía que jugar todas las rondas como el resto de participantes.

En los años ochenta hubo un gran dominio por parte de los equipos sueco y alemán, con seis años de protagonismo. En 1993, la Copa Davis ya contaba con 100 naciones por primera vez.

En la década del 2000 se produjo el dominio español, consiguiendo hasta cuatro títulos. Otros equipos como Rusia y Croacia también consiguieron títulos en estos años.

Los ganadores de la Copa Davis españoles.

Formato de juego y patrocinadores

El actual formato del torneo se introdujo en 1981, se creó un Grupo Mundial de 16 naciones y el resto se dividieron en Grupos Zonales Regionales con promociones y descensos en juego.

Este mismo año, comenzó la sociedad comercial con NEC, patrocinador del título, para permitir así, que se otorgaran premios en efectivo al ganador.

La forma de juego consiste en jugar cinco partidos en cada ronda, individuales los dos primeros, el tercero de dobles, y el cuarto y quinto individuales pero cruzándose. Se hace vencedor aquel equipo que consiga tres victorias y todos los partidos son al que gane tres sets.

El patrocinador NEC fue sustituido por BNP Paribas en el año 2002, una sociedad que sigue prosperando actualmente formando una familia de patrocinadores que apoya la Copa Davis.

Premio de la competición

Respecto al premio de este torneo, podemos hablar de su evolución, al principio empezó con una copa de plata, en su interior se grabó el nombre del torneo: ‘International Lawn Tennis Challenge Trophy’ y en el lateral se grabaron los nombres de los participantes. En 1945 cuando murió Davis, pasó a llamarse Copa Davis.

Al no haber sitio para poner todos los nombres, en 1921, Davis donó una bandeja de plata como base de la ponchera, en la que grabaron las finales de 1921 a 1933.

Cuando esta se llenó, se hizo una peana de madera con placas para continuar con la inscripción, en 1969 se añadió una segunda pena más ancha y en 2002 una tercera.

Esta competición nos deja grandes nombres con carreras sobresalientes en ella como por ejemplo Bjorn Borg y McEnroe o, más recientemente, Roger Federer y Rafael Nadal.