6 formas de hacer que la comida rápida sea más sana

Francisco María García 2 septiembre, 2018
Es posible diseñar un menú personalizado con la oferta de las cadenas de comida rápida, si elegimos una ensalada con pollo frito por ejemplo, estaríamos reduciendo una buena cantidad de calorías vacías

En la agitada vida actual, muchas veces nos falta tiempo para comer de forma serena, estamos de viaje en una carretera o toca trabajar hasta tarde. Sin embargo, existen algunas formas de hacer que la comida rápida sea más sana.

Para resolver esos momentos críticos a la hora de comer, debemos aprender a ajustar las opciones de comida rápida para que sean más saludables. Muchas cadenas de comida rápida han ampliado sus menús para incluir opciones más saludables; se trata de tener al menos algunas opciones con menos calorías, grasas saturadas y sodio.

Si para la misma ensalada elegimos pollo a la parrilla, consumiremos 70 calorías menos y siete gramos de grasa. Este es un claro ejemplo de lo que podemos hacer para aligerar y hacer más sana la comida rápida. Siempre se puede elegir y sustituir unos alimentos por otros.

Seleccionar ingredientes de calidad

Como hemos visto, cada día más las cadenas de comida rápida en todo el mundo realizan una ampliación en sus menús, para ofrecer diferentes opciones a la demanda de sus usuarios de tener acceso a comida sana.

Receta de hamburguesa light sabrosa.

La comida saludable es una tendencia global; las marcas de comida rápida han incorporado ingredientes saludables tales como: calabazas asadas, quinoa, arroz integral, remolacha, brócoli y granos integrales como la avena.

No agregar bebidas con alto contenido calórico

Muchos nutricionistas están de acuerdo en afirmar que lo que más agrega calorías a la comida rápida son las bebidas gaseosas, aun cuando escojamos una aparentemente ligera.

Un refresco grande tiene aproximadamente 76 gr de azúcar, con un gran aporte calórico. Es recomendable acompañar la comida rápida con agua, té helado sin azúcar, limonada natural.

Evitar ingredientes altos en calorías

Otra forma de hacer la comida rápida más sana, es eliminar los ingredientes altos en calorías. Por ejemplo, no agregaremos beicon o queso, es preferible sustituir por una opción si existe, de verduras. Al agregar trozos de tocino o picatostes de pan frito a la ensalada, se le agrega unas 80 calorías y 3 gr de grasa.

Eliminar los aderezos cremosos

Es posible elegir un aderezo de vinagreta no cremoso. Las vinagretas cremosas pueden aportar al menos unas 260 calorías y 29 gramos de grasa. Lo más recomendables son vinagretas de frutas, que ya figuran entre las opciones de los menús de las cadenas de comida rápida más importantes.

Reducir el tamaño de porción de las comidas

Por su bajo costo y disponibilidad, es muy probable que se elijan porciones abundantes. De esta manera, podemos optar por una hamburguesa doble que contiene 480 gramos, y su versión triple con 600 gramos. Una persona promedio solo necesita 21 gramos de proteína por día, debemos elegir porciones más pequeñas y equilibradas.

Evitar agregar café y postre

Si queremos aligerar nuestra comida rápida, debemos evitar agregar café y postre; principalmente los batidos o bebidas demasiado procesado. Puestos a elegir, no es lo mismo tomar un café solo con edulcorante que un batido industrial hecho con café y otros ingredientes poco saludables.

Coulant de chocolate.

Alternativas de comida rápida en casa

Si entendemos la comida rápida como una técnica de preparar y rápidamente servir, ello nos ayudará a intentar prepararla en casa: hamburguesas, pizzas, perrito caliente, papas. Podemos planificar nuestra comida rápida saludable y con ingredientes de buena calidad.

Receta de Hamburguesa

Un buen ejemplo de lo que podría ser una hamburguesa saludable para preparar en casa, sería la siguiente receta:

  • Pan francés redondo de quínoa o integral
  • Carne de lomo salpimentada y al horno cocinada con aceite de oliva
  • Queso libre de grasa
  • Mayonesa hecha en casa
  • Rodajas de tomate
  • Aros de Cebolla
  • Lechuga
  • Patatas al horno

Cuando de alimentación y salud se trata, es prioritario estar informado y conocer la oferta de menús saludables de que disponen las cadenas de comida rápida, ser creativos y personalizar nuestra opción.

Asimismo, hay que tener en cuenta los trucos o formas para hacer la comida rápida más sana; siempre evitar recargar nuestro cuerpo de calorías, grasas saturadas y sodio. Y ello más allá de los requerimientos de proteínas, vitaminas y nutrientes que necesitamos.

Te puede gustar