Alimentos de invierno, cuáles son y sus ventajas

Jorge Camon · 21 febrero, 2018
Podríamos aseverar que la Tierra es sabia, y que en cada época del año nos aporta los alimentos más propicios y adecuados para la dieta según las condiciones climáticas, sea como sea, desde luego es interesante a nivel gastronómico conocer la riqueza de los alimentos propios del invierno

El invierno empieza el 21 de diciembre y acaba el 20 de marzo. Es una temporada de frío en la que conviene cuidarse y comer bien para no coger ningún resfriado o gripe. Para que la comida sea de calidad, conviene comer los alimentos de invierno.

Por eso, en invierno, las verduras y hortalizas que debemos comer son:

  • En diciembre: podemos comer las verduras que hemos estado consumiendo en los meses de otoño.
  • En Enero: son las mismas verduras que en diciembre.
  • En Febrero: son las anteriores menos la zanahoria y empiezan los espárragos trigueros.
  • En Marzo: son las mismas que en febrero, donde están ya los espárragos trigueros en plena temporada y las cebollas y calabazas en temporada temprana.

Vamos a especificar cuales son estas verduras y hortalizas:

Haba

Son uno de los mejores alimentos de invierno, ya que tienen un bajo contenido en grasa, por lo que es un alimento muy saludable. Cuentan con hidratos de carbono que nos dan energía y fibra que regula el tránsito intestinal.

Alcachofa

Contiene vitamina A y C que hacen que sea antioxidante y antiinflamatorio. Tiene cinarina y luteolina, que mejoran la función hepática, y además inulina, que tiene función diurética.

Alimentos de invierno.

Calabacín

Es una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra, también tiene vitaminas -A, C y B9- y sales minerales – potasio, fósforo,magnesio y calcio-. Estos componentes hacen que beneficie el sistema inmunológico y nos proteja frente a las infecciones.

Apio

Contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E, y también minerales como el potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, cobre y silicio. Tiene acción antioxidante, cardioprotectora, antibacteriana, diurética, antiinflamatoria, expectorante, depurativa, sedante y digestiva.

Acelga

Debido a su contenido en vitamina C, fortalece el sistema inmunológico. La presencia de vitamina K en esta verdura, hace que limite el daño neuronal. Su contenido en potasio, ayuda a mantener la frecuencia cardiaca y controlar la presion arterial. Por su contenido en ácido fólico, es muy beneficiosa para el embarazo.

Berenjena

Posee muy pocas calorías por su gran contenido de agua. Tiene propiedades antioxidantes porque contiene vitamina E, también tiene potasio y sodio, que es importante para el sistema nervioso. La fibra contribuye a depurar el organismo.

Brócoli

Tiene importantes propiedades anticancerígenas por su contenido en viraminas A,C y E. Su contenido en calcio, fósforo, magnesio y zinc es excelente para mantener los huesos sanos y fuertes. También tiene propiedades antioxidantes.

El brócoli posee hierro y proteínas, por lo que lo convierte en uno de los mejores alimentos de invierno, para combatir la anemia.

Coliflor

Está compuesta casi en su totalidad por agua y tiene muy pocas calorías, contiene un compuesto de azufre llamado sulforafano, que se ha demostrado que actúa sobre las células madre del cáncer. Es una gran fuente de vitaminas y minerales. Tiene propiedades diuréticas.

Alimentos de invierno.

También contiene compuestos antiinflamatorios, y debido a su alto contenido en antioxidantes, ayuda en la desintoxicación del organismo. Es una gran fuente de fibra, lo que favorece el correcto funcionamiento del organismo y en especial, del sistema digestivo.

Espinaca

Tiene acción antioxidante y estimula el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. La vitamina C, participa en muchas de las funciones que se llevan a cabo en nuestro organismo. Las espinacas son un alimento que contiene yodo, un nutriente esencial que promueve el correcto funcionamiento de la glándula tiroides.

El magnesio que nos aporta, es importante para mantener una actividad favorable en nuestro el sistema inmune. Las espinacas son un alimento rico en agua, bajo en carbohidratos y grasas, con gran contenido de fibra.

Ajo

Es antiinflamatorio y mejora la respuesta del organismo ante posibles virus, hongos y bacterias. Tiene propiedades anticoagulantes y vasodilatadoras, así que, mejora la circulación ya que reduce dolencias como la hipertensión.

Alimentos de invierno.

Asimismo, protege el corazón, las arterias y hace más flexible el sistema sanguíneo, lo mantiene libre de colesterol. Acaba con posibles parásitos intestinales e infecciones gastrointestinales.

Gracias a todas estas propiedades de estos alimentos de invierno y otros como endivia, guisantes, judías verdes, pimiento, tomate, repollo, puerro, espárragos, boniato, lechuga, rábanos, remolachas, zanahoria o nabo,  nos ayudan, como hemos comentado anteriormente, a mantenernos sin resfriados y con buena salud.