Alimentos procesados que puedes incluir en tu dieta

Pilar · 19 junio, 2018
Habitualmente asociamos los alimentos procesados a comida poco saludable o incluso perjudicial para el organismo, pero en ciertos casos esto no tiene porqué ser así tal y como vamos a ver

Cada vez es más complicado llenar el carro de la compra sin incluir ningún producto procesado. ¿Todos los alimentos procesados son perjudiciales para la salud? ¿Cuáles se pueden incluir en una dieta saludable? ¿Qué diferencia hay entre los alimentos procesados y los ultraprocesados? Sigue leyendo y despejamos todas tus dudas.

¿Qué son los alimentos procesados?

Una forma de clasificar los alimentos es atendiendo a lo manipulados que han sido desde que se han recolectado hasta que se han consumido. Es decir, lo que han cambiado desde su estado natural hasta que llegan a la persona para que los coma. Según hayan sido manipulados en mayor o menor medida existen tres tipos de alimentos:

  • Alimentos naturales. Son aquellos a los que no se les ha añadido ningún componente externo y por lo tanto llegan a los supermercados tal y como se encuentran de forma natural. Algunos de estos alimentos son las frutas, verduras o las legumbres. Su principal inconveniente es que se ponen en mal estado en un periodo corto de tiempo.

  • Alimentos procesados. Este tipo de alimentos tiene como principal característica la de tener añadidos nutrientes que no contienen de forma natural. Estos nutrientes suelen ser sobretodo azúcar, sal o grasas. Dependiendo de la cantidad que se añadan y el tipo serán más o menos saludables. Algunos de estos alimentos son el aceite de oliva, la leche, el salmón ahumado o la carne adobada.
  • Alimentos ultraprocesados. En estos alimentos no predomina ninguno natural. Esto se debe a que están formados por ingredientes industriales. La única finalidad de su composición es lograr un producto apetecible para el consumidor. Los ultraprocesados son perjudiciales para la salud y entre los más habituales se encuentra la bollería, la comida basura o los embutidos.

Ahora que ya sabemos en qué consisten los alimentos procesados vamos a hablar de aquellos que son saludables. Como has podido ver, al contrario de lo que mucha gente piensa, los alimentos procesados no son sinónimo de perjudicial. Esto tampoco quiere decir que todos ellos sean saludables. Por ello es importante saber distinguir entre los procesados que son saludables y los que no.

Aceite de oliva

El aceite de oliva también es popularmente denominado el oro líquido. Esto dice mucho de las cualidades de este producto. Se trata de un producto procesado, ya que las olivas han sido manipuladas para elaborar el aceite.

Beneficios del aceite de oliva.

Pese a ello es totalmente saludable. Sus propiedades principales son las siguientes:

  • Favorece la producción de colesterol bueno
  • Regula el nivel de glucosa
  • Contribuye a la pérdida de peso
  • Evita la oxidación de las células

Pasta integral

La pasta integral es otro claro ejemplo de que los alimentos procesados también pueden ser saludables. Los cereales pueden consumirse como producto natural, procesado o ultraprocesado. Lo que recomendamos es que optes por las dos primeras opciones y nunca por la segunda.

ahora te preguntarás, ¿por qué pasta integral y no la que consumimos habitualmente?. Esto es debido a que la pasta integral contiene el grano entero y por lo tanto conserva más propiedades. El salvado es rico en fibra, el endoesperma aporta energía y el germen es rico en vitaminas, proteínas y minerales.

Verdura en conserva al natural

La verdura en conserva es una buena opción cuando no tenemos tiempo de cocinar. Recomendamos tener siempre en la despensa varios botes de verdura en conserva. Se prepara fácilmente, es saludable y nos sacará más de un apuro.

La verdura en conserva es un producto procesado porque ha sido lavada, limpiada, cortada y cocida. Además se le ha añadido agua y sal para que se conserve mejor. Como puedes ver, es un ejemplo perfecto de un alimento procesado saludable porque se le han añadido elementos que la verdura no contiene de forma natural. Estos productos no son ni grasas ni azúcares, sino que simplemente es un poco de agua con sal para que se conserven mejor.

Además de estos alimentos procesados hay otros muchos que podemos consumir y al mismo tiempo seguir llevando una dieta equilibrada. Algunos de ellos son: pescados troceados y congelados, carne picada, frutos secos tostados, yogur o queso fresco.