Ayuno intermitente, errores comunes

Pilar · 30 abril, 2018
El ayuno intermitente es una práctica que cuenta con siglos de tradición. Si se realiza adecuadamente y durante periodos no excesivamente prolongados repercute positivamente en el organismo 

Seguro que has oído hablar del ayuno intermitente o lo has llevado acabo en alguna ocasión. Esta práctica tiene como principal característica el amplio espacio de tiempo que debe haber entre una comida y la siguiente. A continuación te contamos cuales son los errores más comunes del ayuno intermitentes, así como unos trucos para que llevarlo a cabo sea más fácil y efectivo.

¿Es saludable el ayuno intermitente?

Para llevar a cabo un ayuno intermitente de manera segura y positiva, tan solo hay que llevarlo a cabo con sentido común, implántandolo de forma progresiva en la rutina y teniendo en cuenta que lo primordial es siempre la salud.

Evitar la deshidratación y los peligros que conlleva para la salud.

La práctica del ayuno intermitente tiene un gran número de beneficios de los que destacamos los siguientes:

  • Pérdida de grasa corporal.
  • Disminución del nivel de insulina.
  • Disminución del colesterol.
  • Limpieza celular.

Modalidades del ayuno intermitente

El ayuno intermitente se caracteriza por espaciar las comidas más de lo habitual. Se concentran en una parte del día y el resto de las horas tan solo se ingiere agua u otro alimento sin calorías como el té. Dentro del ayuno intermitente existen diferentes modalidades, que explicamos a continuación:

  • 16/8. Este es el ayuno intermitente más común. Esta permitido comer durante una franja de 8 horas y durante las 16 horas se realiza el ayuno. Te recomendamos que aproveches la noche para realizar parte del ayuno.
  • Diario. Es el menos recomendado. Consiste en estar un día completo sin ingerir alimentos. Es común realizarlo después de un día en el que hemos comido demasiado tales como una comida familiar o celebración.
  • 5/2. Este ayuno es semanal. Durante 5 días se come con relativa normalidad y durante los dos restantes se realiza el ayuno.

Errores que no debes cometer

El ayuno intermitente requiere constancia y fuerza de voluntad. En ocasiones llevarlo a cabo los primeros días es muy sencillo y apenas se nota apetito. A medida que van avanzando los días las fuerzas decaen y se acaba cayendo en la tentación de la comida.

Ayunar de forma intermitente.

Otra de las cosas que suelen suceder es que apenas se notan beneficios con el paso de los días. Para que no llegues a ninguna de estas situaciones te contamos cuales son los errores más comunes:

  • Ingerir alimentos poco saludables. Es cierto que al realizar menos comidas estas pueden ser más calóricas. Esto no quiere decir que en la franja horario permitida para comer se pueda comer cualquier cosa. Por ello debes excluir de tu dieta todo tipo de comida rápida, procesada o con alto contenido en azúcar.
  • Realizar ayunos demasiado prolongados. A pesar de que estés muy motivado te recomendamos que no comiences por hacer periodos de ayuno muy prolongados. Esto provocará que cuando empiece la franja horaria en la que puedas comer tengas más apetito. Del mismo modo, en las últimas horas del ayuno correrás un mayor riesgo de ingerir alimentos.

¿Cómo lo puedo hacer de manera saludable?

Para que puedas beneficiarte de las ventajas que ofrece el ayuno intermitente sin cometer ningún error, a continuación te damos una serie de consejos. Aplicando estas sencillas rutinas lograrás realizar progresivamente ayunos intermitentes cada vez más prolongados y así conseguir tus objetivos.

  1. Comienza realizando ayunos breves. El ayuno intermitente requiere cierta fuerza de voluntad, ya que hay que hacer el esfuerzo de no ingerir alimentos pese a tenerlos al alcance de la mano. Para ir acostumbrando a nuestro cuerpo a esta rutina lo recomendable es comenzar realizando ayunos de seis horas. Progresivamente ve ampliando el rango de horas a medida que tu cuerpo se adapte.
  2. Ajusta el ayuno a tu rutina. Otra de las claves para que el ayuno sea eficiente es que se adapte a tu ritmo de vida. Para que sea más llevadero realiza el ayuno durante las horas de sueño y aquellas horas del día en las que estés más ocupado. Así será más llevadero y no sucumbirás al apetito. También deberás tener en cuenta aquellos periodos en los que necesitas mayor energía para que no esté el peligro de tener un desfallecimiento.
  3. Consume alimentos sin calorías durante las horas de ayuno. La principal regla del ayuno intermitente es la de no añadir calorías durante ciertas horas al día. Para que sea más llevadero te recomendamos ingerir , café o algún otro tipo de bebida sin calorías.