Batidos de proteínas, ¿funcionan?

Virginia Duque · 19 junio, 2018
Es habitual ver a personas que van al gimnasio tomar un batido de proteínas tras el entrenamiento, pero hoy vemos y analizamos la eficacia real de esta rutina nutricional

Nuestro desconocimiento sobre los batidos de proteínas puede llevarnos a pensar rápidamente en los culturistas profesionales. Lo cierto es que sí, ellos toman batidos de proteínas pero no están llenos de masa muscular por esta razón. Este complemento alimenticio sirve para otras muchas cosas.

Qué son los batidos de proteínas y para qué sirven

Los batidos de proteínas son complementos alimenticios, es decir, comida en polvo, pero que destacan por su alto contenido en proteínas y sus bajos niveles de grasa. Cuando se practica ejercicio, el músculo sufre una serie de roturas y necesita regenerarse. Esto se hace a través de la proteína.

¿Cuál puede ser el problema? El problema que nos podría llevar a necesitar los batidos de proteína es que combinemos el ejercicio con una dieta hipocalórica que no supla nuestra necesidad de calorías diarias. Esto podría hacer que el músculo desparezca pues intentará alimentarse de otros nutrientes que no le permitirán desarrollarse.

Se estima que debemos tomar unos 0,8 gramos por kilo de nuestro peso corporal de proteína, pero esta cantidad podría ser poca si practicamos deporte y queremos ganar masa muscular. Ya no hablamos solo de los hombres que quieren marcar músculos sino de las mujeres que busquen tonificar.

Para suplir la ingesta de proteína que nuestra dieta no nos aporta los batidos son excelentes, pues entre otras cosas se ha demostrado que las bebidas proteicas son mejor recibidas por nuestro organismo y se digieren mucho más rápido.

Esto uno quiere decir que debas sustituir tu comida por estos batidos ni mucho menos. Son solo un complemento que te ayudarán a tener lo que tu cuerpo requiere y a acelerar tu metabolismo.

Cuándo tomar los batidos de proteínas

Hay dos momentos del día en el que nuestro cuerpo requerirá una dosis mayor de proteína: al levantarse y después de entrenar. Por la mañana, después de varias horas de descanso y sin comer, el cuerpo se ha ido surtiendo de lo que ha encontrado por el camino para subsistir. Obviamente si llevas una alimentación saludable, no habría tenido ni grasas ni azucares para hacerlo y habrá tirado de proteínas.

Si eres de los que no tienes problemas para desayunar nada más levantarte y puedes tomar proteínas como pavo, queso, huevos o atún, no serán necesarios los batidos, pero sí pueden ser de gran ayuda para tomar un desayuno completo sin masticar, para aquellos a los que les cuesta hacerlo. Puedes acompañarlo con plátano, avena o ambos.

El otro momento del día es justo después de entrenar. Como dijimos antes, los músculos pedirán una cantidad mayor de proteína para regenerarse, así que los batidos se la aportarán. Además, si intentas bajar de peso, estas bebidas proteicas hacen efecto saciante también y te quitarán el hambre después del entrenamiento.

Si entrenas de noche, y por tanto tomas el batido por la noche, no lo tomes por la mañana, pues la dosis será suficiente. Si en algún momento del día no tienes mucho apetito, puedes sustituir una comida por uno de estos batidos que te darán la energía necesaria. Pero esto deberás hacerlo de manera puntual y no como una norma. No juegues con tu salud, ¡es lo más importante!

Qué batidos de proteínas elegir

En el mercado hay diversas marcas, formas y sabores de batidos. Todo dependerá de tus gustos, necesidades, y de tu bolsillo. Lo más importante a tener en cuenta es la cantidad de proteínas que te aportará por dosis. Los batidos que provienen de suero de la leche son las más completas, porque pueden alcanzar hasta un 90% de proteínas.

Entrenar con batido de proteínas.

Ten en cuenta que para que sea efectivo, el batido no deberá superar los cinco gramos por cada cien de hidratos de carbono. Con las grasas hay que tener especial cuidado, pues al provenir las proteínas básicamente del suero de la leche, es posible que se cuelen más de las debidas. Del mismo modo que con los hidratos de carbono, estas no tienen que superar los cinco gramos por cada cien.

Sí, los batidos de proteínas funcionan, pero no son milagrosos y tampoco deben ser usados de mala manera, para hacer una dieta rápida ni mucho menos. Ver los resultados de tomarlo es a largo plazo.

Tener un estilo de vida saludable para conseguir estar bien por fuera, pero sobre todo por dentro, es cuestión de constancia, esfuerzo y empeño.