Bebidas vegetales

Pilar · 11 noviembre, 2018
Conoce algunas de las bebidas vegetales que podemos encontrar de forma sencilla en el supermercado y que constituyen una gran alternativa a la leche de vaca tradicional

Las bebidas vegetales son principalmente consumidas por aquellas personas que sufren intolerancia a la lactosa o por las que siguen una dieta vegana. Además, son una opción saludable para cualquier persona independientemente de intolerancias o estilo alimenticio.

A continuación te explicamos cuales son los principales tipos de leches vegetales y las características y composición de cada una de ellas. Te sorprenderá saber que existen tantos tipos y que tienen tantísimas propiedades de las que puedes aprovecharte.

1. Bebida de soja

De todas las bebidas vegetales la de soja es la más consumida alrededor del mundo y es que este tipo de leche cuenta con muchísimos años de historia. Actualmente en cualquier supermercado se pueden encontrar diferentes versiones de este producto, como por ejemplo la bebida de soja de vainilla o de chocolate.

Bebida de soja.

Si optas por alguna de estas dos opciones o similares tienes que tener en cuenta su elevado contenido de azúcar, especialmente si la van a tomar personas diabeticas o niños. Una variante mucho más saludable es comprar bebida de soja natural y añadirle en casa cacao, edulcorante o cualquier otra opción que nos guste.

Al igual que la leche, la bebida de soja contiene una gran cantidad de proteínas y carbohidratos. También es rica en fibra, calcio y vitaminas del grupo B. Como podéis comprobar, se trata de una opción totalmente recomendable y muy saludable.

2. Bebida de arroz

Esta bebida se fabrica a partir de harina de arroz y proteína de arroz. También es posible elaborarla en casa sin demasiada complicación. La bebida de arroz es especialmente recomendable para aquellas personas con dificultades digestivas. De todas las leches vegetales es la que mejor se digiere por lo que facilita el proceso de la digestión.

Lo único que deberás tener en cuenta antes de consumir esta bebida es que el arroz contiene una gran cantidad de almidón. Dicho con otras palabras, no está recomendada para personas diabéticas. Aunque no incorpore azúcar extra el almidón del propio arroz contribuirá notablemente a que asciendan los niveles de azúcar en sangre.

Además, la bebida de arroz contiene antioxidantes tales como el magnesio o el selenio, que fortalecen el sistema inmunológico y contribuyen a prevenir enfermedades.

3. Bebida de coco

Quizá la bebida de coco sea la más desconocida de todas las bebidas vegetales. Lo cierto es que a partir de este fruto se pueden elaborar infinidad de productos, tanto alimenticios como de cuidado personal de gran calidad.

Bebida de coco.

En el caso de la bebida de coco, se elabora a partir de la pulpa. Como es muy espesa se diluye con gran cantidad de agua hasta que adquiere la densidad deseada.

Las principales propiedades de la bebida de coco son el alto contenido de sales minerales tales como el fósforo o el calcio. En cambio, su principal inconveniente es que se trata de la bebida vegetal con mayor número de calorías. Las culpables de esto son las grasas saturadas y los carbohidratos.

Con todo ello no queremos decir que se trate de una bebida poco saludable, sino que hay que tomarla en su justa medida. Si eres de esas personas que beben varios vasos de leche al día tienes que tener en cuenta que hay opciones vegetales mucho más saludables.

4. Bebida de almendras

La leche de almendras es el resultado de la mezcla de almendras tostadas, peladas y trituradas con agua. Como su base son las almendras resulta ser una gran fuente de carbohidratos. Respecto al resto de nutrientes, varios son añadidos en su proceso de fabricación al mismo tiempo que se agrega el agua, por lo que es una opción menos natural que el resto.

Pese a que cuenta con multitud de beneficios, la leche de almendras tiene un gran inconveniente. Se trata del elevado contenido en azúcar que posee. Es por ello que te recomendamos que examines detenidamente la composición antes de decantarse por una u otra marca.

Si eres intolerante a la lactosa, vegano o simplemente buscas una alternativa a la leche de vaca puedes encontrar muchas opciones en tu supermercado habitual. Como has podido comprobar puedes seguir disfrutando de un delicioso vaso de leche, un postre o cualquier otro producto muy similar al lácteo tradicional sin apenas cambios.