Beneficios de la sandía

Pilar 10 julio, 2018
Es uno de los alimentos más apetecibles en épocas de calor, dado su alto contenido en agua y sabor dulce representa una alternativa ideal a forma de refrescarse mucho menos sanas

La sandía es una de las frutas más consumidas en verano. Por su dulzor y frescura es una fruta que todos tomamos en esta época del año y además gusta tanto a los más pequeños como a los mayores. Lo mejor de todo es que además de tener un sabor excepcional posee numerosos beneficios. Si todavía no los conoces sigue leyendo y descubre los beneficios de la sandía. 

1. Contribuye a la relajación del sistema muscular

La primera propiedad que te mostramos de la sandía es también una de las más desconocidas. La sandía contiene L-citrulina por lo que al tomarla conseguimos relajar los músculos. Esto es especialmente interesante para aquellas personas que realizan deporte. Después de un sesión de entrenamiento los músculos se encuentran tensos y para volver a relajarlos de una forma natural no hay nada mejor que la sandía.

Además, la sandía también esta recomendada para aquellas personas que sufren habitualmente calambres u otros problemas similares. Incluir en nuestro día a día una rodaja de sandía favorece que estos problemas desaparezcan al encontrarse los músculos más relajados.

Beneficios de comer sandía.

2. Favorece la pérdida de peso

Otra de los beneficios de la sandía es que favorece la pérdida de peso. Esto es debido a que más el 90% de su composición es agua. Por lo tanto, al tomarla conseguimos estar saciados sin apenas sumar calorías. Pasadas las horas el agua se expulsa a través de la orina y por lo tanto no se engorda.

Durante los meses de verano es habitual dejar de lado la dieta y empezar a comer alimentos que durante el año no probamos. Esto es normal ya que pasamos más tiempo con los amigos, tenemos más reuniones familiares y estamos de vacaciones. Para compensar este aumento de peso te recomendamos que te acostumbres a desayunar o merendar sandía. Seguirás disfrutando de los sabores del verano sin engordar.

3. Rica en fibra

El verano es la época del año en la que más aparecen los episodios de estreñimiento ocasional. Cambiar la rutina, los horarios, la vivienda habitual… todo ello acaba haciendo que muchas personas no puedan ir al baño.

Una forma de solucionarlo de manera natural es tomando sandía. Una rebanada de sandía contiene 2,8 gramos de fibra. Así que tomar un par de ellas a lo largo del día te hará mejorar tus problemas de tránsito intestinal.

Además, tal y como hemos comentado anteriormente, la sandía tiene una gran proporción de agua. Esto hace que sea todavía más beneficiosa en los casos de estreñimiento ya que además de acabar con este problema no aparece sensación de pesadez de estómago ni hinchazón. 

4. Disminuye los problemas de disfunción eréctil

Seguro que nunca hubieras pensado que la sandía pudiera tener relación con la disfunción eréctil. La explicación es muy sencilla. El consumo de sandía provoca que los vasos sanguíneos se dilaten con mayor facilidad. Eso unido a la relajación muscular provoca que los problemas de disfunción eréctil sean menores.

De todos modos, es importante destacar que si se trata de un problema habitual es importante asistir al médico de cabecera. La alimentación y los hábitos son fundamentales pero si el problema pasa de ser algo ocasional a algo habitual siempre hay que recurrir a la ayuda de un profesional.

Diferentes formas de comer sandía.

5. Contiene licopeno

La sandía contiene licopeno. Esta sustancia es la encargada de darle su característico color rojo y se encuentra también en otros alimentos como los tomates o los albaricoques. Una de las propiedades más destacadas del licopeno es su poder antiinflamatorio y además también contiene propiedades antioxidantes.

Por todo ello, consumir sandía retrasa los signos del envejecimiento y favorece el correcto circulamiento cardiovascular. Al tomarse cruda, la sandía conserva la totalidad que el licopeno y el cuerpo lo absorbe en mayor proporción.

Seguro que te has sorprendido después de leer todos los beneficios que tiene esta fruta tan veraniega. La conclusión está clara. La sandía es un alimento que no tiene ningún efecto perjudicial, por lo que es muy beneficioso incluirlo en nuestro día a día y sobretodo durante los meses de verano. Es una forma perfecta de disfrutar de este alimento tan sabroso al mismo tiempo que cuidamos nuestro cuerpo.

Te puede gustar