Beneficios que te harán preferir las dietas sin carne

Pilar · 6 octubre, 2018
Este tipo de alimentación no está exenta de polémica, ya que lo habitual es tomar todo tipo de nutrientes y no eliminar un determinado grupo nutricional, de todos modos, las dietas sin carne tienen grandes beneficios

Cada vez una mayor parte de la población decide alimentarse siguiendo las dietas sin carne. Tan solo hay que ver como cada vez son más los restaurantes, bares o supermercados que ofrecen opciones veganas y vegetarianas entre sus productos.

1. Perfecta para perder peso

Si tienes unos kilos de más y tu objetivo es bajar de peso debes saber que las dietas sin carne son perfectas para alcanzar esa meta. Eliminar la ingesta de carne provoca que el cuerpo reciba una cantidad muchísimo menor de grasa, por lo que la suma total de calorías diaria es mucho menor.

Recetas mediterráneas.

Que las dietas sin carne son sinónimo de una pérdida de peso no es un secreto para nadie. Tan solo hay que tener en cuenta que de media las personas veganas y vegetarianas tienen un peso ligeramente inferior al de las que toman carne.

Además, otro dato de interés y que demuestra que la ingesta de carne -sobretodo la de gran porcentaje graso- está relacionada con un mayor peso es que tan solo el 10% de la población vegana y vegetariana son obesas. En cambio, en algunos países del mundo la tasa de obesidad ya supera el 34% de la población. Sin duda alguna, se trata de una cifra alarmante y que no debe pasar desapercibida.

2. Mayor vitalidad

Este es uno de los beneficios de las dietas sin carne más desapercibidos. Aquellas personas que no toman carne tienen por lo general una mayor vitalidad y son más activas. Se muestran más enérgicas a la hora de trabajar y desarrollar su día a día.

Esto es debido a que al no tomar carne se produce un incremento de la ingesta de verduras. Estos nutrientes proporcionan energía y se digieren fácilmente por lo que no aparecerá la sensación de estómago pesado tras las comidas o la típica sensación de sueño. 

Si te sientes demasiado cansado o simplemente no tienes la vitalidad suficiente, eliminar o reducir la ingesta de carne puede ayudarte a encontrar la vitalidad que has perdido.

3. Mejora tu salud cardiovascular con las dietas sin carne

Una dieta sin carne es una dieta con una mayor ingesta de frutas, verduras, frutos secos o hidratos de carbono. Muchos de estos alimentos son ricos en Omega 3 y Omega 6 por lo que harás que tu cuerpo tenga un mayor nivel de estos elementos.

Tanto el Omega 3 como el Omega 6 contribuyen a una mejor salud cardiovascular así como a la prevención de enfermedades coronarias. Además, eliminan del organismo las grasas perjudicial, realizando de este modo una doble función.

Si padeces alguna enfermedad cardíaca o simplemente quieres cuidar tu corazón, debes saber que la mejor opción es reducir la ingesta de carne en tu día a día. Además, notarás los resultados a corto plazo.

4. Reducen los niveles de glucosa

Las dietas sin carne reducen la probabilidad de padecer diabetes y además contribuyen a descender los niveles de glucosa en sangre. Esto es debido a que al tomar una mayor cantidad de frutas y verduras también se ingiere más fibra por lo que los niveles de glucosa se regulan de forma natural. Además, la fibra tiene otros muchos efectos positivos en el organismo tales como la mejora del proceso digestivo o el mejor funcionamiento del metabolismo.

Es por ello que este tipo de alimentación es especialmente recomendable para las personas diabéticas. Nunca serán un sustitutivo a su medicación, pero sí una forma natural de ayudar al cuerpo a mantener los niveles estables. 

Estos son solamente algunos de los beneficios de las dietas sin carne, que en realidad cuentan con muchas más ventajas. Sin duda alguna, se trata de una alimentación a tener en cuenta por la forma que posee de repercutir en el organismo. De todos modos, siempre recomendamos consultar con un profesional cualquier cambio notable que vayas a realizar en tu rutina diaria de alimentación.