Cómo debemos alimentarnos después de un reto deportivo

Jorge Camon · 9 octubre, 2018
Después de acabar el entrenamiento, nuestro cuerpo ha perdido diferentes sustancias como minerales, líquido o electrolitos, por ello, alimentarnos después de un reto deportivo es fundamental para conseguir una temprana recuperación

Como ya sabemos, para ver cambios en nuestro cuerpo tales como la pérdida de peso o la ganancia de masa muscular, necesitamos compaginar perfectamente la dieta con el entrenamiento. Además, el momento nada más acabar el deporte es el más importante y no cualquier alimento es útil en esas circunstancias. Por ello, te contamos a continuación cómo debemos alimentarnos después de un reto deportivo.

La importancia de la dieta post entreno

Todas personas que entrenan lo hacen por conseguir un objetivo. Dependiendo de cuál sea nuestro objetivo, debemos seguir una dieta u otra, pero el momento post entreno siempre será clave para complementar adecuadamente la alimentación y el ejercicio; debido a que es el momento en el que podemos aportar a nuestro organismo los nutrientes que necesita.

Además, si por ejemplo queremos ganar masa muscular tenemos que consumir alimentos ricos en proteínas y con pocos hidratos de carbonos simples después de entrenar. Con ello, estimulamos la utilización de aminoácidos por parte de nuestro cuerpo y la hipertrofia o síntesis de proteínas musculares.

El batido post entrenamiento perfecto.

En el caso de querer perder peso, alimentarnos después de un reto deportivo es muy fácil. Simplemente tenemos que beber líquidos en abundancia, mantener la hidratación y sobre todo, esperar más de una hora para consumir cualquier tipo de alimentos.

Además, en el momento de comer, debemos escoger alimentos con un bajo índice glucémico, es decir, que no se digieran rápidamente para estimular a nuestro organismo a que continúe usando las grasas como fuente de energía en el tiempo.

Alimentarnos después de un reto deportivo para ganar músculo

En el caso de que tu objetivo sea lograr una hipertrofia muscular y entrenes durante una o dos horas de forma intesta y diariamente, además de agua debes incluir proteínas fáciles de digerir y un mínimo de azúcares para estimular la síntesis de proteínas musculares al acabar de realizar el deporte.

También es importante consumir estos nutrientes entre una y dos horas después de haber realizado el ejercicio físico. A continuación, te damos algunos ejemplos de qué puedes comer una vez hayas terminado la actividad física y tu objetivo es ganar músculo:

  • Un vaso de leche y plátano maduro.
  • Un vaso de leche con una cucharada de cacao.
  • Zumo de naranja con una medida de polvo de proteínas.
  • Un yogur con avena y miel.
  • Un vaso de leche y tres orejones.
beneficios del plátano en los deportes de fuerza.

Alimentarnos después de un reto deportivo para quemar grasas

Como ya hemos comentado anteriormente, en el caso de que lo que busques sea quemar grasas, lo ideal es no consumir alimentos sólidos que aporten energía nada más acabar de entrenar. Y sobre todo, lo más aconsejable es beber grandes cantidades de agua.

Una vez haya pasado una o dos horas desde que terminamos de entrenar, debemos consumir alimentos que no se digieran fácilmente. Con ello conseguiremos que nuestro organismo continúe usando las grasas almacenadas como fuente de energía.

A continuación, exponemos una lista con diferentes alimentos que puedes tomar una vez hayas acabado el entreno y tu objetivo sea quemar grasas:

  • Una manzana con piel.
  • Un yogur desnatado con frutas frescas.
  • Un vaso de leche desnatada con cinco nueces o 10 almendras.
  • 30 gramos de pipas de girasol.
  • Un vaso de leche desnatada con avena sin azúcar añadido.
  • Medio bocadillo de pan integral con queso fresco bajo en grasas y tomate.

Alimentarnos después de un reto deportivo según el esfuerzo

Además del objetivo que tengamos planteado, debemos tener en cuenta la duración y la intensidad del esfuerzo que hemos realizado. Dependiendo de cómo sea, tendremos que comer unos alimentos y otros para obtener mejores resultados.

Por ejemplo, si hemos corrido durante una hora, no tendremos que comer lo mismo que si hemos realizado una maratón de cuatro horas. En este último caso, aunque nuestro objetivo sea el de quemar grasas, necesitamos acompañar el consumo de agua con otras sustancias como azúcares, electrolitos o minerales. Esto es debido a que mediante el sudor no perdemos solamente líquido después del ejercicio realizado, sino que también perdemos magnesio, sodio y potasio entre otros.

Bebidas isotónicas.

Por esta razón, es aconsejable consumir bebidas isotónicas o deportivas cuando hemos realizado actividades físicas de una hora y media de duración o más. También tenemos que acompañar a esta bebida con alimentos que contengan azúcares y minerales, como por ejemplo un plátano o sustituir el agua por zumo de frutas.

En conclusión, hemos visto cómo debemos alimentarnos después de un reto deportivo dependiendo de cuál sea nuestro objetivo. Por ello, es muy importante que sigamos una dieta según nuestro objetivo para poder conseguirlo con los mejores resultados.