Consume leche descremada, como la leche de soja, arroz o almendras

Francisco María García · 21 noviembre, 2018
Conoce la enorme oferta de leches disponibles en el mercado, cada día existe mayor variedad para responder a la demanda, la intolerancia a la lactosa o distintas dietas, ya sean por recomendación médica o por convicción propia, evitan la leche de vaca tradicional

Cuando vamos al supermercado y visitamos la sección de las leches, nos damos cuenta de que la variedad ha aumentado de forma impresionante. ¡No te limites a la leche de vaca tradicional y busca probar alguno de los tipos de leche descremada!

Hasta hace muy poco tiempo solo se podía elegir entre leche de vaca entera, semidesnatada y desnatada. Pero hoy la oferta ha alcanzado niveles de sofisticación difíciles de imaginar hace unos años.

Esta situación es el resultado de una tendencia cada vez mayor a reducir el consumo de leche de vaca y buscar otras alternativas. Se puede elegir entre leche de almendras, de soja, de arroz, de coco, de avena… Pero la elección no es fácil.

A continuación, veremos algunos consejos para conocer mejor estos nuevos tipos de leche descremada y los motivos por los que deberíamos consumirla.

¿Por qué dejar de consumir leche de vaca?

La leche de vaca ha sido consumida por los seres humanos desde hace mucho tiempo. Es un producto nutricionalmente muy completo, necesario y beneficioso para la salud. Su consumo es muy recomendado en niños, especialmente los más pequeños, pues cubre un alto porcentaje de las necesidades nutricionales diarias.

Proteína de suero de leche.

Con el tiempo aparecieron las versiones semidesnatada y desnatada, como consecuencia de los crecientes problemas de sobrepeso u obesidad de la población, que han aumentado el control sobre el consumo de alimentos ricos en grasa, como la leche entera.

De igual manera, adultos y pequeños que desean disminuir la ingesta de calorías, han optado por la leche desnatada o descremada. Una opción muy saludable en esos casos.

En los últimos años también ha aumentado la presencia en las estanterías de la leche sin lactosa. La aparición en el mercado de este tipo de leche responde a un fenómeno creciente: las personas que presentan intolerancia a la lactosa.

Como alternativa a la leche de vaca, tanto para evitar el consumo de grasas como de lactosa, han llegado las leches vegetales. Si bien su contenido nutricional no iguala al de la leche de vaca aun en sus versiones descremada o sin lactosa, sí son una gran opción para sustituirla.

Leche de soja: una leche descremada ideal para los alérgicos

Entre las leches vegetales, la más conocida es sin duda la leche de soja. Se trata de una bebida vegetal preparada a base de soja, que tiene un alto valor nutricional y es la que más similitudes tiene con la leche de vaca.

Bebida de soja.

La leche de soja está recomendada para todas las personas que tienen alergias a la proteína de la leche de vaca o alguna intolerancia a sus componentes. Ambas son situaciones que ocurren con una frecuencia cada vez mayor. La leche de soja o de soya también es muy popular entre los vegetarianos y veganos.

Leches de almendra y arroz

Las leches vegetales de almendra y arroz también están indicadas en caso de alergias o intolerancia a la proteína de la leche de vaca, o para los vegetarianos o veganos. Si bien el valor biológico de las proteínas que contienen es mucho menor que el de la leche de soja, su consumo también es muy popular.

Si se opta por este tipo de bebidas de origen vegetal en la dieta diaria, se puede compensar esta situación ingiriendo otros alimentos con proteínas de alto valor biológico, como huevos o pollo.

Tanto la leche de arroz como la de almendras son leches descremadas, pues están libres de grasas saturada. La grasa que contienen es poliinsaturada y por lo tanto más beneficiosa para la salud.

Generalmente este tipo de bebidas vegetales tiene una cantidad menor de calorías que la leche de vaca descremada. Es por eso que su consumo también es recomendado para quienes buscan bajar de peso o limitar su consumo de grasas. Se recomienda consumir aquellas que vengan enriquecidas con calcio y vitaminas.

La leche de arroz puede contribuir a mejorar la situación de las personas que tienen problemas gastrointestinales como diarrea, debido a sus propiedades astringentes. En cuanto a su valor nutricional, la leche de almendras y la de arroz son muy parecidas. La elección de estas bebidas vegetales dependerá del paladar.

Hay que recordar que, dejando a un lado las posibles alergias e intolerancias alimenticias que se pueda tener, es aconsejable consumir todo tipo de nutrientes. Con ello se formará una alimentación balanceada y adecuada.