Cualidades de la mantequilla

Pilar · 8 mayo, 2018
La mantequillas resulta imprescindible en la elaboración de postres tales como bizcochos o magdalenas, pese a que en los últimos años se ha cuestionado lo saludable de este alimento por su alto contenido en grasas

La mantequilla es uno de los alimentos más tradicionales a la hora del desayuno. Una tostada de mantequilla acompañada de mermelada o de un poco de azúcar es un desayuno que todos hemos tomado alguna vez y que generación tras generación sigue siendo un básico de cualquier desayuno. A continuación repasamos todas las cualidades de la mantequilla. ¿Deberíamos dejar de tomarla?

¿La mantequilla es saludable?

La mantequilla es una alimento formado prácticamente en su totalidad por grasa. De hecho, en torno al 80% de su composición es grasa animal. El 20% restante lo componen el agua, y vitaminas del grupo A, E,D y K.

Mantequilla.

El hecho de que este alimento no contenga proteínas, carbohidratos u otro tipo de nutrientes hace que se haya ganado la fama de alimento poco saludable. La realidad es que no hay ningún problema en tomar una tostada con mantequilla a la hora del desayuno o la merienda. Lo único que hay que tener en cuenta es la cantidad, ya que es un alimento muy calórico.

Si quieres cuidarte pero sin renunciar a la mantequilla debes saber que es posible. En el mercado están disponibles varias mantequillas diferentes, por lo que debes comprar la que mejor se adapte a tu dieta y objetivos. Los tipos de mantequilla más comunes son los siguientes:

  • Mantequilla baja en grasa. La cantidad de grasas saturadas es menor que la de la mantequilla convencional. Este tipo de producto está recomendado para aquellas personas que desean restar calorías de su dieta.
  • Mantequilla con aceite de oliva. Como hemos comentado anteriormente, la mantequilla es principalmente grasa. Si parte de esta grasa proviene del aceite de oliva se trata de una mantequilla más saludable. Este tipo de mantequilla tiene un precio más caro, pero merece la pena porque se gana en calidad del producto.
  • Mantequilla baja en sal. Comer más de 5 gramos de sal al día es perjudicial para la salud. Comprar alimentos bajos en sal es una buena forma de disminuir la dosis diaria y así no sobrepasar esta cantidad. Este tipo de mantequilla también está recomendada para aquellas personas que sufren hipertensión arterial.

Como puedes ver las cualidades de la mantequilla varían según el tipo de producto. Escojas uno u otro lo que debes tener en cuenta es que siempre se debe consumir en pequeñas cantidades pese a ser un alimento saludable. 

Diferencias entre margarina y mantequilla.

Cualidades de la mantequilla

Como hemos comentado anteriormente, la mantequilla es un alimento constituido principalmente por grasa. Además, cuenta entre sus componentes con las siguientes vitaminas:

  • A. Fundamental para la salud de los tejidos blandos tales como la mucosa o la piel. Además es indispensable para la salud ósea y también para la visión.
  • E. La vitamina E es conocido sobretodo por sus propiedades antioxidantes. Además fortalece tanto las uñas como el cabello. También contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso y circulatorio.
  • D. La vitamina D es fundamental para el correcto estado de los huesos. Esto es debido a que es la encargada de que el calcio sea absorbido por los huesos. Además contribuye a la correcta circulación sanguínea y funcionamiento del corazón.
  • K. La vitamina K tiene como principal función la coagulación de la sangre. Es por ello que se trata de una vitamina fundamental para el correcto desarrollo del organismo. Esta vitamina también está especialmente recomendada para las personas mayores ya que fortalece los huesos.

Además, aunque en una proporción muy pequeña también contiene hierro. El hierro contribuye en el transporte del oxígeno y dióxido de carbono y también es un claro protagonista en la respiración celular. Por todo ello es fundamental para el correcto funcionamiento del aparato circulatorio.

Como puedes ver, la mantequilla es mucho más que grasa. Además hay que dejar de pensar en la grasa como sinónimo de algo no saludable, ya que en su justa medida es necesaria para el organismo y el correcto funcionamiento de este. ¿A qué esperas para incluir en tu desayuno una tostada con una fina capa de mantequilla y un poco de mermelada casera?