Cuatro alternativas a los refrescos

Francisco María García · 4 mayo, 2018
Cuando llega el calor o después de hacer deporte, nuestro cuerpo nos pide una mayor hidratación de la usual, por lo que de vez en cuando caemos en el error de beber refrescos, pero existen alternativas mucho más saludables y beneficiosas

El consumo de refrescos ha sido catalogado como perjudicial para la salud. Numerosos estudios han revelado la relación directa que existe entre estas bebidas azucaradas y la obesidad, principalmente entre la población infantil y adolescente.

El consumo de estas bebidas también se ha relacionado directamente con la diabetes y con ciertas enfermedades cardiovasculares. A pesar de que toda esta información es conocida, existen muchas personas que no pueden dejar de consumir refrescos regularmente. Se trata de una verdadera adicción. Veamos algunas ideas de bebidas saludables que son excelentes alternativas a los refrescos:

Agua

Definitivamente es la mejor opción. El agua debería estar siempre en el primer lugar de la lista de líquidos que una persona ingiere cotidianamente. Los médicos recomiendan beber entre seis y ocho vasos de agua todos los días. Esta cantidad puede variar según la actividad realizada, la temperatura, etc.

Beber agua del grifo.

El agua no tiene grasas, ni carbohidratos, ni azúcar, ni calorías, por lo que es un gran aliado a la hora de perder peso. Es necesaria para mantener una hidratación adecuada y combatir el cansancio y la falta de energía.

Consumir la cantidad suficiente de agua ayuda a prevenir un ataque cardíaco y evita los dolores de cabeza, que muchas veces son causados por deshidratación.

Beber agua ayuda a combatir el estreñimiento y mejora la digestión. También contribuye a tener una piel tersa y radiante; limpia el organismo al eliminar toxinas y productos de desecho.

Sin embargo, a muchas personas no les gusta el agua natural o les parece aburrida. La buena noticia es que, además del agua, existen muchas otras alternativas saludables a los refrescos.

Tés e infusiones

Los tés e infusiones son una excelente opción para reducir el consumo de refrescos. Se pueden tomar fríos o calientes, hay una gran variedad de sabores y no contienen azúcar. Algunos además contienen teína, que puede reemplazar el efecto de la cafeína de los refrescos.

Tomar una infusion de cola de caballo al día tiene grandes beneficios.

Existen muchos tipos de tés, cada uno con sus propiedades y beneficios para la salud. Los principales son el té negro, té verde, té rojo, té amarillo, té chai y el té blanco.

El té verde es uno de los más consumidos por sus numerosas bondades. A diferencia de otros, este té no sufre ningún tipo de oxidación en su tratamiento; esto le permite conservar sus propiedades intactas. Además de ser antioxidante, tranquilizante, adelgazante y energético; es muy conocido por ayudar a la prevención y el tratamiento del cáncer.

En cuanto a las infusiones, pueden prepararse a partir de flores, hojas, raíces, cortezas o semillas de una gran variedad de plantas; hay muchas ideas que pueden combinarse.

Son también una excelente alternativa a los refrescos, ya que son naturales, no contienen azúcar y pueden ser muy beneficiosas para la salud. Muchas de ellas se preparan a partir de plantas medicinales; las más comunes son la manzanilla, la menta, la valeriana, entre muchas otras.

Limonada con hierbabuena o menta

Esta es otra de las buenas alternativas a los refrescos; es muy refrescante, ideal para los días de mucho calor. Se prepara fácilmente y puede servir para acompañar las comidas o simplemente para refrescarse a lo largo del día.

Beneficios de agua con limón.

Para una jarra de limonada se necesitan uno o dos limones, una o dos ramitas de hierbabuena o de menta, un poco de endulzante o edulcorante al gusto (opcional), un litro y medio de agua y hielo. Se puede reemplazar el agua normal por agua con gas; esto le dará un toque especial y se sentirá como un refresco casero.

Se pelan los limones y se los coloca en la licuadora junto con el endulzante o edulcorante, el agua y los hielos; hay que licuar o triturar, colar y poner en una jarra de vidrio con más hielo. Se añaden las ramitas de hierbabuena y unas rodajas de limón para decorar.

Los smoothies

Los smoothies son refrescantes, sanos y divertidos. Se preparan con frutas o verduras y todas las mezclas están permitidas. Están llenos de vitaminas y fibra, y además son muy hidratantes.

Chica preparando un batido.

Para preparar un smoothie solo se necesita agua, frutas o verduras (pueden incluso ser congeladas) y mucho hielo. Una deliciosa combinación es el “selva roja”. Para prepararlo se necesita zanahoria, naranja y remolacha. Este cóctel natural está lleno de vitaminas y es muy beneficioso para la piel.