Demasiados alimentos altos en grasa añaden calorías a tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 12 diciembre, 2018
Pilar · 28 noviembre, 2018
De nada sirve preparar un plato sano y bajo en calorías si luego en algunos detalles imprescindibles o fácilmente sustituibles lo echamos por tierra; conoce los alimentos que debes controlar al máximo para no sumar calorías a tus recetas de manera innecesaria

¿Sabes cuales son los principales alimentos ricos en grasa que añaden calorías en tu dieta? Quizá no somos conscientes y con tan solo un ingrediente nuestro plato pasa de ser una opción saludable a una bomba calórica. A continuación te explicamos cuáles son algunos de los alimentos grasos más consumidos y cuales son las alternativas saludables por las que se pueden sustituir.

Mayonesa

La mayonesa es una de las salsas más tradicionales y consumidas. Es habitual que acompañe los fritos, las hamburguesas, los huevos rellenos, las patatas o la ensaladilla rusa. Esta salsa protagonista de muchos platos es la culpable de que muchas recetas sumen una gran cantidad de calorías a la dieta.

Debes tener en cuenta que las salsas no deben estar presentes en la dieta habitual y solo se deben tomar ocasionalmente y en pequeñas cantidades. Si te encanta añadirlas a tus platos lo más recomendado será que optes por opciones más ligeras y saludables como la salsa de tomate ligera.

Además, aquí te dejamos unas cuantas recetas caseras de salsas bajas en calorías con las que podrás seguir disfrutando de tus platos sin sumar una cantidad extra de calorías y de grasas tan poco saludables.

Frutos secos

Los frutos secos son uno de esos alimentos en los que debemos medir muy bien la cantidad. Se trata de alimentos muy saludables y su consumo diario está recomendado. Son muy saciantes y además contienen fibra por lo que son un perfecto snack que nos ayudará a calmar el gusanillo.

Lo que debes tener en cuenta es que los frutos secos son bastante calóricos , por lo que hay que tomarlos en pequeñas cantidades. Cuidado con tomar demasiados porque el snack ya no será tan saludable. Lo mismo ocurre al añadirlos a cualquier ensalada, bizcocho o yogur.

Encuentra la línea media entre cuidarte consumiendo frutos secos y aumentar tus reservas de grasa. Añadir demasiados frutos secos a tus recetas hará que deje de ser saludables y contenga una gran cantidad de grasas.

Queso curado

El queso curado es el favorito de muchas personas. Su sabor fuerte, su consistencia y su textura lo convierten en un rico manjar que además es muy versátil en la cocina. Debes saber que esta variedad de queso puede llegar a contener hasta un 40% de materia grasa, lo que supone un gran número de calorías y una suma de grasa enorme en nuestro plato.

Una opción más saludable son los quesos tiernos o el queso fresco. Puedes añadirlos a tus ensaladas, a la pasta o tomarlos como snack. Su sabor también es muy sabroso y se adaptan a cualquier plato.

Embutido

Si hay un alimento que nos saca de cualquier apuro en la cocina es el embutido. Es perfecto para hacer un bocadillo cuando tenemos prisa, para dar de merendar a los niños, elaborar una tortilla y hasta para acompañar un plato de pasta o arroz.

El embutido es muy variado entre sí según del tipo del que se trate y del animal del que proceda. Por lo general debes saber que contiene una gran cantidad de calorías y que hace que nuestros platos aumenten considerablemente la cantidad de grasa.

Existen opciones similares y mucho más saludables. Algunas de ellas son el lomo embuchado, los loncheados de pavo bajos en grasa o las pechugas al horno. Elige estos embutidos si quieres seguir disfrutando de su sabor sin hacer que tu plato pase a tener una bomba calórica.

Lácteos enteros

Si quieres que tus comidas tengan menor cantidad de grasa la mejor opción es dejar de tomar lácteos enteros y sustituirlos por semidesnatados o desnatados. El sabor es prácticamente el mismo, por lo que no notarás los cambios y al mismo tiempo comerás más ligero y menos grasas.

Consume leche descremada.

En cualquier supermercado puedes encontrar todos los lácteos en opción baja en grasas. Así podrás seguir disfrutando de los cafés con leche, los postres y meriendas sin sumar más cantidad de grasa que las estrictamente necesarias.

Los alimentos con demasiadas grasas consiguen añadir calorías a tu dieta. Ahora que conoces cuales son algunos de esos alimentos debes tener cuidado al consumirlos y limitar sus raciones. Además, puedes tomar algunas de las alternativas que te hemos propuesto para seguir disfrutando de las comidas pero con menos grasa.