Dieta descompensada, ¿cómo afecta a tu cuerpo?

Jorge 13 abril, 2018
Si queremos seguir una dieta, hemos de cerciorarnos que esta sigue un equilibrio y nos aporta todos los nutrientes necesarios, pues de poco nos sirve perder peso a costa de perder también salud o poder provocar un efecto rebote

Cuando hablamos de dieta, a todo el mundo nos viene a la cabeza el control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que toma una persona o un animal, generalmente con un fin específico. Pero no debemos olvidar que la dieta también es el conjunto de sustancias alimenticias que un ser vivo toma habitualmente, por lo que no puede ser una dieta descompensada.

Teniendo en cuenta estas dos definiciones, vamos a hablar de cómo puede afectar negativamente una dieta de pérdida de peso si esta descompensada a lo que tu cuerpo necesita.

Tienes que saber que si pierdes mucho peso en poco tiempo puedes tener problemas como la deshidratación, la sensación de fatiga crónica y la mayor probabilidad de sufrir una lesión y un trastorno de la alimentación como la anorexia.

Deshidratación

Una pérdida rápida de líquidos puede crear una falsa sensación de pérdida de peso, ya que tarde o temprano esa agua se la recuperaras cuando vuelvas a llevar tu dieta habitual.

Las principales dietas que provocan esta deshidratación son las dietas hiperproteicas, la práctica del ayuno o las que son muy bajas en calorías, diferentes tipos de dieta descompensada que debes evitar.

Las mayores consecuencias de la perdida de agua son a nivel cardiovascular y renal, ya que la sangre es en su mayor parte agua y esto hace que se espese y hay problemas de circulación- la tensión baja y esto hace que tengas problemas para regular la temperatura del cuerpo-.

A la vez, una deshidratación puede suponer una bajada de rendimiento importante en las funciones básicas, lo que nos lleva al siguiente apartado: la fatiga crónica o esa sensación de que el cuerpo pesa y estamos constantemente cansados.

Fatiga crónica

Una dieta descompensada hace que restrinjamos demasiado los nutrientes y las actividades normales del organismo, por lo que se resiente y trabaja bajo mínimos; el organismo se siente fatigado de manera constante.

Otra afección que podemos tener es en el sistema nervioso, ya que activan el sistema nervioso parasimpático, por lo que el cuerpo se vuelve ahorrador de energía y no hay mejor forma de ahorrar energía que hacerle sentir cansado.

También se ve alterado el hipotálamo, que es el responsable de regular las funciones del apetito, el sueño o las emociones. Por eso si llevas a cabo una dieta descompensada se puede ver afectado tu descanso, puedes estar más irascible…

Lesiones producidas por una dieta descompensada

En este apartado podemos hablar de las deportistas, ya que puede que una pérdida abusiva de peso, lleve también a una pérdida de músculo, que en gran parte es el protector de huesos y articulaciones.

Por lo que, si nuestros músculos están más débiles y seguimos haciendo deporte con igual intensidad las lesiones no tardarán en aparecer.

Aumentan las probabilidades también de sufrir una fractura cuando hacemos deporte, debido a que los huesos se vuelven más débiles por la falta de nutrientes.

Trastornos alimenticios

Cómo se relacionan las proteínas y el deporte.

Debemos intentar que las ganas de perder peso no nos hagan obsesionarnos y llegar a padecer trastornos alimenticios tan graves como son la anorexia -es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por el peso corporal anormalmente bajo, el temor intenso a aumentar de peso y una percepción distorsionada del peso corporal-.

O la bulimia – es un trastorno alimenticio y psicológico caracterizado por la adopción de conductas en las cuales el individuo se aleja de las formas de alimentación saludables consumiendo comida en exceso en períodos de tiempo muy cortos, también llamados «atracones», seguido de un período de arrepentimiento, el cual puede llevar al sujeto a eliminar el exceso de alimento a través de vómitos o laxantes-.

Consejos

  • No pesarte todos los días
  • No mirarte al espejo todos los días en busca de la figura perfecta
  • Acudir a un especialista antes de empezar cualquier dieta
  • Tener una constancia con el ejercicio y la dieta
  • Se recomienda perder dos kilos máximo por semana
Te puede gustar