Dieta hiperprotéica: adelgaza y gana masa muscular

Pilar · 22 septiembre, 2018
Conoce todos los detalles sobre una dieta hiperprotéica, cuándo es conveniente usarla o qué peligros puede entrañar si la hacemos en un momento inadecuado

Si quieres adelgazar y al mismo tiempo ganar masa muscular, la dieta hiperprotéica te interesa. A continuación te contamos en que consiste y  la forma de llevarla a cabo para que sea efectiva. Como todas las dietas, hay que realizarla bajo la supervisión de un profesional. De lo contrario, podrás sufrir las consecuencias que te contamos al final del artículo.

¿Qué es la dieta hiperprotéica?

La dieta hiperprotéica es realizada por aquellas personas que realizan deporte y desean perder grasa y ganar músculo. Esta dieta se caracteriza por aumentar considerablemente la ingesta de proteínas para aumentar la masa múscular. Además, se reduce la toma de hidratos de carbono y de grasas o máximo posible.

Esta dieta, combinada con la realización de ejercicio de forma regular logra aumentar la masa muscular de una forma más rápida que solo con la realización de ejercicio. Al mismo tiempo, al no tomar grasas se pierde peso y las reservas de grasas se reducen.

 

Cómo llevar a cabo la dieta hiperprotéica

Ahora que conoces la dieta hiperprotéica te explicamos los pasos que tienes que seguir para llevarla a cabo de manera saludable, segura y garantizando los resultados. Como vas a ver, es muy sencilla y no hace falta pasar largas horas en la cocina ni comprar alimentos difíciles de adquirir. Además, la principal ventaja de este modo de alimentación es que es muy saciante, por lo que no pasarás hambre mientras la realices.

  • Hidratos de carbono, solo en el desayuno. Como hemos comentado anteriormente, los hidratos de carbono se encuentran muy limitados. Por ello solo están permitidos durante la primera comida del día y de la forma más natural posible.
  • Prohibido saltarse ninguna comida. Aunque se trata de una dieta saciante es importante realizar las 5 comidas diarias. Es la única forma de que el cuerpo tenga la energía suficiente durante todo el día y de evitar atracones.
  • El 75% de cada comida debe ser proteína. Intenta que al menos la mitad de cada comida que realices a lo largo del día sea proteína. Esta porción deberá verse incrementada hasta el 75% en la comida y en la cena. Recuerda que se trata del nutriente fundamental para ganar músculo.
  • No olvides mantenerte hidratado. Complementa esta dieta con agua, batidos y zumos naturales. Te aportarán la dosis diaria de proteínas y al mismo tiempo te ayudarán a mantenerte hidratado.
Consumir proteínas magras.

Peligros de la dieta

Como hemos explicado anteriormente, la dieta hiperprotéica se caracteriza por aumentar la ingesta de proteínas y reducir la de hidratos de carbono y grasas. Esta forma de alimentación puede no ser beneficiosa si se realiza durante un tiempo demasiado prolongado. Es por ello que te recomendamos que la realices bajo la supervisión de un profesional. De lo contrario podrás sufrir las consecuencias que te explicamos a continuación.

  • Riesgo de padecer gota. El elevado consumo de proteínas puede provocar a largo plazo el aumento de los niveles de ácido úrico y como consecuencia la aparición de la gota. Si bien es verdad que con los medicamentos que existen en la actualidad no se trata de una enfermedad peligrosa, si que sigue siendo un problema bastante molesto.
  • Sensación de cansancio. Hay que recordar que el cuerpo necesita todo tipo de nutrientes para desarrollar correctamente todas sus funciones. Es por ello que tras un largo periodo sin ingerir la cantidad suficiente de grasas puedes sentirte cansado y fatigado con mayor frecuencia.
  • Daños en los riñones y el hígado. La ingesta en grandes cantidades de proteínas puede causar una sobrecarga de los riñones y el hígado.

Con todo esto no queremos decir que la dieta hiperprotéica sea peligrosa y no esté recomendada llevarla a cabo o se trate de una dieta milagro. Tan solo tienes que tener en cuenta que siempre deberás hacerla bajo la supervisión de un profesional y durante un tiempo determinado. Solo así podrás obtener los resultados deseados y no caer en ninguno de sus riegos.