Dieta hiperproteica: adelgaza y gana masa muscular

Francisco María García 5 agosto, 2018
Con un adecuado entrenamiento anaeróbico y un equilibrio preciso en el consumo de alimentos, la dieta hiperproteica concede muchos beneficios para los resultados del esfuerzo físico

Quienes realizan ejercicios anaeróbicos en busca de una musculatura definida, conocen el poder de una alimentación adecuada. La dieta hiperproteica es aquella que extrema el consumo de proteínas. De este modo, favorece el aumento de masa muscular y reduce los productos que generan obesidad.

Beneficios de la dieta hiperproteica para ganar masa muscular

Dado que los músculos están compuestos principalmente de proteínas, este tipo de alimentación favorece una reparación efectiva de huesos, músculos, piel y pelo, aportando gran vitalidad.

Otra labor de las proteínas en el cuerpo humano es la de servir a la comunicación entre los órganos y las células. Esto hace que una dieta hiperproteica actúe a favor de un buen desarrollo hormonal.

Por otra parte, las proteínas también sirven para transportar moléculas, como es el caso de la molécula de oxígeno que lleva la hemoglobina a las células.

Es frecuente escuchar o leer sobre la importancia de las enzimas para las reacciones químicas del organismo. La presencia de cantidades adecuadas de proteínas representa un mejor rendimiento de las enzimas.

Cómo aumenta la masa muscular con la dieta hiperproteica

Para aumentar la masa muscular no hay demasiados secretos, hace falta una ejercitación diaria y focalizada. En este sentido, organizarse con los grupos musculares garantiza que la masa muscular aumentará de manera pareja en todo el cuerpo. El uso de pesas y aparatos ayuda mucho en este objetivo.

En cuanto al carácter de los entrenamientos necesarios para ver resultados en la musculatura, lo ideal es que sean intensos. Las series no deberían ser menos de 3 y las repeticiones menos de 10; en cualquier caso, 5 series de 10 sería el máximo diario para cada ejercicio.

La dieta rica en proteínas es indispensable para realizar ejercicios anaeróbicos sin que se debilite el organismo. El hábito de ingerir alimentos ricos en proteínas antes y después de entrenar, ayuda a que los tejidos logren regenerarse en tiempo y forma.

Cada grupo muscular trabajado de manera intensa, debe descansar al menos dos días antes de volver a ejercitarse. Las pausas permiten un correcto aumento de la masa muscular, sin que se produzcan desgarros, lesiones o debilitamiento. La técnica y el cuidado del cuerpo son indispensables para buenos resultados.

Mejor poco a poco y con ayuda

Quienes se inician en el mundo del fitness, deben buscar consejo de entrenadores o entrenadoras expertas. Si el cuerpo se excede de trabajo, o si los ejercicios no se realizan de manera adecuada, lo único que se logra es atrasar la musculatura deseada.

Tampoco conviene saltarse ningún paso. Antes de comenzar los ejercicios anaeróbicos, un buen calentamiento es fundamental. Para ello se puede optar por la bicicleta elíptica o la cinta de correr, entre otros movimientos propios de la entrada en calor.

El cumplimiento de los pasos y la paciencia a la hora de esperar resultados, son condiciones básicas para ganar masa muscular con la dieta hiperproteica.

¿Tiene contraindicaciones la dieta hiperproteica?

Como toda dieta, la hiperproteica debe realizarse de manera responsable. Quienes desean aumentar la masa muscular, a la vez que perder kilos, deben considerar la visita a los nutricionistas deportivos. Hay que tener en cuenta que esta dieta suprime las grasas y los azúcares, incluyendo las frutas.

Lo que sí se puede consumir en una dieta hiperproteica son los alimentos que aportan proteínas en grandes cantidades. La carne en todas sus variantes, el pescado, los lácteos y sus derivados, el huevo y casi todas las verduras. Si estos ingredientes están en equilibrio, el riesgo de un excesivo adelgazamiento se reduce a menos de cero.

Beneficios del huevo.

Cómo funciona el consumo extra de proteínas para adelgazar

Al tratarse de una dieta que deja de lado completamente las grasas y azúcares, el cuerpo buscará restituir esos nutrientes de otro modo. La solución del cuerpo humano consiste en servirse azúcares y grasas de las zonas de mayor acumulación de tejido adiposo. La bajada de peso con este mecanismo es cuestión de días.

En síntesis, la dieta hiperproteica para ganar masa muscular produce una alteración externa del metabolismo. Lo que ocurre es que las proteínas consumen un alto porcentaje de calorías del cuerpo. Cuantas más proteínas, mayor será el rendimiento metabólico del organismo.

El truco, si lo hubiera, consiste en aprovechar esa energía extra que ofrecen las proteínas y ganar masa muscular mediante ejercicios de alta intensidad, como los anaeróbicos.

Te puede gustar