Dieta para ayudarte a dejar de fumar

Pilar · 16 junio, 2018
Te ofrecemos una serie de consejos para orientarte en la dieta que tienes que llevar a cabo para dejar de fumar y explicamos una serie de trucos para que calmar la ansiedad sin engordar sea más sencillo y además te proponemos alimentos adecuados a este proceso

Dejar de fumar es misión imposible para muchas personas. Supone un gran esfuerzo, sobretodo para aquellas personas que fuman bastante y lo hacen de forma compulsiva. De todos modos con fuerza de voluntad todo es posible. Para ayudarte en el proceso y hacer que sea más sencillo te proponemos esta dieta para ayudarte a dejar de fumar.

Toma snacks saludables

Dejar de fumar es sinónimo de ansiedad y mal humor. Estas sensaciones se acaban pagando en la mayoría de ocasiones con la comida y como consecuencia la mayoría de las personas que dejan de fumar aumentan de peso.

Es habitual que los momentos en los que la ansiedad aparece ir a la nevera y comer cualquier cosa que haya en ella. Por una razón o por otra acabamos comiendo más de la cuenta y alimentos poco saludables.

La realidad es que la ansiedad durante las primeras semanas es inevitable. Es normal que el cuerpo reaccione de este modo ante la falta de nicotina. Poco a poco el cuerpo se va a acostumbrando y los cuadros de ansiedad aparecen con menos frecuencia. 

Ya que la necesidad de calmar con la comida la ausencia de nicotina va a ser en mayor o menor medida inevitable a continuación te damos unos consejos para que el proceso sea más llevadero y no engordes.

  1. No compres comida poco saludable. Parece una cosa muy simple pero en realidad el gran esfuerzo para comer saludable lo tenemos que hacer a la hora de comprar. Es tan fácil como que si no tenemos en casa comida rápida o snacks poco saludables no los comeremos. Ve a hacer la compra cuando no tengas ansiedad porque si es así te apetecerá comprar cualquier alimento. La mejor hora es después de comer porque estamos saciados y relajados y nos limitaremos a comprar lo que haya escrito en la lista.
  2. Cocina snacks saludables. Una buena forma de tener la mente ocupada y no pensar en fumar es cocinar. Puedes elaborar tus propios snacks saludables y así matar dos pájaros de un tiro. Por un lado elaboras comida saludable y por otro estás ocupado y relajado. Si te animas a cocinar aquí te dejamos unas versiones light de recetas tradicionales y aquí una receta de barritas de cereales caseras.
  3. Ten siempre fruta en casa. La fruta es saciante y apenas tiene calorías. Elige aquellas frutas que tengan menor contenido en azúcar y disfruta de su delicioso sabor. Puedes comerla directamente, hacer macedonia de frutas o zumo.

Alimentos ricos en vitamina C

Otro truco para ayudarte a dejar de fumar es tomar alimentos ricos en vitamina C. ¿Sabías que las personas fumadores suelen tener déficit de esta vitamina? Al fumar se consumen grandes dosis y por lo tanto es recomendado recuperarlas. 7

Además, los alimentos con vitamina C suelen ser bastante saciantes por lo que también son adecuados para calmar al ansiedad. A continuación te mostramos algunos alimentos ricos en esta vitamina que puedes incorporar fácilmente a tu día a día.

Lleva siempre una botella de agua

Una forma de calmar las ganas de fumar es ir siempre acompañado de una botella de agua. Cada vez que tengas ganas de encender un cigarrillo puedes dar un sorbito de agua. Además de calmar la ansiedad conseguirás eliminar más rápidamente la nicotina. 

Se estima que la nicotina tarda en ser expulsada del organismo alrededor de 20 días. Una vez que han pasado las tres primeras semanas el cuerpo deja de pedir con tanta intensidad la nicotina porque ya se ha deshecho de ella.

Además de ayudar a eliminar la nicotina de una forma más rápida el agua no contiene calorías. Así que es también una buena forma de sentirse saciado sin sumar calorías a la dieta. Como consecuencia no aparece el aumento de peso que siempre suele hacer presencia cuando la persona deja de fumar.