Dieta por intercambios

21 mayo, 2018
Descubre la dieta por intercambios, una manera de personalizar qué comes y a la vez llevar un exhaustivo control de la nutrición diaria, muy adaptable a las características que necesitemos

Existen varias formas de elaborar una dieta personalizada, sin embargo, a la hora de contabilizar un buen reparto de energía y macronutrientes a lo largo del día, destacamos la dieta por intercambios. A continuación, explicaremos algunas pinceladas sobre este método de confección de dietas.

¿Qué es un intercambio?

Antes de saber en qué consiste este tipo de elaboración dietética, definiremos un intercambio cómo el conjunto de alimentos unificados a un mismo valor de energía y macronutrientes de manera que, aquellos alimentos del mismo grupo, pueden ser intercambiables entre sí sin suponer una variación significativa en dichos valores.

La importancia de consumir hidratos de carbono.

En qué consiste

Este tipo de dieta, consiste en repartir las necesidades diarias de energía, hidratos de carbono, proteínas y grasas a lo largo del día en forma de intercambios.

Una vez conocemos el significado de la palabra, es importante saber la importancia que realmente tiene a la hora de confeccionar nuestra dieta.

En función de diversos factores, nuestro organismo precisa de una cantidad de calorías. Éstas también variarán en función de nuestro objetivo (mantenimiento, perdida de grasa, ganancia de masa muscular), pero en definitiva se alcanzarán a partir de los nutrientes provenientes de la alimentación.

Recetas de ensaladas para perder peso.

Los alimentos se componen de macronutrientes, micronutrientes y agua. Los primeros son los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos o grasas y cada uno de ellos aportan diferente cantidad de kcal por g.

En tres pasos, podemos hacer uso de las listas de intercambios:

  1. Conocimientos de las necesidades energéticas y nutricionales.
  2. Cálculo del número de intercambios de cada grupo de alimento diarios.
  3. Reparto de los distintos intercambios en cada toma.

Cómo se confecciona una dieta por intercambios

Es necesario, además de conocer las necesidades diarias de cada persona, conocer sus gustos alimenticios, hacer cambios en aquellos alimentos que no sean saludables y que forman parte de su alimentación y añadir aquellos que puedan beneficiar su estado de salud y que aun no forman parte de su dieta habitual.

Razones para no contar las calorías de tu dieta.

La unidad del intercambio, nos ayudará a contabilizar cuanta cantidad de alimento, de cada tipo y de cada grupo debe tomar de manera estimada y además controlar las proporciones de los macronutrientes.

Los grupos de alimentos son los comúnmente conocidos como lácteos, verduras y hortalizas, frutas, cereales, tubérculos, legumbres y otros que se denominan alimentos proteicos y alimentos grasos.

También hay que destacar que dentro de un mismo grupo de alimentos como por ejemplo los alimentos proteicos, existen distintos subgrupos cómo los proteicos I, proteicos II, etc.

Estos subgrupos equivaldrían en cantidad de energía, proteínas, hidratos de carbono, sin embargo contienen mayor cantidad de grasa por intercambio.

Asignación y distribución

Una vez calculado el número y tipo de intercambios, con el fin de elaborar una dieta lo más personalizada posible, deben hacerse ajustes y comprobar que las desviaciones totales diarias están dentro de los límites.

Redacción de la dieta

Finalmente, tras todo el proceso anterior, se redacta la dieta de manera que el paciente sepa todas las opciones que puede alternar en su día a día, asegurándose de un correcto aporte de energía y macronutrientes.

Dieta semanal saludable.

La descripción de la dieta se hace por tomas y en cada una de ellas se separan los grupos de alimentos en guiones, es decir, dentro de cada toma se incluyen tantos guiones como grupos de alimentos se comen en ella.

En cada guión se especificará el alimento, la cantidad en medida casera, tamaño y en gramos. Además cada alimento irá separado del siguiente con un ‘o’ o un ‘y’, en función de si hay que elegir una opción dentro de ese grupo o si puedes complementarlos. Y así sucesivamente hasta completar los guiones de cada una de ellas a lo largo del día.

Como conclusión

Es importante saber que este método debe ir acompañado de una explicación oral del dietista-nutricionista al paciente para una mayor comprensión del método y que por consiguiente le sea más útil.

La dieta por intercambios es una herramienta muy útil para aprender a controlar tanto la calidad de aquellos alimentos que deben formar parte de nuestra dieta habitual, como la cantidad de los mismos, permitiéndonos aprender a alimentarnos de manera correcta y saludable.

Aitana González Díaz

Estudiante de Nutrición Humana y Dietética. Apasionada de la buena alimentación y del deporte. Divulgo con evidencia científica y te doy las herramientas para que elijas salud.

Ver perfil
Te puede gustar