Dieta smart, conoce todos sus beneficios

Jorge Camón Claveria · 29 junio, 2018
Vemos de qué se trata la famosa dieta smart y las fases en las que se divide y qué beneficios podemos esperar de ella, entre ellos el de evitar diferentes enfermedades relacionadas directamente con la alimentación

La dieta smart es un plan de adelgazamiento que consiste en tres fases muy sencillas para que cualquier persona las pueda cumplir, además de permitir llevar un ritmo de vida normal y cotidiano.

¿En qué consiste la dieta smart?

  • Primera fase: puede llegar a durar hasta tres semanas, y consiste en alimentarse a base de vegetales y proteínas saludables. Algún ejemplo sería el pescado, el yogur o los huevos. Sin embargo, quedan totalmente prohibidos las frutas, el pan, la pasta o las legumbres. Se pueden llegar a perder dos kilos por semana.
  • Segunda fase: en esta etapa empiezan a aparecer más alimentos, como los mariscos, cereales y legumbres. Al igual que en la fase anterior, debemos realizar un ejercicio moderado y aumentar las actividades aeróbicas, que nos ayudarán a perder todavía más peso.
  • Tercera fase: en este periodo de tiempo la comida vuelve a ser normal. La alimentación empieza a ser nutritiva, ya que puedes consumir vegetales, cereales, proteínas y frutas. De vez en cuando, también podrás añadir a tu dieta carnes, embutidos, patatas o chocolate negro.

Una vez alcanzada la última fase, es importante intentar alargarla lo máximo posible, incluso que se convierta en una forma de alimentación. La actividad física también es importante mantenerla, aunque el ejercicio consista en dar unos simples paseos.

Principales beneficios

Índice glucémico y carga glucémica bajos

Al alimentarnos principalmente de alimentos como los vegetales, el yogur natural o el queso fresco, alimentos con un bajo índice glucémico, consumiremos pocos hidratos de carbono.

Iremos aumentando su contenido a lo largo de la dieta, con lo que conseguiremos sentirnos saciados, quemar las reservas de grasa y regular los niveles tanto de azúcar como de lípidos en sangre.

Promueve la salud intestinal

Los alimentos que componen la dieta smart, ayudan a aumentar la microflora beneficiosa propia del intestino. Gracias a ellos, conseguiremos deshinchar el abdomen y disminuir la resistencia a la insulina, además de aumentar las defensas.

Chica feliz riendo en la calle.

Capacidad antioxidante y antiinflamatoria

Alimentos como las frutas, el pescado azul o los frutos secos presentes en la dieta smart, tienen una alta concentración de sustancias bioactivas, que inhiben el exceso de sustancias inflamatorias producidas con la edad y cuando se sufre sobrepeso.

Mantenimiento de la masa muscular, la masa ósea y el tono de la piel

Es importante controlar las cantidades de los alimentos que tomamos durante toda la dieta smart, así como su proporción y su dosificación. Gracias a ello, nos sentiremos más saciados y podremos mantener la masa muscular en buen estado, para no estancarnos en la pérdida de peso.

Regula el ritmo cardíaco y la presión arterial

Los alimentos ricos en grasas saludables y bajos en grasas perjudiciales, como los frutos secos, el aceite de oliva o el pescado azul, constituyen este tipo de dieta. Gracias a esta alimentación, lograremos disminuir el riesgo cardiovascular y mejorar la memoria, además del estado de ánimo.

Medir la frecuencia cardíaca.

Mantenimiento del pH

Los alimentos y bebidas que la dieta recomienda, como los vegetales, el yogur, los caldos vegetales, o el agua rica en bicarbonatos tienden a mover el pH hacia un nivel más ácido.

Por otro lado, este nivel de pH está bajo cuando se padece obesidad. Su desajuste puede provocar graves problemas, debes llevar un equilibrio en la dieta smart.

Tal y como defiende la dieta, el seguimiento de este tipo de dietas, disminuye el riesgo de padecer gota, la formación de cálculos renales y permite disfrutar de una piel y unas uñas más sanas.

Como conclusión, podemos decir que compaginar esta dieta con el ejercicio, es una buena manera de perder peso, ya que no se basa en una alimentación brusca ni en una con efecto rebote, además de aportar todos los beneficios anteriormente comentados.