Dietas sin gluten ¿son la mejor alternativa?

Pilar · 29 junio, 2018
Nuestra recomendación es que te informes acerca de cualquier dieta que vayas a empezar a realizar y no te dejes llevar por modas pasajeras ni por dietas o o sustitutivos que prometen milagros; recuerda que la base de toda alimentación es la comida saludable, variada y en proporciones adecuadas

Cada vez son más las personas que a pesar de no ser celiacas optan por alimentarse sin tomar gluten en su día a día. A continuación analizamos lo que supone esta alternativa para la salud y el motivo por el que tantas personas se decantan por esta opción. Sigue leyendo y te ayudamos a comprender todo lo que rodea a las dietas sin gluten.

¿En qué consiste la dieta sin gluten?

Esta dieta consiste en eliminar totalmente de la alimentación diaria el gluten, tal y como si la persona fuera celíaca. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y en centeno. Es por ello que estos 4 alimentos y todos sus derivados quedan totalmente prohibidos para las personas que realizan esta dieta.

De momento todo parece perfecto. Realizar una alimentación tal y como si se fuera celíaco y adelgazar de una forma más eficaz que llevando a cabo una dieta convencional. Pero, ¿es así de sencillo? ¿de verdad se obtienen resultados? Sigamos analizando esta controvertida dieta para comprobar que es tan beneficiosa como la presentan.

Debatimos sobre si son saludables los productos sin gluten.

La realidad es que sí que se adelgaza realizando dietas sin gluten. Esto es debido a que la mayoría de alimentos calóricos contienen esta proteína, por lo que no se pueden tomar. Además, prácticamente toda la comida rápida la incluye también. De este forma todos los alimentos que más engordan quedan desterrados de la dieta y no se pueden consumir.

Si después de leer que se trata de una dieta efectiva en cuanto a la pérdida de peso estás pensando en realizarla te recomendamos que sigas leyendo. No comiences nunca una dieta sin conocer antes sus efectos secundarios. 

¿Qué peligros tiene esta dieta?

Eliminar por completo el gluten de la dieta diaria puede conllevar graves problemas para la salud. Antes de empezar a realizar esta dieta sigue leyendo todas las consecuencias que puede tener para tu organismo.

  • Déficit de fibra. Los cereales de grano completo tienen altos contenidos de fibra. Este nutriente es fundamental para el correcto funcionamiento del proceso digestivo y para el tránsito intestinal. Un déficit de fibra provoca estreñimiento y problemas digestivos.
  • Aumento de metales tóxicos en el organismo. Un estudio confirmó que las personas celiacas tienen en un organismo hasta el doble de metales tóxicos que una persona que toma esta proteína. Concretamente los metales encontrados fueron arsénico y mercurio. Para cualquier persona celiaca es más saludable contener estos metales en mayor proporción que las consecuencias que tendría para su organismo tomar gluten. En cambio, no tiene ningún sentido acumular estos metales si la persona tan solo elimina el gluten para adelgazar y realmente no existe ninguna intolerancia.
  • Mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardíacas. En lo que respecta la salud del corazón, la ausencia del gluten no reporta ningún beneficio. Más bien se trata de todo lo contrario. Diversos estudios han demostrado que las dietas sin gluten provocan una peor saluda cardíaca.
Dolor de barriga.

Conclusión

Después de leer todos los riesgos que conlleva la realización de esta dieta te recomendamos que no elimines el gluten de su día a día. Es erróneo asociar esta proteína a alimentos poco saludables por el simple hecho de que la mayoría de la comida rápida lo contenga.

Las personas celiacas o intolerantes al gluten no pueden consumir esta proteína pese a que a largo plazo pueda causar daños en su organismo. La realidad es que tomar gluten les provoca daños muchísimo más graves y a corto plazo por lo que es lógico que lo destierren de su dieta. En cambio, si el objetivo es adelgazar y no existe ningún tipo de intolerancia hay dietas mejores.

Recuerda que la base de cualquier dieta debe ser siempre una alimentación variada, completa, equilibrada y en proporciones adecuadas. De lo contrario lo único que se consigue es adelgazar a cambio de poner en juego nuestra salud.