Dietas y recomendaciones para después de Navidad

Pilar · 28 septiembre, 2018
Después de Navidad solemos darnos cuenta de que hemos ganado unos cuantos kilos de la forma menos saludable, pero no hay porqué preocuparse en exceso, con una buena dieta y vuelta a la rutina todo tiene solución

La Navidad es la época del año en la que más se disfruta de la familia, de la gastronomía y de los momentos especiales. Desgraciadamente también son las semanas del año en las que más se engorda. Es por ello que es importante volver a la rutina anterior una vez que las festividades han pasado. A continuación te mostramos una serie de dietas y recomendaciones para después de Navidad.

No te sientas culpable y sigue algunas dietas y recomendaciones

Termina la Navidad, vuelve la rutina y después de comprobar que los pantalones nos aprietan decidimos subir a la báscula. Como ya era de esperar hemos engordado un par de kilos en apenas unas semanas. Esta rutina se repite año tras año en la mayoría de personas. Es entonces cuando toca volver a la vida normal, a las comidas ligeras y a hacer ejercicio.

Errores en la dieta más frecuentes.

Nuestro consejo es que no te sientas culpable. Es inevitable engordar en Navidad porque son fechas en las que la comida en exceso, el alcohol y la vida sedentaria son los protagonistas. Piensa en el tiempo que has disfrutado con la familia, en los momentos que se quedan para el recuerdo y en lo bien que te lo has pasado.

Con una dieta saludable y la realización de ejercicio de forma regular lograrás volver a tu peso ideal. Ten en cuenta que por lo general estamos hablando de 2 o 3 kilogramos de exceso, por lo que adelgazar va a ser tarea fácil. Además, solo con la rutina y el estrés del trabajo estarás más activo y tu metabolismo procesará los alimentos más rápidamente.

De todos modos, la alimentación debe variar. A continuación te explicamos que cambios debes hacer para volver a tu peso saludable.

1. Vuelve a tomar fruta y verdura

Durante la Navidad dejamos de lado las frutas y las verduras y las cambiamos por otros alimentos  menos saludables. Las tartas, pasteles y los dulces típicos de Navidad ocupan todo el espacio en la mesa y la fruta, pese a todas sus propiedades es la gran olvidada de estas fechas.

Receta de frutas y verduras.

Lo mismo ocurre con la verdura. Solemos comer más carne, pescado y marisco. La verdura es vista como un producto más habitual y queda desplazada de la mesa.

Pues bien, toca volver a darle el protagonismo que merecen estos alimentos y consumirlos 5 veces al día. Las ensaladas son perfectas para depurar el cuerpo y son una receta fácil, ligera y muy versátil.

Respecto a la fruta, en el mes de enero tenemos una amplia variedad de productos de temporada. Algunos de ellos son la mandarina, la naranja, la piña o las uvas.

2. Cambia las salsas por elaboraciones a la plancha

Los platos que solemos tomar en Navidad son mucho más elaborados. Del mismo modo, también son por lo general más calóricos y tomamos raciones más grandes. Es habitual elaborar salsas con base de nata, bechamel o algún ingrediente similar, lo que suma una cantidad considerable de calorías. Además, hay que tener en cuenta que solemos acompañarlas con pan.

Ensalada de pescado.

Se acaba la Navidad y toca preparar los pescados y las carnes de una forma más ligera. La mejor opción es cocinar a la plancha y condimentar con hierbas aromáticas. Si te parece una comida aburrida y poco apetecible puedes cocinar guarniciones saludables. Algunas de ellas pueden ser pimientos salteados, verduritas a la plancha o salsa de tomate casera.

3. Depura tu cuerpo tomando agua y té

Otro de los cambios que se producen durante la Navidad es la reducción de la ingesta de agua y el aumento del alcohol y bebidas azucaradas. Es inevitable tomar más alcohol de la cuenta porque estas bebidas son un habitual en los días más señalados del calendario. También se suelen tomar  en mayor cantidad bebidas azucaradas como consecuencia de las reuniones familiares o las comidas con amigos.

Una vez que llega enero y toca volver a la rutina hay que desintoxicar el cuerpo de estos excesos y nada mejor que el agua. Recuerda tomar alrededor de 2 litros diarios. Si te resulta difícil llegar a esta cantidad puedes complementarlo con té, o zumos naturales.

Engordar en Navidad es inevitable. Con estos consejos que te hemos proporcionado volver a tu peso ideal será muy sencillo y en apenas unas semanas volverás a pesar lo mismo que antes de empezar esta época tan especial del año.