Eficiacia de la dieta cetogénica

Pilar · 17 junio, 2018
Cuando queremos perder peso buscamos de forma desesperada la dieta perfecta que nos ayude a hacerlo de forma instantánea, pero esta no existe y tenemos que conformarnos con seguir aquellas que nos van a dar resultado a base de constancia y buena planificación

La dieta cetogénica es cada vez más popular y esto es debido a que llevándola a cabo se obtienen los resultados deseados. A continuación te contamos en qué consiste este tipo de alimentación y si de verdad es tan saludable y tan eficaz como parece.

¿Dónde reside la eficacia la dieta cetogénica?

La clave de la eficacia de la dieta cetogénica es la cetosis. La cetosis es el nombre de un estado metabólico en el que se queman más grasas, tanto las acumuladas en el organismo como las que se ingieren.

De este modo se adelgaza más rápido y la pérdida de peso es mayor. Para llegar al estado de cetosis lo que se hace es eliminar de la dieta los carbohidratos. Estos son sustituidos por grasas saludables, que pasan a ser la base principal de la dieta.

Dieta semanal saludable.

Otro de los motivos por los que la dieta cetogénica es eficaz es la sensación de saciedad. Los alimentos que se consumen son principalmente grasas, estos tardan en digerirse y por lo tanto la sensación de hambre tarda más en aparecer.

La sensación de saciedad es fundamental para poder seguir una dieta y no abandonarla. En las dietas hipocalóricas lo habitual es que tarde o temprano los atracones o el saltarse la dieta acaben apareciendo. En este caso esto no ocurrirá porque la persona se sentirá saciada.

También es importante destacar que la dieta cetogénica es más eficaz en las primeras semanas. Será entonces cuando notes realmente los resultados y pierdas peso más rápidamente. Después la pérdida de grasa será más progresiva y lenta.

Esta pérdida de peso de más a menos hay que verla como algo normal y propio de esta dieta. En ningún momento hay que pensar que la dieta cetogénica ya no funciona ni dejar que la motivación desaparezca.

¿La dieta cetogénica tiene algún inconveniente?

La realidad es que aunque sea una dieta eficaz también tiene inconvenientes, y por ello hay que realizarla siempre bajo la supervisión de un especialista y durante una período corto o medio de tiempo. Así puedes beneficiarte de todas las ventajas de esta dieta y mantener la salud de tu organismo al mismo tiempo.

El principal inconveniente de la dieta cetogénica es que al eliminar de la dieta los carbohidratos dejamos de consumir nutrientes poco saludables pero también otros que son necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Algunos de estos nutrientes son:

  • La fibra. La fibra es fundamental para el correcto funcionamiento del tránsito intestinal. Una deficiencia de fibra provoca estreñimiento. Además la fibra ayuda a regular los niveles de colesterol en el organismo. Por todo ello nunca se debe eliminar totalmente la fibra de nuestra dieta diaria, ni si quiera por un periodo breve de tiempo.
  • Vitaminas y minerales. La dieta cetogénica tiene también como consecuencia la reducción de la ingesta de vitaminas y cereales. Enseguida notarás como tu cuerpo está más cansado y sin energía. Lo ideal es llegar al estado de cetosis sin dejar de tomar estos nutrientes ya que si no tendremos una dieta muy deficiente y poco saludable.
La importancia de consumir hidratos de carbono.

La dieta no lo es todo

La dieta cetogénica se limita a eliminar los hidratos e incrementar las grasas saludables para perder grasa de una forma más rápida y en mayor cantidad. Si este tipo de rutinas se lleva a cabo durante un periodo de tiempo corto o medio puede ser una forma eficaz de perder peso en caso de obesidad o sobrepeso. De todos modos hay que recordar que a largo plazo hay que comer variado y equilibrado cocinando recetas saludables.

Tampoco hay que olvidar que el ejercicio también es un factor importante tanto a la hora de perder peso como de tener una buena salud y un correcto funcionamiento del organismo.

Para perder peso nunca hay que limitarse a una dieta ya que el ejercicio es el complemento perfecto. No hace falta que sea todos los días ni a una alta intensidad, pero es importante adquirir rutinas de ejercicio semanal.  Una dieta equilibrada y realizar ejercicio de manera regular son los pilares básicos del bienestar.