Cómo llevar una vida saludable con comida integral y orgánica

Yamila Papa Pintor · 26 julio, 2018
Cuando compramos productos orgánicos debemos prestar mucha atención y verificar que estén avalados por ciertos organismos locales o nacionales, eso nos dará la tranquilidad de que aquello que compramos es ecológico u orgánico

Quizás hayas oído o leído la frase “somos lo que comemos”. ¡Es completamente cierta! Para llevar una vida saludable, además de ir al gimnasio o entrenar a diario, tenemos que alimentarnos de mejor manera. En este artículo te contamos más.

¡Llevar una vida saludable es posible!

Para poder ser personas equilibradas, tanto en lo físico como en lo emocional, es muy importante que tengamos hábitos positivos y beneficiosos. Hacer ejercicio, comer verduras y beber agua son solo algunos de ellos.

Si bien para algunos la vida saludable puede ser una ‘moda’ y lucrar con ello, lo cierto es que cada vez son más las personas que deciden dejar de lado aquellas costumbres que no son buenas para su cuerpo y su mente.

Los huevos ayudan a aumentar la testosterona de forma natural.

Junto a este crecimiento notable de personas que quieren llevar una vida sana, nos encontramos con mercados que ofrecen productos para satisfacer dichas necesidades. Por ejemplo, los mercadillos orgánicos, los restaurantes macrobióticos o las tiendas con comida ecológica.

Existen muchas marcas conocidas en la actualidad, ya sea a nivel nacional como internacional, que además de vendernos comida o productos específicos, nos enseñan cómo sacarles todo el provecho y mejorar así nuestra calidad de vida.

Lo principal al momento de hacer la compra no es ir a un sitio costoso o el que está de moda entre los que hacen fitness… sino de hallar un establecimiento que cumpla con los estándares de calidad y que la relación con el precio sea acorde a nuestro presupuesto.

Se suele decir que la comida sana sale más cara que la convencional (por llamarla de alguna manera). Sin embargo, esto no es tan así. Es verdad que el valor puede ser más elevado, pero también que rinde más. Claro, porque por ejemplo los huevos ecológicos son más grandes y necesitas menos para preparar la comida.

Vida saludable: comida orgánica

Esto es muy importante mirar la etiqueta de garantía de productos orgánicos, ya que en algunos casos nos quieren ‘convencer’ de que un producto no ha sido tratado químicamente o con pesticidas, cuando no es verdad. Para saberlo, solo basta con mirar la etiqueta y los sellos que tenga. Si tenemos dudas, debemos consultar con las entidades encargadas de otorgar dichos permisos en nuestra ciudad.

La buena noticia es que muchas empresas orgánicas del país nos ofrecen una amplia gama de productos, los cuales nos permiten llevar una dieta saludable: harinas integrales, conservas, productos refrigerados, complementos para el entrenamiento, aperitivos y suplementos para hacer los ahora famosos ‘batidos detox’.

Recetas de batidos y smoothies para el verano.

Estos licuados desintoxicantes, también llamados zumos verdes o smoothies detox son perfectos para eliminar todo aquello que hemos acumulado durante años debido a nuestra alimentación. Además de regular la flora intestinal, limpiar el colon y mejorar la piel, los batidos detox aportan nutrientes esenciales. Al hacerse con todo crudo, no se pierde ningún componente de los ingredientes.

Y a su vez, nos aporta energía y una saciedad más que interesante. Por ello se recomiendan para el desayuno o antes de entrenar. Si estás haciendo dieta para adelgazar, estos zumos también te pueden servir para reducir la ansiedad de comer a toda hora.

Llevar una vida saludable requiere de cierto compromiso y dedicación, pero lo mejor de todo son los resultados que obtenemos. Al comer sano y combinarlo con una rutina de ejercicios nos sentiremos más plenos, más enérgicos, más felices…

La reducción de peso es solo una consecuencia cuando mejoramos nuestra alimentación y lo mejor de todo es que si nos mantenemos en la senda natural, evitamos el tan temido ‘efecto rebote’ por el cual se recuperan los kilos perdidos.

No debes cambiar tus hábitos de la noche a la mañana, pero sí ir incorporando cosas saludables a tu dieta poco a poco, cuando empieces a ver los resultados, tú solo irás por el camino ‘correcto’.