¿Cómo aumentar la testosterona de una forma natural?

Francisco María García · 23 febrero, 2018
Esta hormona que podemos encontrar en mamíferos, reptiles y aves, juega un papel fundamental en la sexualidad masculina, incremento de masa muscular o nacimiento de pelo

La testosterona es la hormona sexual de los hombres. Forma parte de los denominados andrógenos y se encarga fundamentalmente de dar características masculinas a las personas.

También está encargada de darle sostenibilidad a los impulsos sexuales, promueve la generación de esperma y el vello en el cuerpo. Mucha gente se pregunta si es posible aumentar la testosterona de manera natural.  Y la respuesta es sí.

El proceso de la testosterona

La aparición de esta hormona comienza ya durante la gestación; los testículos del feto reciben estimulación durante todo su desarrollo. Este estímulo puede seguir incluso después del nacimiento (unas semanas después). Posterior a esta etapa no se registra producción de testosterona en el cuerpo.

La testosterona se reactiva al llegar la etapa de la pubertad. Una vez llegado a este punto, será la hipófisis (en el cerebro) quien controle la producción de testosterona en los testículos. Antes de señalar cómo aumentar la testosterona de una forma natural, se debe tener claro las funciones de esta hormona en el organismo.

Durante la gestación: como ya se ha indicado, la producción de esta hormona empieza en la gestación. Por medio de la testosterona se hace posible el desarrollo de las glándulas sexuales y la aparición de genitales exteriores.

En la pubertad: en esta etapa la testosterona se encarga de los caracteres sexuales secundarios del tipo masculino, de algunas características, como la tonalidad de voz, la aparición de barba y vello corporal. De igual modo se produce la maduración de los espermatozoides.

En la adolescencia la testosterona aumenta de forma natural.

En los adultos: la testosterona se encarga en esta etapa de la regulación de las funciones sexuales. La potencia sexual, la fertilidad y la libido son controladas por esta hormona; además, se terminan de afirmar los rasgos masculinos desarrollados en la pubertad.

Beneficios de la testosterona

Sexuales

Esta sustancia produce un mejor funcionamiento sexual; los niveles superiores de testosterona promueven una buena actividad de la libido. Esto, como consecuencia lógica, lleva a un mejor desempeño sexual en tanto funcionalidad.

También se puede apreciar que la capacidad de procrear aumenta si la testosterona es alta. Es decir, la persona con testosterona alta tiene mayor capacidad de procrear a mayor edad.

Los músculos

La testosterona ayuda a definir la porción de músculo que se puede desarrollar, debido a que se trata de una hormona muy anabólica. Cuando los niveles de testosterona son elevados, los músculos tienen una calidad superior. Como elemento añadido, la testosterona ayuda al desarrollo de la hipertrofia muscular.

Dieta para aumentar la testosterona de forma natural

Existen un conjunto de alimentos que hacen posible aumentar la testosterona. Entre ellos se puede nombrar algunos que están siempre a nuestro alcance; hay alimentos suelen estar presentes todo el año y algunos otros son estacionales.

Aguacates

El aguacate ayuda a aumentar la testosterona de forma natural.

El aguacate tiene un parecido con los testículos y los antiguos centroamericanos lo sabían. La cantidad de vitaminas y minerales presentes en el aguacate lo hacen altamente propiciador de testosterona. La vitamina B6 y minerales como el Zinc son de gran importancia.

Carne sin grasa

Las carnes magras tienen un gran impacto en los niveles de testosterona; contienen altos niveles de proteína y minerales como el zinc y el magnesio. La proteína cumple la función de construir músculo.

Huevos

El colesterol ayuda a sintetizar la testosterona y el huevo tiene colesterol. Este colesterol no es alterado, adulterado, sino un colesterol puro. El colesterol presente en los huevos  ha generado temores históricamente, ya que existía la creencia de que era dañino para la salud.

Sin embargo, investigaciones más recientes han venido cuestionando el carácter dañino del colesterol de los huevos. A su vez, la yema de huevo es un regulador del calcio y esto favorece la producción de la testosterona.

Los huevos ayudan a aumentar la testosterona de forma natural.

Pérdida de peso

Algunos estudios realizados han determinado que el sobrepeso disminuye los niveles de testosterona. Bajar de peso y eliminar grasas estimula la regulación de esta hormona. La regulación o eliminación del azúcar de la dieta ayuda a perder peso y evita otra serie de problemas de salud.  Por ejemplo, el incremento de la glicemia en la sangre.

Ejercicios de alto impacto

Los ejercicios prolongados de baja intensidad no contribuyen de ninguna forma a la producción de testosterona. Cuanto más intenso sea el ejercicio, mayor será la producción de testosterona en el cuerpo.

Este tipo de ejercicios debe realizarse en lapsos cortos, pero con suma intensidad. Con 30 segundos es suficiente, pero volviendo a repetir la rutina después de un descanso.