Entrena ejercicios de fuerza y tendrás menos lesiones y mejores resultados

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 9 marzo, 2019
Oscar Dorado · 29 diciembre, 2018
Si quieres obtener resultados, el entrenamiento de fuerza es el ideal para ti. En este artículo, te contamos todo lo que debes saber sobre sus efectos en la prevención de lesiones y el rendimiento.

Los ejercicios de fuerza son el método más efectivo para construir masa muscular y fuerza. De hecho, se trata de una excelente forma de entrenar, no solo porque es más seguro que otras modalidades de entrenamiento, sino porque es la manera más simple y efectiva de juzgar tanto el agotamiento como el progreso.

Cuando estás entrenando, puedes contar el número de repeticiones o simplemente hacer las máximas repeticiones que puedas llevar a cabo. Además, si entrenas ejercicios de fuerza, tendrás menos lesiones y mejores resultados físicos que con otro tipo de actividades deportivas.

El entrenamiento de fuerza es una forma de desarrollar músculo y fuerza utilizando pesas libres, máquinas de pesas, bandas de resistencia o peso corporal. Un buen programa de entrenamiento te permitirá aumentar la masa corporal, quemar más calorías y fortalecer los huesos.

Los programas de entrenamiento de fuerza son generalmente seguros. Cuando se llevan a cabo de la manera correcta, los ejercicios de fuerza no dañarán los huesos en crecimiento.

Además de los beneficios que comentamos antes, estos trabajos también ayudan a mantener la fuerza que necesitas para las actividades cotidianas: levantar comestibles, subir escaleras o pararte de una silla. Más allá de todo esto, trabajar la fuerza mejora tu calidad de vida, a medida que ganas confianza en tu cuerpo.

En definitiva, el entrenamiento de fuerza no solo te hará más fuerte, sino que también te ayudará a controlar tu peso y forma corporal. ¿Por qué no probarlo?

Uno de los entrenamientos más seguros

El entrenamiento de fuerza se lleva a cabo de manera segura y precisa, con la ayuda de máquinas, para que puedas ejercitarte sin ningún riesgo de lesión. De hecho, es mucho mejor para la condición física general, la salud y la pérdida de peso que lo que creen la mayoría de las personas.

Específicamente, estos ejercicios pueden reemplazar parcialmente los entrenamientos de cardio. Estos, en ocasiones, son algo repetitivos, consumen mucho tiempo y traen consigo mayor riesgo de lesión.

Chica haciendo esfuerzo levantando pesas.

Los ejercicios de fuerza pueden ser tan buenos para la condición física general y la pérdida de peso como cualquier ejercicio aeróbico. No obstante, es fundamental hacerlos bien. La mejor manera de aprender la técnica adecuada es realizar los trabajos sin ningún peso; cuando se domina la técnica, se puede agregar carga.

Es recomendable entrenar una o dos veces por semana cada grupo muscular, ya que lo ideal es dedicar tiempo a la recuperación entre los entrenamientos.

Por el contrario, si eres de aquellas personas a las que no les gusta el gimnasio, también dispones de algunas alternativas excelentes y creativas al entrenamiento de fuerza. De hecho, tu propio peso corporal puede ser más que adecuado para el entrenamiento con lastre en muchos grupos musculares grandes.

Consejos para entrenar ejercicios de fuerza

A continuación, te ofrecemos algunos consejos que debes tomar en consideración para entrenar los ejercicios de fuerza. ¡Toma nota!

  • Realiza un buen calentamiento antes y después de tus entrenamientos, ya que te permitirá evitar lesiones.
  • Alinea tu cuerpo correctamente y muévete suavemente a través de cada ejercicio.
  • Trabajar con el ritmo adecuado te ayudará a mantener el control en lugar de comprometer las ganancias de fuerza a través del impulso.
  • Presta atención a tu respiración durante los entrenamientos. Exhala mientras trabajas contra la resistencia e inhala mientras sueltas.
  • Desafía los músculos aumentando lentamente el peso o la resistencia.
  • Lo ideal es trabajar todos los músculos principales de tu cuerpo dos o tres veces por semana.
Entrenar fuerza para la natación.

  •  Siempre ofrece a tus músculos al menos 48 horas para recuperarse antes de su próxima sesión de entrenamiento de fuerza.
  • Usa la cantidad de peso correcta. Usar demasiado aumentará la probabilidad de sufrir lesiones. Del mismo modo, no usar suficiente peso provocará que no experimentes los beneficios deseados del entrenamiento.
  • El entrenamiento de fuerza puede aumentar tu metabolismo, por lo que quemarás más calorías a lo largo del día.
  • Cambiar la rutina cada 3 o 4 semanas es la manera perfecta de recibir ganancias de fuerza y ​​disminuir el aburrimiento.

Finalmente, no olvides que el entrenamiento de fuerza es una parte de un programa de acondicionamiento físico total. En cualquier caso, debes asegurarte de beber muchos líquidos y llevar una dieta saludable para obtener mejor rendimiento y recuperación.

  • Cuadrado, G., De Benito, A. M., Sedano, S., Izquierdo, J. M., Redondo, J. C., & Granado, J. C. (2009). Entrenamiento de la fuerza. European Journal of Human Movement22, 47–64. https://doi.org/10.1080/08927010802353716
  • Martins, J., Honório, S., Costa, A. M., Batista, M., & Cardoso, J. (2014). Journal of Human Sport and ExerciseJournal of Human Sport and Exercise(Vol. 9, pp. 645–655). University of Alicante. https://doi.org/10.4100/jhse
  • González-Badillo, J. J., & Ribas Serna, J. (2014). Bases de la programación del entrenamiento de fuerzaRendimiento deportivo (Vol. 2, p. 366). https://doi.org/10.1109/ICTON.2004.1360278
  • Jose, G. B. J. (2002). Fundamentos del entrenamiento de la fuerza. Fundamentos Del Entrenamiento de La Fuerza: Apliación Al Alto Rendimiento Deportivo. https://doi.org/10.1016/S0261-3069(00)00049-2