Hacer dieta trae beneficios para tu vida

Francisco María García · 23 noviembre, 2018
Conoce todas las ventajas de medir y controlar tu alimentación por medio de una dieta, ten en cuenta los factores específicos que necesita tu nutrición para adaptarse a tu metabolismo y actividad física

El hábito de llevar una dieta saludable y hacer ejercicio es muy beneficioso para la salud. Ayuda a mejorar el peso y a evitar malestar y muchas enfermedades. Pero además hacer dieta trae beneficios para quienes la practican: más energía, sensación de felicidad, mayor autoestima, mejor ánimo e incluso una vida más larga.

Sin embargo, no siempre es fácil incorporar un estilo de vida saludable a nuestro día a día. Antes de nada, es importante saber en qué consiste una dieta saludable y cómo llevarla a cabo.

Por otra parte, existen innumerables dietas que se ponen de moda, pero que definitivamente no son saludables y pueden incluso poner en riesgo nuestra salud. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor lo que es una dieta saludable y los beneficios que puede traer a nuestra vida.

Qué tipo de dieta trae beneficios para la salud

Una dieta saludable debe ser variada, equilibrada y nutritiva. Debe incorporar alimentos que sean bajos en grasas saturadas, colesterol y sodio, además de otros que aporten nutrientes, vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y fibra.

Evitar cometer errores en la dieta.

En una dieta de este tipo existen ciertos alimentos básicos. No pueden faltar frutas, verduras, cereales, aceite de oliva, frutos secos, lácteos, carnes magras, pescados y mariscos.

Si acompañamos a estos productos con ejercicio, obtendremos grandes aliados de nuestra salud, especialmente del corazón y del cerebro. Pero además ayudan a reducir el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer.

Una dieta saludable también contribuye a alcanzar un peso adecuado, mejorando la apariencia física y aumentando la autoestima y la confianza nosotros mismos. Sin embargo, es necesario acompañarla con algo de ejercicio y ser constantes en esos hábitos saludables.

Algunas dietas pueden ser perjudiciales

A la hora de bajar de peso, muchas personas se dejan seducir por diversas ofertas de dietas mágicas o milagrosas. Desde las dietas de moda como la que aconsejan comer solo piña durante tres días, hasta un sinnúmero de medicamentos y productos, las promesas de perder peso instantáneamente no faltan.

Las dietas muy restrictivas son difíciles de mantener y la mayoría de las personas las abandona al poco tiempo. Además, suelen producir un efecto de rebote, que hace que después de una impresionante pérdida de peso inicial, el organismo recupere su peso anterior o incluso lo aumente.

Por su parte los medicamentos, hierbas, cremas y otros productos que prometen hacernos bajar de peso ‘milagrosamente’, pueden poner en riesgo nuestra salud.

Debemos tener en cuenta que la única forma de bajar de peso de forma segura y mantenerlo después a largo plazo es llevar una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

Probablemente los efectos no se notarán inmediatamente ni serán tan drásticos, pero quien adopte este estilo de vida, acompañado de una  buena alimentación y ejercicio, estará garantizando su bienestar presente y futuro.

Planificación dietética a la hora de hacer deporte.

Dieta y salud

Cuando se elige comer sano, hay que pensar que el tiempo y el dinero que se gastan en ello son en realidad una gran inversión. En efecto, ese tiempo y ese dinero se traducirán en un gran ahorro en tratamientos médicos, hospitales, etc.

Una dieta equilibrada acompañada de actividad física ayuda a prevenir muchas enfermedades como las relacionadas con el corazón, la hipertensión arterial, las apoplejías, la diabetes, etc.

La ingesta de alimentos saludables ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL),y contribuyen a aumentar el colesterol bueno (HDL), que protege el corazón.

Este tipo de alimentación también contribuye a fortalecer el sistema inmune, permitiendo que el organismo se recupere mucho más rápido de lesiones y enfermedades. Ciertos alimentos que son parte de una dieta saludable también son capaces de moderar la producción de cortisol, que es la sustancia que causa estrés.

Errores más comunes al hacer una dieta.

Longevidad y calidad de vida

Una dieta y estilo de vida saludables se traducen en una vida más larga y, sobre todo, en una vida de mejor calidad. La dieta mediterránea, por ejemplo, que es considerada una de las más saludables del mundo, retrasa el envejecimiento de las personas.

Las funciones cognitivas también se ven beneficiadas por una dieta saludable. El consumo de frutas, verduras, pescado y frutos secos, como nueces, avellanas o almendras, ayudan a prevenir y reducir el deterioro de la memoria. También tienen un impacto muy beneficioso en la capacidad de concentración y en algunas otras funciones cerebrales.

El hecho de hacer dieta en realidad debe equivaler a mantener una alimentación balanceada; lo que repercutirá de una forma muy saludable en nuestra salud.