Ideas de desayunos para deportistas

Francisco María García · 4 noviembre, 2018
Los alimentos ingeridos durante la mañana definen nuestra carga energética de todo el día, y no se trata solo que los deportistas deben comer más en el desayuno, sino que además deben diseñar una alimentación apta para la actividad que desempeñan; no es lo mismo ser fisicoculturista o futbolista, que corredor de atletismo

Todos los nutricionistas están de acuerdo en que la primera comida del día es la más energética. Pero si practicamos algún deporte, la constitución de esta estación alimenticia será susceptible a mayores controles. Los desayunos para deportistas son un poco diferentes a los de una persona normal.

El desayuno americano repotenciado

Parece mentira, pero este menú tan arraigado en Estados Unidos es bastante recomendado para los deportistas. Nos referimos a tostadas, huevos y un trozo de jamón para obtener un buen número de proteínas.

El desayuno de los deportistas.

Claro que esto no será suficiente. Por eso, debemos complementar siempre con un zumo natural de naranja, preferiblemente. Junto con un poco de plátano, tendremos un aporte de potasio que es fundamental a la hora de hacer actividad física.

Junto a lo anterior, un poco yogurt ligero no caerá nada mal. Dentro del mundo del fitness, este es un desayuno bastante recomendado siempre que esté acompañado por batidos antes y después del desayuno.

Comida matutina para futbolistas

Para los que practican el deporte rey, quizás el desayuno es un poco más ligero para poder enfrentar los entrenamientos. En este caso, debemos tener una buena fuente de cereales y pan. Esto será lo central.

La leche y el café son importantes para la obtención de proteínas y para activar los músculos. Este tipo de deportista debe procurar ingerir una buena cantidad de frutas, bajo las cuales sintetizará vitaminas y minerales.

Claro que todo esto debe estar acompañado de mucha agua y bebidas energéticas durante y después del entrenamiento. Ya para el almuerzo y el resto de las estaciones alimenticias las cargas se emparejarán.

Desayunos para deportistas acuáticos

Para desayunar el día de actividades de deporte acuático, será fundamental la carga de carbohidratos, cuestión que generará que el atleta deba esperar al menos 2 horas para entrenar.

Cereales, buenas cantidades de pan y frutos secos definirán la rutina alimenticia matutina del nadador. Miel, mermelada y lácteos complementarán los suministros para la práctica de uno de los deportes más exigentes que existen. La banana será una gran fuente de potasio.

Pero si el entrenamiento es matutino, lo correcto hacer una toma de alimento provisional y energético a base de líquidos. Jugo de frutas, leche descremada y una barra energética, serán suficientes para aguantar. Las bebidas deportivas a base de electrolitos no faltarán en medio del entreno.

Desayuno saludable.

Un desayuno energético

Pero si lo que queremos es ir con energía para el gimnasio, debemos agregar algunos complementos adicionales. Así que a las tostadas, huevos, cereales y leche debemos incluir por ejemplo un poco de mantequilla, untada en el pan.

Mermelada, aceite de oliva y tomate nos darán una carga energética un poco más pronunciada. Y además del jugo de naranja, serían recomendable unas 10 pasas y 5 nueces para activarnos.

De esta forma, rendiremos con las pesas y las máquinas hasta nuestro próximo batido o merienda. La dinámica hasta aquí queda bastante clara: desayunos de proteínas controladas, con muchas vitaminas pero que no sean demasiado pesados al digerir. En pocas palabras, una proporción de alimentos equilibrada.

Como son los desayunos para deportistas

Existe una proporción establecida en los desayunos para deportistas. A grandes rasgos, la comida matutina debe tener de 55 a 70% de hidratos, 20 o 25% de grasas y de 10 a 20% de proteínas. Claro que la proporción varía en función del tipo de disciplina practicada.

Además, lo esencial es que exista una captación de nutrientes que sea suficiente y equilibrada. Lo que más se quiere con este régimen es la captación de energías sin que el aparato digestivo se vea comprometido.

Y por lo general, estos desayunos no generarán más de 729 calorías por ración diaria. Los carbohidratos y grasas permitirán una buena alimentación, pero serán quemados durante el ejercicio. De esta manera, se logra mantener un buen estado físico y la tonicidad muscular deseada.

Más allá de esto, lo recomendable es consultar al entrenador y al nutricionista para saber lo que realmente necesita cada cuerpo. Después de todo, cada cuerpo es diferente y se necesita trabajar de forma diferenciada.