Importancia de la nutrición deportiva para mejorar el rendimiento

Pilar · 17 octubre, 2018
Para que conozcas la importancia de la nutrición deportiva para mejorar el rendimiento,te damos una serie de consejos que seguro te son útiles y te ayudan a alcanzar las metas que te hayas marcado.

¿Le das a la nutrición deportiva toda la importancia que tiene? Suele ser la gran olvidada para muchos deportistas, y tal y como vas a comprobar a continuación es fundamental para lograr los objetivos deseados.

Todo deportista desea mejorar su rendimiento deportivo. De hecho, un buen rendimiento es la única forma de obtener los resultados deseados y realizar ejercicio de una forma óptima  y durante un tiempo prolongado.

Habitualmente se tiende a pensar que la forma de aumentar el rendimiento es entrenar cada vez más. De este modo se gana en resistencia y el rendimiento es cada vez mayor. La realidad es que la nutrición juega un papel fundamental porque tal y como ya hemos comentado en varias ocasiones, deporte y alimentación siempre van de la mano y se complementan una a la otra.

Importancia de los carbohidratos

Los carbohidratos son uno de los nutrientes más importantes para cualquier deportista ya que aportan la energía necesaria para poder realizar el ejercicio. Una ausencia de carbohidratos en el organismo hace que este tenga menos energía y por lo tanto se agote antes y rinda menos.

Receta de espaguetis a la carbonara.

Es por ello que la nutrición deportiva tiene como pilar fundamental este tipo de nutrientes. Lo mejor de todo es que puedes tomarlos de diversas formas ya que se encuentran en una gran variedad de alimentos. Algunos de ellos son los cereales, los tubérculos, las leguminosas o los lácteos.

Como puedes ver, es muy sencillo tomar carbohidratos a lo largo de todo el día para ir acumulando energía y rendir al máximo cuando llegue el momento de realizar ejercicio.

Siempre hidratado

La alimentación deportiva no trata solo de la ingesta de sólidos. No hay que olvidar que los líquidos son fundamentales para estar hidratados. Cuando hacemos ejercicio la cantidad de líquido que perdemos es bastante mayor a la que perdemos cuando estamos en reposo. El culpable de ello es el sudor.

Es por ello que se recomienda beber alrededor de 2 litros de agua al día. Distribuye esta cantidad de agua de manera uniforme a lo largo de todo el día y especialmente antes y después de hacer ejercicio. Si el ejercicio que realizas es bastante intenso y prolongado te recomendamos que lo hagas siempre acompañado de una botella de agua para rehidratarte al mismo tiempo que pierdes líquidos.

Si te resulta complicado beber dos litros de agua al día recuerda que también puedes comer alimentos ricos en agua. Los zumos naturales, el melón o la sandía son siempre una buena opción.

Beneficios de la sandía.

Alimentos que ayudan a la recuperación

Los alimentos que se toman justo después de realizar la sesión de ejercicio son determinantes. Dependiendo del tipo de alimentos que consumamos puede que cada vez estemos más cerca de nuestros objetivos o que por el contrario la sesión no haya servido para nada.

Desde el punto de vista de la nutrición deportiva, lo más recomendable es que nada más acabar la sesión de ejercicio te hidrates de forma nutritiva. Toma frutas ricas en agua, zumos naturales o bebidas con sales minerales.

Después, y como máximo una hora después debes tomar carbohidratos y una pequeña cantidad de grasas saludables. Tu cuerpo se encuentra bajo en nutrientes y es necesario reponer fuerzas, eso si, siempre a través de alimentos saludables.

Horarios constantes

El último consejo que te vamos a dar en torno a la nutrición deportiva tiene que ver con los horarios tanto de entrenamiento como de alimentación. Es importante acostumbrar al cuerpo a la rutina y seguir unos horarios más o menos estables.

La mejor hora para ir al gimnasio.

Los resultados llegarán antes y serán mejores si realizamos las comidas siempre a la misma hora y entrenamos en la misma franja horaria. Aunque a veces sea complicado merece la pena hacer un esfuerzo porque tu cuerpo lo agradecerá. 

Rendimiento deportivo y nutrición van de la mano y es imposible alcanzar los objetivos deseados si dejamos a uno de ellos de lado. Recuerda darle a los carbohidratos la importancia que tienen, mantenerte hidratado y seguir un horario de entrenamiento y comidas estable.