¿Cuál es la dieta del ciclista?

Francisco María García · 15 agosto, 2018
Cada deporte tiene una características propias que debemos tener en cuenta en la nutrición, por lo que si practicas ciclismo lo primero que has de valorar es cual es la dieta que mejor se adapta a tu modalidad

El ciclismo es un modo de vida que va mucho más allá del hecho de quemar calorías o practicar un deporte. Puede ser un método de transporte altamente ecológico y saludable que le proporciona a las personas una manera especial de relacionarse con la urbe. Las grandes ciudades del mundo van dándole al ciclista mayores espacios.

Debido a este auge, comienzan a surgir dudas e interrogantes sobre esta práctica, tanto como deporte como en lo cotidiano. Por ejemplo, ¿el ciclista necesita una alimentación especial?, ¿cuál es la dieta del ciclista?

La respuesta a la pregunta anterior es afirmativa. La dieta del ciclista tiene que ser balanceada para compensar de manera correcta el ejercicio que realiza.

Muchos tipos de ciclismo

Existe una diversidad de estilos de ciclismo. Normalmente se piensa en un ciclista por la carretera convencional; sin embargo, también existe el ciclismo montañero o el BMX. Cada modalidad exige una alimentación y pautas diferentes, acorde a sus exigencias; además, se llevan a cabo con bicicletas de distintos modelos.

Practicar ciclismo todos los días.

Cada uno de estos tipos de ciclismo tiene un impacto distinto en el cuerpo y en la quema de calorías. Por ejemplo, el ciclismo de carretera, a un nivel pausado, quema más calorías que ejercitarse en bicicleta estacionaria. Este ritmo de pérdida de calorías se mantiene si la intensidad del ejercicio aumenta.

Beneficios del ciclismo para la salud

El trabajo muscular al practicar ciclismo es muy intenso y completo. Evidentemente trabajan los músculos de las piernas, pero también los músculos del abdomen y la zona superior de la espalda. Por esta razón se recomienda hacer ejercicios con bicicleta para tratar dolores lumbares.

El ciclismo también es un buen modo de ejercicio para aquellas personas que no pueden mantener su peso completo. El trabajo en las rodillas se efectúa sin generar lesiones, y lo mismo ocurre con las caderas. Las personas que tienen estas dolencias no pueden correr y la bicicleta les resulta de gran utilidad.

Lo que todo ciclista debe saber para poder alimentarse

Tomando en cuenta el desgaste que tiene un ciclista en condiciones normales (metabolismo aeróbico), debe consumir hidratos de carbono. Los carbohidratos son una fuente de energía natural.

Estos carbohidratos son de origen vegetal y se encuentran en frutas y verduras. También se encuentran en los cereales y alimentos integrales, cuando son complejos.

En la dieta del ciclista siempre deben estar estos hidratos de carbono, pues son combustible puro. La manera de prepararlos influye en que sean saludables y eso incluye también la manera de combinarlos. Se recomienda siempre evitar el exceso de grasas y azúcar refinada, por ejemplo.

Ciclistas de competición

Si se trata de un ciclista de competición, el desgaste y el esfuerzo es mucho mayor. Esto viene acompañado de un desgaste de las suprarrenales y el sector de los intestinos y esto puede generar problemas de tipo digestivo.  Por ello resulta necesario incluir alimentos antiinflamatorios; el consumo de los cereales sin gluten resulta muy importante.

Cereales para desayunar.

Alimentación diaria: la dieta del ciclista

Cuando la dieta es apropiada influye de manera notable en la salud y buen rendimiento del ciclista. Como en todo, existe un antes, durante y un después; pasa lo mismo con el proceso de alimentación de los que practican este deporte.

Antes del ejercicio:

Lo que se recomienda es ingerir alimentos como mínimo tres horas antes de salir a la práctica. Esto tiene una finalidad: tener el nivel de energías a plenitud y evitar problemas digestivos en el momento del ejercicio. Si el ejercicio es por la mañana, una dieta rica en glúcidos puede ser muy provechosa: diversos cereales, huevos, queso y frutas.

Durante el ejercicio:

La dieta del ciclista, durante su práctica, debe ir acompañada de buena hidratación y de comida especializada. Si se trata de una competición, el cuerpo tendrá la necesidad de contar con mayor energía.

Los alimentos ricos en azúcares son los más apropiados; se recomiendan las bebidas energéticas en casos de deportistas de competición, pues su desgaste es fuerte. Las barritas energéticas se cuentan entre los alimentos sencillos capaces de suplir el desgaste producto del ejercicio.

Después del ejercicio:

Es aconsejable seguir con el consumo de suplementos energéticos de forma moderada, una vez finalizado el entrenamiento: yogures, barras energéticas, cereales y de fondo, comer arroz y pastas que tienen gran contenido calórico y de glúcidos.

Estos alimentos deben combinarse con proteínas, de todo tipo, pescados, carnes rojas y aves. De este modo el deportista mantiene equilibrado su organismo ante el fuerte desgaste energético.