La nueva forma de mantenerte saludable comiendo 100% natural

Francisco María García · 16 agosto, 2018
Las frutas, verduras, semillas o frutos secos son fáciles de conseguir, y como opción siempre podemos acudir a ferias y mercados agrícolas y comprar todo fresco o, si no es posible, congelado

Una alimentación sana es posible, pero no tiene que ser una forma de esclavizarse. Una nueva forma de mantenerte saludable comiendo 100% natural está al alcance de la mano. Con creatividad y dedicación se puede lograr.

Lo primero es evitar el riesgo que suponen los alimentos procesados, cargados de azúcar refinada, preservantes o pesticidas. Las alternativas existen, se trata de tomar ciertas previsiones para hacernos con lo mejor y más natural durante la visita al mercado.

Mejor orgánicos que procesados y envasados

Es mejor optar por productos orgánicos en lugar de aquellos genéticamente modificados. Si los alimentos vienen envasados, se debe revisar que en su composición no existan compuestos nocivos para nuestra salud.

Las semillas y los cereales cocidos también son alternativas, al igual que los frutos secos. La nueva forma de mantenerte saludable comiendo 100% natural recomienda comprar pollo sin hormonas y carne proveniente de ganado alimentado con hierba.

Ensalada Waldorf con pollo.

Muchas opciones

Las grasas no deben desaparecer de la alimentación. Las mejores opciones son la mantequilla y el aceite de aguacate, de almendras, de coco o de oliva.

Aunque el sabor de las barras proteicas no siempre es el mejor, son una alternativa ante el desgaste de nutrientes al ejercitarnos. Incorporan semillas y frutos secos y frescos que aportan proteínas y energía. Ya sean de cacao, canela, frutas y menta, hay distintas opciones en el mercado

La proteína de suero de leche 100% orgánica es otra opción. Mezclada con frutas es una riquísima y nutritiva merengada, cargada de proteínas; es ideal para consumir como merienda o después de hacer ejercicios

La proteína de arroz integral es efectiva para músculos, las uñas, la piel y el cabello. Mezclada con cacao y café aportará antioxidantes y activará el sistema nervioso; además, mejorará el rendimiento físico.

Trucos para mantenerte saludable comiendo 100% natural

El resultado de una dieta inadecuada se traduce en baja autoestima, falta de confianza, depresión y sensación de fracaso. Todo esto afecta las relaciones personales. No es incompatible adelgazar con mantener una alimentación saludable.

Es importante encontrar los mecanismos adecuados para combatir el estrés. La hormona cortisol invita a consumir alimentos ricos en grasa y promueve el incremento de volumen del abdomen.

Si comenzamos con pasos pequeños y rutinas fijas se irán moldeando los hábitos poco a poco; sin prisas, pero con constancia se logrará la meta. Hay que trabajar en base a porciones y alimentos sanos, y ello favorecerá el empeño de mantenerse saludable y lograr el peso ideal.

Perder peso es uno de los efectos de la fibra en el deporte.

Platos pequeños

Un plato pequeño es más fácil de llenar con porciones ajustadas. El efecto óptico que se produce en el cerebro permite disminuir la cantidad de alimentos necesarios para saciarnos. La costumbre de dar protagonismo a verduras y no a carnes o cereales permitirá cambiar poco a poco la composición de ese plato de comida.

¿Cuántas veces masticamos?

El hábito de masticar bien no solo ayuda a saborear mejor. Hay que contar las veces que se mastican los alimentos, porque eso ayuda a tomar conciencia sobre la necesidad de incrementar esta acción en cada bocado. Se evita comer rápido y por ende más de lo necesario.

Medir antes de servir

El hecho de comer directamente del envase impide saber cuánta cantidad de comida estamos ingiriendo. Lo ideal es medir las porciones antes de servirla en el plato, para llevar un mejor control de lo que se come.

Lo saludable a la vista

Otro buen hábito es el de tener los alimentos saludables siempre a la vista y listos para comer. En paralelo se deben ocultar los alimentos que engordan o, en el mejor de los casos, no comprarlos.

Sin prohibiciones, solo con porciones

Prohibirnos comer un alimento apetitoso generará el efecto contrario; reprimir un deseo lo hace más relevante. De vez en cuando hay que darse un gusto, utilizando las porciones adecuadas.

Comisa saludable en caso de emergencia

Entre comidas aparece el hambre y hay que estar preparados para combatirla. Las frutas frescas o secas son las mejores acompañantes en caso de que surjan los deseos de un atracón

No hay dietas que sirven para todos y cada persona es única. La nueva forma de mantenerte saludable comiendo 100% natural recomienda equilibrio, moderación y variedad. La costumbre de hacer ejercicios y evitar obsesionarse con la comida son acciones paralelas que acompañan la decisión de un cambio de hábitos.