La proteína de suero de leche y su relación con la alimentación

Francisco María García 13 agosto, 2018
Quizá por ese nombre no  nos resulta conocida, pero se trata de la famosa proteína Whey, cuya popularidad se ha incrementado en el mundo del fitness ya continuación veremos de qué trata su contribución a la alimentación del deportista

Todos conocemos el potencial que tiene la leche a la hora de alimentarnos. Esto se debe a su alto contenido de proteínas, que favorecen el desarrollo muscular de las personas. Pero al sintetizarla, podemos obtener un producto con resultados casi inmediatos mediante su ingesta: la proteína de suero de leche.

¿Qué es la proteína Whey?

Este suplemento está compuesto por proteínas globulares; la principal es la beta-lactoglobulina, encargada de prevenir la degradación muscular. De aqui también se obtiene además la alfa-lactoalbúmina, que incrementa la generación de serotonina. Esta hormona sería la responsable de hacernos sentir relajados después de ejercitarnos.

En una menor medida, este complemento nos provee de inmunoglobulina, la cual es positiva para la constitución de nuestro sistema inmunológico. También encontraremos glicomacropéptido, que permite sentirnos saciados después de comer.

Gracias a su alto porcentaje de beneficios, el consumo de este suplemento tiene beneficios integrales que van más allá de fortalecer la musculatura.

La musculación durante las vacaciones.

La influencia de la proteína Whey no solo tiene que ver con los resultados del ejercicio, sino también con nuestra alimentación. Si nos detenemos a pensar, este complemento puede ayudarnos a controlar nuestros niveles diarios de calorías consumidas.

Controlando la alimentación mediante la saciedad

La proteína de suero de leche nos ayuda a mantener un consumo controlado de calorías gracias a su contenido en glicomacropéptido. Aunque esta sustancia no contiene grasas negativas, su consumo genera sensación de llenura, lo que permite saciar nuestros niveles necesarios de productos alimenticios, evitando el exceso.

Al acelerar el metabolismo, las personas sienten que necesitan menos alimentos grasos de los que buscarían normalmente. En el caso de esta sustancia, ese aumento metabólico es de 80 a 100 calorías diarias.  Y como bien sabemos, la fibra muscular se favorece de esta realidad alimenticia.

En realidad, un persona promedio podría dejar de ingerir el equivalente a unas 440 calorías diarias si consume esta proteína; esta cifra podría significar, por ejemplo, una mejora radical en la vida de una persona con sobrepeso.

La proteína de suero de leche es rica en aminoácidos

Cuando un entrenador dice que la alimentación es lo más importante a la hora de acondicionar el cuerpo, suele tiene razón. La verdad esto no se trata solo de ser delgados o de contextura gruesa: los músculos se forman también con la comida. Y eso solo se debe a la presencia de los aminoácidos.

Tomar proteínas de suero de leche.

La buena noticia es que la proteína Whey tiene un contenido bastante considerable de los aminoácidos esenciales. Dos de estos son la leucina y la sisteína. Estas sustancias contribuyen en una doble dirección: generando condiciones para fortalecer el musculo y favoreciendo la absorción de grasas.

Se está demostrando como muy positivo el consumo de proteína de suero de leche, entre otras cosas porque su consumo nos facilita la labor de endurecer y adelgazar al mismo tiempo.

Hay que recordar que la leucina es el aminoácido con mayor capacidad anabólica de todos los existentes. Y  todo lo que genere efectos positivos en el metabolismo contribuye a nuestra meta final: un cuerpo bien acondicionado.

Esta proteína juega un papel importante en la pérdida de peso

La proteína de suero es bastante recomendable para aquellos que buscan bajar uno kilos de más. Todo ocurre porque favorece la quema de grasa acumulada en el organismo.

Ayuda para quemar grasa.

Para poder ver buenos resultados es necesario bajar el consumo de calorías. Es decir, que este suplemento solo servirá como ‘antigrasa’ en la medida en que llevemos una dieta balanceada.

Mientras todo este proceso sucede, nuestra musculatura se mantiene intacta.  El poder de absorción con esta proteína es incluso más grande que el de la caseína, otra proteína que encontramos en la leche.

Los efectos ocurren casi inmediatamente, facilitando además la creación de masa muscular nueva. Por eso es que la mayoría de los entrenadores recomiendan su consumo durante el pre-entrenamiento.

En resumen, la proteína de suero tiene resultados rápidos y realmente sorprendentes a la hora de acondicionar nuestro cuerpo. Pero incluso este suplemento va más allá de eso, ayudándonos a prevenir enfermedades gastrointestinales y algunos tipos de cáncer.

Te puede gustar