Lo que debes y no debes hacer para alimentarte correctamente

Oriana Noguera · 31 agosto, 2018
Alimentarte correctamente no solo te hará tener un peso acorde a tu edad y estatura, sino que te hará sentir mejor y te traerá otros beneficios a tu vida tanto a nivel de salud como a nivel estético; no lo pienses más, ¡llegó la hora de adquirir buenos hábitos!

La alimentación ha llegado a ser un tema de controversia, puesto que hoy en día se elaboran cientos de productos procesados con el fin de ahorrar tiempo en la cocina. Además, las grandes industrias de marketing venden estos productos como ‘saludables’. Pero, en realidad fomentan una alimentación poco saludable.

Algunas persona tienen la creencia errada de que una dieta es ingerir determinados alimentos y restringir otros. El Diccionario de la Lengua Española define la palabra dieta como el conjunto de sustancias que regularmente se ingiere como alimento. Esto significa, que cada quién lleva una dieta distinta acorde a lo que decide o no consumir.

Además de la dieta que puedas llevar, hay ciertos hábitos que también marcan la diferencia. Mantener un estilo de alimentación saludable previene problemas de salud como diabetes, retención de líquidos y enfermedades cardíacas. Por ello, en este post discutiremos lo que debes y no debes hacer para alimentarte correctamente. ¡Sigue leyendo!

Come variado

Comer variado no quiere decir tomar diferentes alimentos congelados que consigues en el supermercado. La tierra nos ofrece un sinfín de vegetales, frutas y legumbres; además de las proteínas de origen animal como lo son la carne, pollo, huevo o pescado.

Dieta semanal saludable.

No te encierres en los mismos alimentos y las mismas comidas siempre. La idea es disfrutar de la variedad alimentaria que se observa en la pirámide alimenticia, y adquirir los diferentes nutrientes y vitaminas necesarias para un cuerpo sano.

No saltes comidas

Alimentarte correctamente implica no saltarte ninguna comida, especialmente el desayuno. Nuestro cuerpo necesita alimento para mantener la energía durante el día. Saltar comidas ocasiona un metabolismo lento, e incluso puede llegar a causar trastornos alimenticios como la anemia.

Come meriendas sanas

Si bien en las tardes, al ver una película o al charlar con alguien se te antoja una merienda. Las primeras opciones para merendar en su mayoría son chocolates, dulces o galletas. Haz los posible por tratar otras alternativas más sanas como frutas o frutos secos. También puedes ingerir chocolate oscuro como merienda, este chocolate es rico en antioxidantes y bajo en grasa.

Evita bebidas azucaradas

Evita las bebidas azucaradas, estas promueven el aumento de peso y además causan problemas en los riñones. Asimismo, hay jugos que marcan en el envase ser ‘naturales’ pero en realidad contienen muchos químicos dañinos para el cuerpo. Lo mejor es beber agua o en su defecto preparar los jugos en casa con frutas naturales.

Uno de los ingredientes a evitar en las comidas son las bebidas gaseosas y estimulantes.

Controla el consumo de sal

El exceso en el consumo de sal puede ocasionar aumento en la presión arterial y enfermedades cardiovasculares. Así que modera la ingesta de sal y de productos altos en sodio como la salsa de soja, quesos o embutidos. Para controlar el consumo de sal, puedes cocinar las comidas tú mismo. De esta forma puedes medir la cantidad de sal que tendrá tu comida.

Dile no a las frituras

Si quieres alimentarte correctamente elimina las frituras de tu vida. Son realmente malas para la salud, su alto contenido en grasa provoca un colesterol alto y aumenta el riesgo de padecer obesidad. Además, el aceite que se usa para freír (especialmente si es reutilizado) contiene sustancias tóxicas para el cuerpo.

Consume fibra

La fibra es la mejor amiga de tu metabolismo, puesto que lo ayuda a trabajar rápido. Además, colabora a eliminar el colesterol y previene el cáncer de colon. La fibra la puedes encontrar en alimentos como frutos secos o legumbres.

Beneficios de la fibra.

Cuídate de la gula

La gula es uno de los siete pecados capitales, y se trata de comer y beber de manera excesiva. Mucho cuidado con comer solamente por comer. Está bien hacer meriendas, pero no está bien seguir comiendo incluso cuando ya te sientes lleno. Esto puede inclusive un indicio de algún problema que puedas tener e intentas llenar ese vacío con comida.

En la actualidad hacer un esfuerzo para alimentarte correctamente es una necesidad. Muchos de los elementos importantes para el buen funcionamiento del cuerpo humano quedan en un segundo plano. Así que está en ti poner tus energías en mantener un estilo de vida saludable.

  • Keski-Rahkonen, A., Kaprio, J., Rissanen, A., Virkkunen, M., & Rose, R. J. (2003). Breakfast skipping and health-compromising behaviors in adolescents and adults. European Journal of Clinical Nutrition57(7), 842–853. https://doi.org/10.1038/sj.ejcn.1601618
  • Anderson, J. W., Baird, P., Davis, R. H., Ferreri, S., Knudtson, M., Koraym, A., … Williams, C. L. (2009, April). Health benefits of dietary fiber. Nutrition Reviews. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2009.00189.x
  • Benton, D. (2010, June). The plausibility of sugar addiction and its role in obesity and eating disorders. Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.clnu.2009.12.001
  • Cleobury, L., & Tapper, K. (2014). Reasons for eating “unhealthy” snacks in overweight and obese males and females. Journal of Human Nutrition and Dietetics27(4), 333–341. https://doi.org/10.1111/jhn.12169
  • Harvard T. H. Chan School of Public Health. (2011). Healthy Eating Plate & Healthy Eating Pyramid. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Loprinzi, P. D., Branscum, A., Hanks, J., & Smit, E. (2016). Healthy Lifestyle Characteristics and Their Joint Association with Cardiovascular Disease Biomarkers in US Adults. Mayo Clinic Proceedings91(4), 432–442. https://doi.org/10.1016/j.mayocp.2016.01.009
  • Ashakiran, Deepthi, R. (2012). Fast Foods and their Impact on Health. Journal of Krishna Institute of Medical Sciences University1(2), 7–15.