Los beneficios del aceite de coco con el ejercicio

Virginia Duque · 16 julio, 2018
El aceite de coco contiene un 90 % de ácidos saturados, motivo por el que muchos recomendaron hace unos años no consumirlos, pero que luego se demostró que lejos de ser dañino para nuestro organismo, es todo lo contrario, pues le aporta un gran número de beneficios

Hoy en día hay muchos aliados que nos ayudan en nuestro camino hacia un cuerpo y un estilo de vida saludables. El aceite de coco con el ejercicio son una mezcla espléndida, y te contamos por qué.

Qué es el aceite de coco

A pesar de que hace unos años, el aceite de coco no tenía muy buena fama, hoy día esto ha cambiado y es uno de los ingredientes más buscados no solo por los deportistas sino por todos los consumidores.

Es un aceite vegetal que se extrae de la pulpa blanca y fresca de esta fruta. Es posible que solo hayas conocido esta fruta cuando estaba seca, pero en realidad pasa por un proceso antes de ser así. Y es durante ese proceso cuando se extrae la manteca que luego será este líquido transparente tan preciado.

Las grasas contenidas en el coco, aunque son saturadas, tienen triglicéridos de cadena media, por lo que se asemeja más a la grasa contenida en la leche materna que en el queso o la carne por ejemplo.

Cocinar con aceite de coco.

Beneficios de unir el aceite de coco y el ejercicio

Ayuda a bajar de peso

Si uno de los motivos por los que practicas ejercicio es bajar de peso, el aceite de coco es un aliciente increíble para ello. Se ha comprobado que los triglicéridos que contienen y de los que te hablábamos anteriormente aceleran el metabolismo y por tanto generan un gasto energético y calórico superior al que tu cuerpo está acostumbrado.

Cuanto más grasa corporal tengas, mayor será el efecto del aceite de coco sobre tu metabolismo y por tanto más visibles serán los resultados. Se estima que sustituir otros tipos de aceites al cocinar por el de coco, puede llevar a perder unos 16 kilos en un año. Y por no hablar de que el aceite de coco ayuda a reducir el apetito y es muy ligero de digerir.

Fortalece el sistema inmune

El aceite de coco fortalece el sistema inmune porque contiene lípidos antimicrobianos y ortos ácidos que ejercen la función de anti bacterianos, anti virales y antifúngicas. Por ello, es ideal para combatir la gripe o el herpes y otro tipo de infecciones.

Es bueno para el colesterol

El aceite de coco y el ejercicio ayudan a bajar el colesterol malo y elevar el bueno, reduce los triglicéridos y mejora la circulación de la sangre, así como en la quema de oxidantes de la sangre.

Todo esto evita las enfermedades cardiovasculares y de circulación, como varices.

Digestión

Es muy ligero de digerir y nos ayuda en el buen funcionamiento del aparato digestivo, lo que consigue evitar enfermedades como el síndrome de intestino irritable. Esto sucede porque las grasas saturadas presentes en este tipo de aceite ayudan en la lucha contra las bacterias y los parásitos que pueden crearnos indigestión.

Reduce la grasa abdominal

Uno de los mayores logros que todo deportista busca. Pues el aceite de coco es un aliciente ideal para conseguirlo. Se cree que solo consumiendo unos 30 mililitros de aceite de coco al día sin ningún otro tipo de ayuda ni ejercicio puede hacerte perder grasa abdominal, ¡imagina lo que lograrás uniendo el aceite de coco y ejercicio!

Bueno para el pelo y la piel

Ya hecho mucho que encontramos coco en diversos productos de belleza, y es que el aceite de coco es buenísimo para la salud del cabello y la piel. Aumenta la hidratación en ambos, los protege del envejecimiento y se evitan las arrugas.

Como ves, el aceite de coco es un aliado genial al ejercicio que te ayudará a estar sano por fuera y por dentro, lo cual es más importante. Pruébalo y nos cuentas qué tal te ha ido.