Los desayunos más saludables

Se trata de la comida más importante del día, pese a que no solemos darle la importancia que merece; tenemos diferentes opciones saludables y llenas de energía para que nunca nos saltemos el desayuno

Todos los deportistas conocen la importancia real del desayuno, pero aunque sea la primera comida del día hay que tener en cuenta el estilo de vida saludable y componer un desayuno adecuado y con los nutrientes requeridos. Te damos algunas ideas para tener los desayunos más saludables y deliciosos que hayas probado nunca.

Qué deben tener los desayunos más saludables

Calorías

Pese a que nuestra intención sea la de perder peso, el desayuno es la comida que nos proporcionará la energía necesaria para llevar a cabo las actividades necesarias que requiere el día. Se estima que esta comida debe contener entre el 20 y el 25 % de las calorías diarias requeridas.

Desayuno saludable.

Hidratos de carbono

Este es el momento del día ideal para consumir hidratos de carbono que serán usados como fuente de energía para sacar adelante la jornada. Ya os comentamos en una ocasión que aunque los hidratos en exceso no son saludables, eliminarlos de la dieta podría ser muy peligroso, pues la glucosa que contienen es la encargada de ‘alimentar’ a nuestro cerebro.

Estos deben suponer el 50% de las calorías diarias y en el desayuno podríamos incluir gran parte de ellas, pues durante el día ese irían quemando sin que estas influyan negativamente en nuestro cuerpo.

Proteínas

El desayuno deberá contener al menos un 15% de las proteínas diarias recomendadas y que sean de buena calidad como las que contienen la leche, los huevos, el yogur, el queso o algún derivado cántico o del pescado, como el atún.

Comer un yogur.

Grasas

Las grasas también son necesarias y en el desayuno deberán estar presentes. Estas pueden estar encontrarse en el aguacate, los aceites, frutos secos o el queso.

Vitaminas y minerales

Ambos nutrientes son verdaderamente importantes para nuestro organismo y se encuentran en las frutas y verduras, las cuales deberán estar presentes siempre en nuestros desayunos. Un zumo recién exprimido será la forma ideal de incluirlas en nuestra dieta por medio de la comida más temprana del día.

Los desayunos más saludables, algunos ejemplos

Viendo todo lo que tiene que tener un buen desayuno, analizamos algunas recetas que nos aportarán todo esto y además, serán deliciosas.

Mediterráneo

Los beneficios que aporta la dieta mediterránea son muchos, y el clásico desayuno de este tipo de gastronomia también se puede incluir en la la lista de los desayunos más saludables.

En países como España es común comer el pan con tomate rallado o restregado, aderezado con sal y aceite de oliva. Solo en esta parte tendremos los hidratos, la grasa e incluso una fuente de vitaminas, gracias al tomate y los minerales que la sal aporta.

Para incluir proteínas, se suele añadir al pan jamón ibérico, o en su defecto, pavo, atún, huevos en tortilla o cualquier otra fuente de proteínas. Se acompaña con un zumo de naranja natural que nos dará las vitaminas que nos faltaban y con un café con leche combina genial

Desayuno danés

En los países nórdicos, aunque no tienen platos típicos de comida, sus desayunos son conocidos en todo el mundo. Son completos y aportan todo lo que necesita nuestro organismo para comenzar el día.

Constan de: huevo pasado por agua, pan con mantequilla, verduras, zumo de naranja, jamón, queso y langostinos. Aunque los ingredientes pueden variar, pero siempre siguen la línea de tener todos los nutrientes necesarios.

Desayuno vegano

Para aquellos que han optado por eliminar ciertos alimentos de su dieta, ofrecemos una alternativa muy saludable en la que se incluyen todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Desayuno rápido y sano.

Una rebanada de pan de espelta con tomate rallado, aceite, sal, unas rodajas de aguacate y unas nueces por encima, te dará lo que necesitas para comenzar el día con fuerzas.

Acompáñalo de un zumo natural de frutas o verduras, o de ambos juntos, y con un café con leche de soja o de avena. Si necesitas algo dulce puedes añadir un pancake. Recuerda que los hidratos por la mañana están permitidos.

Estas han sido nuestras ideas para los desayunos más saludables, pero ya sabes que la imaginación en la cocina no tiene límites, así que siguiendo las reglas que te contamos al principio, tú eres quien elige los ingredientes a tu gusto.

Te puede gustar