¿Qué son los productos light?

Jorge 14 mayo, 2018
Se pueden diferenciar dos tipos de productos light, aquellos que nos ayudan a no engordad debido a su bajo contenido en calorías, y aquellos que sirven para adelgazar, ya que sustituyen comidas

Los productos light son aquellos que tienen un bajo contenido en calorías. Su forma de elaboración, consiste en sustituir sus componentes alimentarios, químicos o naturales que aportan calorías, por otros que no las aportan o lo hacen en una menor cantidad.

Los alimentos bajos en calorías pueden ser de gran ayuda, igualmente, a personas con algún problema médico. Cabe destacar que estos alimentos también aportan la energía necesaria en las diferentes etapas de la vida, tanto para niños, mujeres embarazadas, adultos… por lo que pueden ser consumidos por cualquier tipo de persona.

Sustitución del azúcar

El azúcar, es uno de los principales componentes que se sustituyen para elaborar productos light, normalmente por fructosa, aunque pueden ser otros edulcorantes artificiales, pero que no tengan aporte energético en ningún caso; la stevia o el aspartamo son otros ejemplos. La sacarina sódica está dejando de usarse debido a su elevado sabor residual.

¿Son buenos los productos con Stevia?

Estos edulcorantes artificiales se usan con moderación y no en grandes cantidades, debido a que las personas que padecen fenilcetonuria no pueden tomar estos edulcorantes. Además, a dosis elevadas, pueden provocar flatulencias y otros trastornos digestivos como la diarrea.

También hay que tener en cuenta, que estos edulcorantes aunque no contengan calorías, activan la formación de insulina por el organismo, debido a que es capaz de engañar a nuestro cuerpo; por lo que hay que tener cuidado en las dietas de adelgazamiento.

De hecho, estos componentes no ayudan a quitar el hambre, sino todo lo contrario, pueden dar más hambre una vez consumidos. Sin embargo, los edulcorantes pueden ser beneficiosos para otras enfermedades, como la diabetes.

Sustitución de las grasas

En este punto es donde puede haber más confusión para los consumidores, ya que hay muchos alimentos que en su etiqueta llevan la indicación libre en grasas pero, ¿son realmente productos light?.

Hay muchos alimentos que tienen muy poco contenido en grasas por la propia naturaleza del producto, por lo que al fabricante le resulta muy fácil y atractivo poner en la etiqueta que se trata de un producto light o bajo en grasas.

Estos alimentos son muy útiles, no solo para adelgazar, sino para personas que desean o necesitan el control de las grasas para su salud. Se considera que un producto es bajo en grasa, cuando el 30% de las calorías del alimento, provienen de estas.

Mucho de los alimentos aumentan su contenido en grasas debido a las salsas y aliños, como la margarina, mayonesas o aceites. Los versiones light de estos productos disminuyen mucho su contenido graso, ya que en caso contrario, no se les podría denominar light. También son muy habituales los quesos y lácteos a los que se les elimina la nata.

Al eliminar las grasas, es importante que reduzca también el contenido calórico, aunque el problema es encontrar el producto ideal que mantenga las propiedades organolépticas del producto.

Debido a esto, generalmente se utilizan una combinación de muchos productos, como por ejemplo, proteínas, gluten, dextrinas, malto-dextrinas, fibras, gomas, emulsionantes o aromatizantes; para que ayuden a mantener las características originales del alimento.

Las proteínas se utilizan como sustitutos de las grasas sobre todo en productos congelados, pero no alimentos fritos, al igual que cuando se sustituyen por carbohidratos, se suelen utilizar espesantes y estabilizantes.

Es importante que el etiquetado contenga el contenido de grasas pero también las calorías por ese contenido, ya que pueden producirnos a engaño debido a que sin grasas también puede aportar un buen contenido energético.

Cuando el producto al que se le ha eliminado las grasas, tiene menos del 50% de calorías  y grasa que el regular, ya se le puede denominar producto light.

Engaños en los productos light

Hay que tener especial cuidado en las etiquetas de los alimentos, ya que nos podemos encontrar con fraudes o con intentos de engañar al consumidor, para que piense que se trata de un producto light:

  • Hoy en día encontramos en el supermercado alimentos donde aparece la palabra light pero que su reducción calórica no llega a ser como mínimo del 30% menos con respecto a su versión original.
  • Nos venden el alimento en raciones más pequeñas para que este por unidad tenga menos calorías que la versión no light.
  • Recomiendan consumir cantidades menores del alimento para que no nos aporten las mismas calorías que el alimento de referencia.
  • Las versiones light deberían de contener en su etiquetado, además del porcentaje de reducción de calorías, el valor energético del producto de referencia.
Te puede gustar