Alimentos para tener energía durante el entrenamiento

Oriana Noguera · 12 febrero, 2019
¿Sientes que te falta energía antes de entrenar? Con los siguientes alimentos, podrás evitar este problema y sentirte con muchas ganar de romper tus límites.

Tener energía durante el entrenamiento es primordial para tu rendimiento deportivo. Es por ello que en este artículo te mostramos los alimentos que más te conviene consumir antes de entrenar. ¡Haz la prueba y verifica sus beneficios!

Nuestro organismo transforma el contenido de algunos alimentos en energía, que se consume en la práctica deportiva. En ocasiones, el rendimiento deportivo tiende a disminuir debido a la poca energía que el cuerpo produce.  Si te sientes muy cansado a mitad del entrenamiento, deberías incluir los siguientes alimentos a tu dieta:

Salmón

El salmón es una excelente fuente de proteínas y omega 3, ayuda a reducir la inflamación de los tejidos y te da energía para entrenamientos fuertes, como aquellos que incluyen mancuernas o pesas.

Puedes consumir el salmón en el almuerzo o como una merienda algunas horas antes del entrenamiento. La preparación queda a tu elección, bien sea al vapor o al horno; puedes acompañarlo con vegetales o arroz.

El salmón a la plancha, una cena ligera y saludable.

Aguacate

El aguacate o palta, como prefieras llamarlo, es considerado un superalimento debido a la cantidad de beneficios que tiene para el organismo. Entre sus propiedades, destacan su contenido en fibra y grasas buenas (no saturadas). 

Asimismo, el aguacate resulta una buena opción para reemplazar otros alimentos dañinos, como la mantequilla. A su vez, también funciona perfecto para tener energía durante la práctica deportiva, puesto que es un alimento ligero y nutritivo.

Plátano

Los plátanos son una fruta muy versátil y fácil de consumir. Lo especial del plátano es su gran contenido de potasio y vitamina B6. El potasio es primordial para la recuperación posejercicio y para prevenir calambres; también fomenta la capacidad de impulsos nerviosos para la actividad física.

Por todo esto, anímate a incluir el plátano en tus comidas, meriendas o incluso postres. Puedes hacer merengadas, comerlo solo o acompañarlo con otras frutas.

Huevos

Se pueden consumir revueltos, en tortilla española, duros, en omelettes, entre otras formas. Los huevos contienen proteínas y abundante leucina, que es un aminoácido que estimula la producción de energía de muchas formas.

Además, son ricos en vitamina B, la cual ayuda a las enzimas a desempeñar su papel en procesos de descomposición de los alimentos para obtener energía.

Yogur

Incluir el yogur en la dieta regular puede aportar diferentes beneficios, como la incorporación de calcio, un mineral significativo para los huesos y los músculos. Asimismo, también proporciona una buena digestión para no estar pesado durante el ejercicio.

Es relevante destacar que debes elegir las opciones de yogur más saludables; es decir, aquellos que contengan poca azúcar, que sean naturales y no con sabores artificiales. El yogur griego es una genial opción, y puedes acompañarlo con frutas.

El yogur griego con frutas es un gran aperitivo para antes de entrenar.

Quinoa

La quinoa es una semilla popular por su alto contenido en proteínas. Una taza de quinoa incluye carbohidratos, fibra dietética, vitaminas y minerales. De esta manera, es considerada un superalimento, y a pesar de que tiene carbohidratos, posee un índice glucémico bajo.

De igual forma, la quinoa proporciona alrededor de 20 % de IDR (ingesta diaria recomendada) para el manganeso, magnesio y folato. Los tres son nutrientes que son utilizados por las enzimas en el proceso de producción de energía.

Frutos secos

Las nueces, las almendras y los manís son frutos secos llenos de nutrientes ideales para comer antes del entrenamiento y obtener una buena dosis de energía. Contienen antioxidantes, omega 3 y  6, y vitaminas B y E.

Existe un mundo de posibilidades para incluir los frutos secos a tu dieta. Puedes añadir almendras a ensaladas o al cereal, conseguir mantequilla de maní natural o comer nueces en vez de cualquier otra golosina procesada.

Pollo en salsa de mostaza.

Pollo

El pollo es una alternativa conveniente si lo que buscas es un alimento sustancioso para tener energía durante el entrenamiento. Posee una gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y muy poca grasa.

Hay muchas recetas para cocinar el pollo; lo más recomendable es evitar sazonarlos con demasiada sal, puesto que podría ser dañino para el organismo. Igualmente, es mejor prepararlo de la forma más saludable posible, lo que significa evitar consumir la piel y también freírlo.

Para lograr que el cuerpo pueda tener energía durante el entrenamiento, hay que tomar en cuenta todo, no solamente el ejercicio. Entonces, la hidratación, las emociones y la alimentación juegan roles importantes, por lo que debes ir mejorando cada una de ellas. ¿Por qué no empezar con los alimentos?