De nada te sirve entrenar duro si comes mal

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 17 diciembre, 2018
Jorge Camón Claveria · 22 diciembre, 2018
La alimentación, además de ser el combustible del cuerpo, tiene la potestad de favorecer o perjudicar los efectos de tu trabajo físico. ¿Aprovechas el potencial de los alimentos que ingieres?

En la sociedad actual, hay una afirmación que indica que el 70 % del éxito del deporte depende de la dieta. Sin embargo, ¿es la dieta la clave de los resultados o es el entrenamiento? A continuación, os explicamos si lo importante es entrenar duro o comer bien.

Mucha gente piensa que con realizar una de las dos cosas —hacer ejercicio o seguir una dieta— se pueden obtener resultados satisfactorios. Sin embargo, en la mayoría de los casos, es necesario que ambos se complementen.

Cada vez que oímos la famosa frase de que la dieta representa un porcentaje muy amplio del éxito del fitness, se dice en un contexto en el que se presuponen muchas cosas. Debemos tener en cuenta que estas palabras suelen dirigirse a las personas que acostumbran entrenar duro.

Es decir, se dicen a quienes hacen pesas o cualquier tipo de actividad deportiva y se lo toman muy en serio. Por el contrario, no se suele aplicar para gente sedentaria o para personas que hacen deporte muy de vez en cuando.

Hay una suposición básica alrededor de esta frase: a toda persona le gusta entrenar, y no solamente entrenar, sino entrenar duro. Se presupone que alguien realiza entrenamientos muy intensos y de elevada calidad. A continuación, intentaremos develar la realidad en torno a este tema tan controversial.

Sin entrenar duro, no tendrás resultados

No hay duda alguna de que la dieta es un factor fundamental para evolucionar en el mundo del fitness. Sin embargo, esto es así siempre y cuando se realice un entrenamiento de manera intensa y de gran calidad.

Eso sí, si suponemos un ejemplo en el que una persona no realiza un entrenamiento adecuado, que no tiene ni la intensidad ni la duración necesaria para producir una ganancia de músculo o de fuerza, por mucho que lleve una dieta que sea ciento por ciento estricta, no se tendrá ningún resultado positivo a nivel muscular.

Ensalada de pollo escabechado.

No obstante, si el objetivo de una persona es simplemente adelgazar o mantenerse en el peso que tiene, realizar una dieta equilibrada y sin excesos le servirá para conseguirlo. Pero como estas no son las metas de una persona fitness, sin entrenar duro y sin hacer un ejercicio exigente, no va a haber ninguna ganancia.

Entrenar duro y llevar una mala dieta

Se trata del caso contrario al anterior. En esta oportunidad, suponemos que una persona está realizando un ejercicio demandante, con una ejecución perfecta y de elevada intensidad y duración. Sin embargo, la dieta no es nada buena y deja mucho que desear. ¿Qué pasaría en este caso?

Entrenar duro está muy relacionado con la dieta de un individuo. Si la alimentación es rica en nutrientes como proteínas y macronutrientes, aunque haya un exceso de alguno de ellos y exista una abundancia calórica, habrá ganancia muscular y de fuerza.

Incluso así, el resultado no será el objetivo fitness deseado, ya que estas calorías harán que se gane grasa. Entonces, se entiende que debes controlar tu dieta según cual sea tu objetivo.

En el caso contrario, si la persona lleva una dieta pobre en proteínas, el músculo no tendrá con qué regenerarse. Por lo tanto, la ganancia será muy pequeña o incluso no habrá ningún tipo de ganancia; así, en este caso, no habremos alcanzado ninguno de nuestros propósitos, por muy bien que hayamos entrenado.

La planificación es la clave del éxito

Si tienes alguna duda sobre qué dieta debes llevar según el ejercicio al que te estás sometiendo, debes consultar a especialistas o personas capacitadas para ayudarte. Así, podrás lograr el resultado que estas buscando.

En conclusión, se puede afirmar que la dieta es un factor clave. Sin ella, el resultado no es ni parecido a como sería en el caso de llevar una nutrición apropiada.

Receta vegana rica en proteínas.

Aun así, se debe tener en cuenta que, sin entrenar duro ni realizar entrenamientos de calidad, la dieta por sí misma no nos va a hacer nada. No existe ningún caso en el que alguien se haya puesto fuerte y en forma sin entrenar con la intensidad necesaria.

Por esta razón, en vez de decir que la dieta es el 70 % del éxito del fitness, sería más correcto afirmar que, con una alimentación equilibrada y junto con un entrenamiento adecuado, se obtendrán resultados mucho mejores que sin la dieta como complemento.