Está mal tener una abundancia de carbohidratos en tu dieta

Pilar · 25 diciembre, 2018
Conoce los motivos por los cuales debes controlar el consumo de carbohidratos. Se trata un grupo de nutrientes muy necesario. Su abundancia es tan perjudicial como su carencia.

Para que nuestro cuerpo funcione correctamente y eliminar al máximo las probabilidad de padecer cualquier enfermedad, es fundamental llevar a cabo un estilo de vida saludable y realizar ejercicio de forma habitual. Respecto a la alimentación, hay que consumir todo tipo de nutrientes.

Es importante saber que las cantidades no son las mismas para cada uno de ellos, sino que varían dependiendo del nutriente. En este artículo, nos centramos en uno de ellos y en lo que le pasa a tu cuerpo cuando existe una abundancia de carbohidratos en tu dieta.

A continuación, vas a comprobar como la consecuencia de un consumo abusivo de este nutriente puede llegar a ser realmente perjudicial. Además, para que que no tengas estos problemas, te explicamos cuál es la cantidad recomendada. 

Posibles consecuencias de la abundancia de carbohidratos

Mayor probabilidad de obesidad

Uno de los efectos negativos más visibles del exceso de carbohidratos es la obesidad. Esto se debe a que el cuerpo utiliza este nutriente para tener energía. Si consumimos demasiados, no se los va a utilizar, puesto que no se van a gastar, excepto que se haga el suficiente esfuerzo físico como para que se los necesite.

Como consecuencia, la abundancia de de carbohidratos se acumula en forma de grasa de forma progresiva. Así, llega un momento en el que provoca sobrepeso y, posteriormente, obesidad.

Cabe destacar que la obesidad no es solo tener una cantidad de grasa superior a la necesaria en el organismo, sino que dicha situación conlleva grandes problemas para la salud. Entre ellos, existe una mayor probabilidad de desarrollar enfermedades como la diabetes o las de tipo cardíaco.

Los carbohidratos no son realmente malos.

Aparición de caries y mayor probabilidad de diabetes

Lo habitual es que los carbohidratos vayan acompañados de azúcar. Esta puede ser natural o estar añadida durante su proceso de fabricación. Al haber una abundancia de carbohidratos, estamos consumiendo paralelamente un nivel de azúcar muy elevado.

El exceso de azúcar es la principal causa de la aparición de caries, junto con una mala higiene bucal. Además, esto produce una mayor probabilidad de desarrollar diabetes. Por todo esto, es importante dosificar la ingesta de este nutriente y tomarlo solamente en las cantidades adecuadas.

Enfermedades cardiovasculares

El consumo elevado de carbohidratos también puede tener como consecuencia la aparición de enfermedades cardiovasculares. Como explicamos previamente, los carbohidratos que el cuerpo no consume para crear energía se convierten en grasa. 

Este exceso de lípidos provoca que el corazón tenga mayor dificultad a la hora de trabajar, por lo que tiene que esforzarse más. Además, las arterias pueden ir tapándose poco a poco y dificultar cada vez más la circulación sanguínea. Como consecuencia, se puede tener lugar algún episodio de infarto o problemas similares.

¿Cuál es la cantidad adecuada?

Después de conocer las consecuencias principales que desencadena la abundancia de carbohidratos en nuestro cuerpo, es importante saber cuál es la cantidad adecuada que debemos tomar. Esto es fundamental para prevenir todos estos problemas.

Los carbohidratos son fundamentales para proporcionar energía a nuestro cuerpo. La cantidad adecuada debe ser alrededor del 40 % de las calorías que se ingieren diariamente. Además, lo más adecuado es que los dosifiquemos a lo largo del día.

Una buena opción es acompañar la comida o la merienda con un trozo de pan. También puedes tomar alimentos ricos en fibra; estos, además de aportar energía, mejorarán tu tránsito intestinal.

La abundancia de carbohidratos es tan perjudicial como su carencia.

Conclusión

Los carbohidratos son un nutriente necesario en el día a día de todas las personas. Como todos los nutrientes, hay que tomarlos a lo largo del día en las porciones y cantidades adecuadas. En este caso, es fundamental para tener energía tanto mental como física.

Es adecuado ingerir la cantidad adecuada, que debe ser alrededor del 40 % de las calorías totales que consumimos a lo largo del día. Un déficit de carbohidratos provoca inconvenientes como fatiga, cansancio y debilidad a mediano y largo plazo.

Por el contrario, tomar más de los que el cuerpo necesita produce la acumulación de grasa y, por lo tanto, obesidad o sobrepeso. Además, existe mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Después de conocer estos datos, ya solo falta que cambiemos nuestra rutina y analicemos la cantidad y calidad de los carbohidratos que consumimos. Merece la pena ajustarnos a la cantidad adecuada, nuestra salud nos lo agradecerá.

  • P Traelnes, & A Villareal. (2006). Los carbohidratos. Nestle, 1–8. Retrieved from https://www.nestleprofessional.com/mexico/es/.../nutri.../nutripro_1.pdf
  • Ruíz, M., Gómez, L., Sánchez, F., Dalmau, J., & Martínez, M. (2002). Manejo de las alteraciones del metabolismo de los carbohidratos. Revista Nutrición y Buen Vivir66(1), 6. Retrieved from https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/carbohidratos.pdf