El poder de la granada para el rendimiento atlético

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 26 febrero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 26 febrero, 2019
Si realizas deporte de forma habitual, debes saber que la granada puede ser tu gran aliada. Esta fruta tan versátil en la cocina te ayudará a acelerar tu recuperación y, además aumentará tu rendimiento deportivo.

La granada es una fruta poco consumida, pese a que cuenta con un gran número de propiedades. Esta fruta te interesará especialmente si realizas algún tipo de deporte, ya que afecta de forma muy positiva a tu rendimiento atlético.

Además, se puede tomar de diversas formas y es posible incluirla en muchos platos que consumimos de forma habitual. De todos modos, nosotros te recomendamos una excelente forma de hacerlo al final de este artículo.

Si todavía no conoces sus propiedades y beneficios, aún estás a tiempo. A continuación, analizamos el valor nutricional de esta fruta y la forma en la que repercute en el rendimiento atlético.

Valor nutricional de la granada

La granada es una fruta muy recomendada desde el punto de vista nutricional. Por cada 100 gramos de este producto, tan solo se encuentran 83 calorías, lo que la convierte en una fruta ligera.

Además, contiene un 1,67 % de proteínas y un 1,17 % de lípidos. El nutriente que contiene en mayor medida son los hidratos de carbono, que están presentes en un 18,7 %. 

Esta fruta también contiene un 4 % de fibra y un 12,6 % de azúcar. Aunque en menor proporción, también se encuentran nutrientes como el calcio, fósforo y magnesio y las vitaminas de los grupos C y B.

Tal y como puedes comprobar, se trata de un alimento muy completo y saludable, que puede tomarse de forma habitual. Ahora que ya conocemos su valor nutricional, toca profundizar sobre sus beneficios en relación con el deporte.

La granada y el rendimiento atlético

Como mencionamos, se trata de un alimento recomendado para cualquier tipo de persona por el gran número de beneficios que contiene. De hecho, a pesar de contener azúcar, también la pueden tomar en cantidades moderadas los diabéticos, ya que tiene un índice glucémico bajo. 

Aunque muchos no lo sepan, la granada beneficia el rendimiento atlético.

En cuanto a aquellos beneficios que interesan especialmente a quienes realizan deporte, también hay mucho para destacar. Después de leer todas sus virtudes, seguro que vas corriendo al supermercado para incluir este superalimento en tu día a día.

Gracias a su contenido en quercitina, la granada es perfecta para facilitar la recuperación muscular. Lo más adecuado es tomarla después de entrenar, ya que resulta ser un alimento muy completo.

Por un lado, ayuda a recuperarse del esfuerzo que se ha realizado. Por otro, contribuye a volver a nutrir de líquidos al organismo, que en ese momento se encuentra deshidratado.

Otro de los beneficios es que contribuye a la mejora del rendimiento deportivo. Dadas todas sus propiedades, la granada te ayudará a alcanzar antes las metas que te hayas propuesto.

Además, al contener un elevado número de antioxidantes, contribuye a la eliminación de toxinas y disminuye el daño celular. Estos son dos aspectos a tener en cuenta, porque son fundamentales para cualquier deportista.

También es importante destacar que la granada es rica en nitratos. No es habitual hablar de estos elementos y, en cambio, son muy importantes para los deportistas.

Explicado de una forma muy simple, podemos decir que los nitratos, una vez en el interior de nuestro cuerpo, se convierten en óxido nítrico. Este es capaz de dilatar los vasos sanguíneos y permitir así el paso de una mayor cantidad de aire. Como consecuencia, el rendimiento atlético es notablemente mayor.

Zumo de granada, una opción saludable y de rápida preparación

Ahora que conoces todos los beneficios de la granada, es momento de pensar cómo incluirla en tu plan de alimentación habitual. Lo puedes hacer de forma muy sencilla, ya que sus pequeños granitos se pueden añadir a cualquier ensalada o tostada, tanto dulce como salada. Además de ser muy saludable, la mezcla de sabores es exquisita, por lo que no te costará ningún esfuerzo tomarla.

El jugo de granada es una manera muy sencilla de incluirla en tu dieta cotidiana.

Otra recomendación es que la tomes en forma de zumo. Es una manera sencilla, rápida y muy efectiva de recuperarte del esfuerzo que has realizado.

El zumo de granada es una buena alternativa a las bebidas comerciales. Como pasa en muchas otras ocasiones, no es necesario complicarnos la vida con bebidas especializadas, ya que simples alimentos como la granada contienen muchas más propiedades.

Para concluir, el zumo de granada es perfecto para nutrir al cuerpo de todos los beneficios que hemos mencionado anteriormente, al mismo tiempo que lo hidratamos. Con todo esto, recuperamos también los líquidos que hemos perdido.