Por qué no debes saltarte el desayuno

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 28 febrero, 2019
Oriana Noguera · 28 febrero, 2019
¿Sueles incluir el desayuno en tus comidas diarias? Si no lo haces, estás a tiempo de cambiarlo, ya que se trata de un hábito realmente nocivo.

Tomar el desayuno tiene un gran impacto en nuestro desempeño durante el día. Más allá de ser una simple comida, resulta un factor importante para garantizar el bienestar del cuerpo. En el siguiente texto, encontrarás razones por las cuales no saltarte el desayuno.

Restar prioridad al desayuno está muy mal. Sin embargo, es algo que suele suceder. El ritmo de vida actual ocasiona que pongamos por encima al trabajo y otras actividades, en vez de cuidar de nuestro cuerpo.

Consecuencias de saltarte el desayuno, la comida más importante

Seguramente has leído o escuchado que el desayuno es la comida más importante que debemos realizar. En efecto, el desayuno es esencial para cumplir numerosos procesos del organismo, y a su vez preservar la salud.

Saltarte el desayuno y pensar que puedes comer algo más tarde es un error que puede estar afectando negativamente tu cuerpo. A continuación, te compartimos las razones por las cuales siempre debes desayunar:

1. Activa el metabolismo

Cuando despiertas luego de una noche de sueño, el nivel de azúcar en tu sangre es, naturalmente, bajo. El cuerpo ha estado usando las reservas de azúcar como combustible durante la noche, por lo que, al despertar, tu metabolismo está lento.

Al ingerir un desayuno nutritivo, el metabolismo se activa y los valores de glucosa comienzan a estabilizarse. Esto es significativo para adquirir energía y poder enfrentarte a las actividades de tu rutina. Además, activar el metabolismo es indispensable si deseas perder peso.

La importancia de desayunar saludable.

2. Ayuda al funcionamiento del cerebro

El cerebro es un órgano complejo, que requiere de diversos nutrientes para trabajar de manera adecuada. Por ello, algunas personas experimentan problemas para concentrarse o tienen un menor rendimiento si no desayunan.

Asimismo, desayunar optimiza el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso central, mejora la memoria y te mantiene activo.

3. Evita el mal humor

Seguramente has notado que, cuando no desayunas o tienes muchas hambre, te encuentras muy irritable y de mal humor. Esto se produce por dos razones:

  1. Falta de glucosa para el funcionamiento normal del cerebro.
  2. Liberación de hormonas de estrés para contrarrestar la falta de glucosa.

Por lo tanto, saltarte el desayuno te vuelve más propenso a estar molesto y estresado. De esta manera, desayunar adquiere más importancia para estar de mejor humor y poder lidiar de forma positiva con tus actividades del día.

4. Previene la inflamación

No ingerir la primera comida del día provoca que la inflamación aumente. Se debe a que tu cuerpo pasa demasiadas horas sin recibir alimento, lo que favorece la acumulación de gases.

Por otro lado, no desayunar y contribuir a la inflamación puede lentamente hacerte correr el riesgo de padecer diabetes u obesidaddado que afecta el rendimiento de tu metabolismo. A raíz de esto, es recomendable desayunar, y más todavía si es con alimentos ricos en fibra.

5. Obtienes vitaminas

Normalmente, los alimentos más comunes que se consumen en el desayuno, como huevos, jugo de naranja, frutas, leche y cereales contienen una gran cantidad de nutrientes y vitaminas esenciales para el organismo.

Este hecho significa que el desayuno no solo representa una buena parte de nuestro rendimiento, sino que también simboliza la obtención de elementos necesarios para mantener el cuerpo en condiciones ideales. 

6. Menor riesgo de diabetes

Al saltarte el desayuno, aumenta el riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Antes de esta comida, el organismo está en ‘modo hambre’, pues ha estado durante varias horas de sueño. De esta forma, no tomar el desayuno puede causar una caída en los niveles de azúcar, lo que trae consecuencias a largo plazo.

Cereales para desayunar.

¿Todos los desayunos son buenos?

Es significativo destacar que el mero hecho de desayunar no implica tener un metabolismo perfecto y un desempeño excelente. Se debe tomar en cuenta también qué ingieres en la primera comida del día.

Si consumes desayunos llenos de alimentos altos en aditivos químicos y calorías, no te estás beneficiando del todo. Lo más conveniente para ti es consumir alimentos que aporten más nutrientes que consecuencias perjudiciales a tu cuerpo. Entonces, puedes incluir a tus desayunos frutas, cereales, proteínas y vegetales.

Finalmente, recuerda que, si eres el tipo de persona que no le da importancia al desayuno, es hora de cambiar para tener una vida mejor. ¡Notarás los resultados en el corto plazo!