4 tips para desayunar como un experto en fitness

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 1 febrero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 5 febrero, 2019
¿Deseas conocer cuáles son los ingredientes para desayunar de forma saludable? No te pierdas las siguientes sugerencias.

Si estás llevando a cabo un estilo de vida saludable, encontraste el artículo adecuado. Aquí, vamos a explicarte cuáles son los alimentos que no pueden faltar en un desayuno para que comiences el día con las pilas cargadas y la energía suficiente para afrontar la jornada. Sigue leyendo y desayuna como un experto en fitness.

Te sorprenderá la gran variedad de desayunos que puedes elaborar con muy pocos ingredientes. Además, hay que tener en cuenta las diferentes variedades de un mismo alimento, ya que unas versiones pueden ser muy saludables y otras, todo lo contrario.

Consejos para desayunar como un experto en fitness

1. Fruta, un básico que no puede faltar

Si hay un alimento que no puede faltar en un desayuno fit, ese es la fruta. De hecho, los expertos recomiendan que se ingieran dos piezas a la hora del desayuno. Es importante que consumas la fruta entera y, si es posible, con piel. Esta es la forma de beneficiarte al máximo de sus propiedades.

Es por ello que no es recomendable tomarla a través de un zumo. De este modo, parte de sus nutrientes se pierden y, desde luego, no será tan beneficiosa.

Tomar fruta antes o después de comer.

Peor todavía es optar por zumos envasados. Debes saber que beber uno de estos productos no tiene nada que ver con consumir fruta. Los zumos envasados contienen una pequeña proporción de fruta y una gran cantidad de azúcar.

Más allá de estas observaciones, la fruta es la mejor forma de comenzar el día cargados de vitaminas y con la energía suficiente para afrontar todas las tareas que tenemos por delante, así como también el ejercicio físico que vayamos a realizar.

2. Frutos secos, otros protagonistas del desayuno fit

Los frutos secos también tienen que estar presentes en la primera comida del día. Debido a su cantidad de grasas, es importante tomarlos en pequeñas cantidades. De este modo, lograremos beneficiarnos de ellos sin ingerir un extra de este nutriente.

Puedes tomar frutos secos de diferentes formas. Si comerlos solos no te parece muy apetecible, puedes mezclarlos con yogur o cocinar un delicioso bizcocho fit. Recuerda que los frutos secos son una fantástica fuente de hidratos de carbono y grasas saludables. Además, existe una gran variedad, por lo que es imposible aburrirse de ellos.

Beneficios del consumo de frutos secos.

Lo único que debes tener en cuenta es que debes comprarlos al natural o tostados sin sal. Estas son las formas más saludables de consumirlos. En cambio, aquellas versiones saladas, aunque son más sabrosas, resultan menos saludables.

3. Avena, delicioso y versátil a partes iguales

La avena es uno de los ingredientes más utilizados en las recetas fitness. Esto no es casualidad, sino que se debe a que es un alimento muy versátil para cocinar; al mismo tiempo contiene muchas propiedades.

La avena es rica en fibra, proteínas y minerales, por lo cual es perfecta para aquellas personas que siguen un estilo de vida saludable. Lo mejor de todo es que es imposible que te aburras de ella. Puedes elaborar tortitas, galletas, barritas de cereales o tomarla mezclada con un yogur.

Los beneficios de la avena la vuelven un ingrediente ideal para los desayunos.

4. Huevo a la plancha, perfecto para elaborar tostadas

El huevo es considerado un superalimento. Esto se debe a que contiene grasas saludables, proteínas y vitaminas de los grupos A, B y D.

Puedes tomarlo a la plancha o cocido, ya que son las formas más saludables de cocinarlo. En cambio, si lo elaboras frito, estarás consumiendo una cantidad desorbitada de aceite, que arruinará tu entrenamiento y los objetivos que te hayas marcado.

Si por la mañana no tienes tiempo suficiente de elaborar un desayuno fit completo, el huevo será tu gran aliado. Puedes cocerlo previamente por la noche y guardarlo en la nevera. De este modo, solo tendrás que pelarlo y cortarlo en rodajas.

El huevo cocido es un elemento ideal para el desayuno.

Para tomarlo, puedes tostar una rebanada de pan integral y colocar encima aguacate y huevo. Otra opción es combinarlo con rodajas de tomate y un chorrito de aceite de oliva.

Como podrás ver, los desayunos fit no tienen porqué ser aburridos ni monótonos. Con los alimentos que te hemos presentado, puedes elaborar diferentes comidas con los que comenzar el día de forma saludable y cargado de energía. Gracias a su versatilidad, puedes tomarlos en diversas versiones, que tendrán en común un montón de beneficios.

  • Sánchez, J. A., & Serra Majem, L. (2000). Importancia del desayuno en el rendimiento intelectual y en el estado nutricional de los escolares. Revista Española de Nutrición Comunitaria. https://doi.org/10.1016/j.physbeh.2014.11.024