Meriendas de proteínas para picar entre horas

Virginia Duque · 30 julio, 2018
Vemos una forma distinta de tomar proteínas, es posible consumirlas en forma de snack para matar el hambre y a la vez complementar nuestra nutrición

Uno de los nutrientes que más necesitamos los deportistas son sin duda las proteínas. Por eso nos encanta comer proteínas a todas horas, pues sabemos que nos darán energía y también ayudarán a que nuestros músculos se mantengan en forma. ¿Quieres conocer algunas meriendas de proteínas que puedes tomar sin preocuparte?

Meriendas de proteínas para calmar el gusanillo

Bizcocho de proteínas

El estilo de vida saludable cada vez está más extendido entre aquellos que quieren cuidarse. Por ello, en el mercado hay distintas opciones de bizcochos de proteínas que son increíbles para darte un capricho y no añadir extras a tu dieta.

Si no los encuentras o crees que son demasiado caros para tu bolsillo, también puedes hacerlos en casa. Es sencillo, solo sustituye la harina por avena en polvo o salvado, el azúcar por miel o sirope de agave y agrega proteínas del sabor que te guste. Puedes poner unos frutos secos para decorar.

Bizcocho de yogur.

Galletas con queso

Unas galletas integrales o de proteínas o avena, con unas rebanadas de queso tricota, puede ser una merienda saludable que te quitará el hambre y te permitirá seguir dentro de tu estilo de vida saludable.

Batido de frutas natural

Hoy en día puedes encontrar distintas frutas congeladas con las que hacer un batido delicioso y fresco. Si le agregas leche baja en grasa y proteínas en polvo, tendrás una merienda que te ayudará a no tener hambre hasta le cena, o incluso hasta el día siguiente.

Si quieres usarlo como sustituto de la cena, añade un poco de avena y miel o sirope de agave si quieres para hacerlo más completo.

Yogur griego

Aunque los yogures tienen grasa también tienen un alto contenido de proteínas. El griego, particularmente, tiene 17 gramos de esta por cada envase, además de vitamina B-12 y calcio. Para complementarlo puedes añadir unas nueces que te aportarán hidratos y más proteínas.

Comer un yogur.

Huevos duros

Los huevos son una fuente de proteína increíble y por tanto una merienda muy apta para calmar el apetito y no añadir calorías extra pues cada uno tiene unas 75 calorías. Puedes acompañarlo con unas lonchas de pechuga de pavo frío.

Edamame

Son granitos de soja muy fáciles de preparar a los que solo tendrás que agregar un poco de sal una vez que estén cocinados y eternos en una bolsa que podrás llevar donde quieras. Cada taza de este vegetal contiene unos 15 gramos de proteínas.

Pipas de calabaza

Intenta que no sean fritas sino horneadas con un toque de sal. Si no, puedes hacerlo tú mismo en casa. Cada taza contiene 12 gramos de proteínas y te saciarán hasta la próxima comida.

Humus

Aunque el principal ingrediente del humus son los garbanzos y tienen un alto contenido en carbohidratos, también son una fuente de proteínas muy válida. El humus es una merienda excelente para aportarte proteínas y mantenerte en línea.

Hummus con palos de hortaliza.

Para comerlo olvida el pan y escoge vegetales como el apio, el pepino y la zanahoria.

Carne de pavo

La pechuga de pavo frío es excelente como merienda de proteínas. Puedes meterla en un pan fino tipo thins bajo en calorías y combinarlo con lechuga y tomate e incluso un toque de mayonesa light.

Ensalada de atún

Atún con tomate, pepino, cebolla morada y un poco de maíz es un plato delicioso que saciará tu apetito y te aportará todos los nutrientes que necesitas.

Ensalada de atún.

Queso cottage

El queso cottage es bajo en calorías y tiene un alto nivel de proteínas, unos 16 gramos por cada 100. Puedes comerlo solo o con un poco de miel si lo quieres con un toque dulce, o con tomate o pepino si lo prefieres salado.

Solo necesitas un poco de imaginación y conocer los alimentos más baos en calorías pero con más contenido en proteínas. Así podrás tener meriendas de proteínas sanas y deliciosas como las que te hemos citado anteriormente.