Descubre qué es la nutrición holística

Aitana González Díaz · 27 mayo, 2018
Este tipo de alimentación no entiende la dieta como algo finito, es decir, no pretende formar parte de dietas con una duración determinada sino enseñarte a nutrirte de manera íntegra y adecuada

Actualmente, existen infinidad de formas de alimentarse, en este caso vamos a profundizar en una tendencia que se fundamenta no solo en nutrir el cuerpo, sino también la mente y las emociones, la nutrición holística.

Nutrición holística

La nutrición holística es un sistema de vida que entiende la alimentación como un todo, involucrando los aspectos físicos, emocionales o espirituales como un conjunto. Pero aún consideradas dichas partes de manera separada, observa el sistema como una sinergia entre ellas y no la individualidad de cada una.

Dicho sistema de nutrición aparece con el fin de acabar con el actual estilo de vida que tantos problemas de salud nos esta causando, basándose en una nutrición natural y más adecuada para nuestro organismo.

Dieta semanal saludable.

Principios esenciales

La nutrición holística recomienda el consumo de alimentos sanos, orgánicos, frescos y de temporada. Aconseja incluir frutas y hortalizas de diferentes colores, así como una mayor cantidad de proteínas de origen vegetal, como las presentes en granos, cereales y semillas en especial los que estén germinados.

También se incluyen frutos secos, tés e infusiones de hierbas medicinales, algas y especias como cúrcuma, jengibre, pimienta, canela y clavos, entre otras.

Además también pone atención a las técnicas culinarias saludables, de forma que se puedan conservar la máxima cantidad de nutrientes y, por tanto, las propiedades  de cada alimento.

Este tipo de alimentación se fundamenta en escuchar al cuerpo y aprender de él, es decir, aprender a alimentarnos de manera que le siente bien a nuestro organismo y dándole en cada momento lo que necesita.

De está manera, se intenta evitar todo tipo de antojo y mal hábito alimentario, ya que el cuerpo se adapta y evita los desequilibrios nutricionales.

En adición a todo esto es preciso destacar tres pilares:

  1. Comer de todos aquellos grupos de alimentos nombrados, siempre priorizando vegetales, cereales y frutas y las proteínas de origen animal.
  2. No pasar hambre. El volumen de cada comida tiene que estar adaptado a nuestro organismo.
  3. Realizar ejercicio físico. Nos ayuda tanto a bajar de peso como a mantenernos en un peso saludable, además de ayudarnos a mejorar la salud integral.

Cómo es la nutrición holística

Cómo ya se ha comentado antes, la nutrición holística entiende la alimentación como un todo, teniendo en cuenta aspectos emocionales, espirituales y físicos.

Dieta macrobiótica.

Aunque para todo individuo esta base sea la misma, y la dieta se componga de los mismos alimentos, bien es cierto que las necesidades energéticas y nutricionales de cada uno serán diferentes. 

Por tanto, antes de comenzar a comer sin control, tenemos que fijar cuales son nuestras necesidades. Una dieta holística debe componerse definitivamente de:

  • Proteínas mayormente de origen vegetal
  • Hidratos de carbono que encontramos por ejemplo en cereales y legumbres, como principal fuente de energía.
  • Grasas provenientes de aceites vírgenes y frutos secos
  • Frutas y verduras para un buen aporte de vitaminas, minerales además de fibra, muy importante para el sistema digestivo.

Otras consideraciones

Las preparaciones culinarias como ya se ha ha nombrado, deben ser simples. Cuanto menos elaborados y menos productos procesados conformen nuestras comidas, mejor serán para nuestro organismo, tanto en un principio físicos como emocionales.

Muy importante también recordar que será la clave para conocer nuestro cuerpo y sabremos que necesita en cada momento, es decir, seremos conscientes de lo que nos aporta cada alimento y las elecciones siempre serán beneficiosas.

Del mismo modo que se habla de ejercicio físico, el organismo también precisa de descanso para estar sano, por lo que el este principio será indispensable para este estilo de vida.

Por último y no por ello menos importante, ya que como bien se ha comentado este sistema entiende a la persona como un todo, debemos relacionar nuestro cuerpo y nuestra mente con la naturaleza.

El actual estilo de vida nos resta tiempo de contacto con el exterior y esto en muchas ocasiones puede ser un factor determinante asociado a un mayor riesgo de diferentes patologías.

Conclusión

El fin último de la nutrición o alimentación holística es el de educar a las personas de modo que aprendan a alimentarse de manera adecuada y personalizada de tal manera que podamos cuidarnos a largo plazo.

Además de identificar y luchar contra los factores que están originando tantos problemas en nuestra salud, con lo que a la alimentación respecta.